Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Acer palmatum: especies y colores otoñales
30-11-2016 16:26
Autor:
Jesús-Sierra

El árbol que voy a presentar es uno de los más característicos del otoño, ha enamorado a millones de personas con sus tonos otoñales rojos y amarillos, alfombrando el suelo. Pero, también, porque es un arbolito para jardín de crecimiento lento y de follaje compacto dando sus hojas de cinco a siete lóbulos una elegancia y belleza extraordinaria transportándote a rincones de su localidad natal. Son atractivos todo el año, cuando se quedan sin hojas dejando desnudas sus ramas y se deja ver sus escultóricas y arquitectónicas formas y en primavera brotando con tonalidades rosadas, verdes lima, amarillentos tornándose a verdes o a rojizas en verano.

Su nombre científico, Acer, viene del latín y significa afilado, por la forma que suelen tener sus hojas, su madera es dura y apreciada para todo tipo de usos. Es uno de los árboles más populares del mundo y es utilizado en la bandera, por ejemplo, de Canadá.

IMG_2169.JPG

Existen más de 100 plantas pertenecientes al género Acer, en este post vamos a centrarnos en las variedades del Acer palmatum o conocido también como el arce japonés. Suelen ser árboles de porte pequeño a mediano, llegando algunos a los 12 metros de altura. Son caducifolios tornándose de llamativos colores con gamas muy amplias. Suelen gustar mucho por su capacidad ornamental y paisajista. Son originarios de Japón, Corea del sur, algunas regiones de China,

Las variedades más comunes de Acer palmatum son:
1. Acer palmatum dissectum, esta variedad suele presentarse injertada a cierta altura siendo su porte, de normal, pequeño. Es considerado también un arbusto en función de su desarrollo, de altura no más de 2 metros y unos tres metros de ancho. Esta variedad prefiere más las exposiciones de semisombra y no es muy amiga de largas exposiciones al sol. Su porte suele ser en forma de paraguas desde su injerto, con la copa globosa pendular en los extremos. Su follaje es muy elegante con tendencia a tonos rojizos, verdes o púrpuras. La forma de las hojas son palmadas y alargadas. Dentro de esta variedad hay varias variaciones con tonalidades verdes y rojizas. Es ideal para macetones.

Acer 2.jpg

2. Acer palmatum atropurpureum, es una de las variedades más comunes y está muy justificado ya que sus hojas visten de color rojo tanto en primavera como en otoño, tornándose verde en verano. Puede alcanzar los 4 metros de altura o un poco más, por ello le gusta la semisombra, con algo más de exposición de sol que la anterior variedad. Sus ramas son muy largas y dan sensación de un paraguas natural. Este árbol es de crecimiento lento y lo más llamativo son las tonalidades de las hojas en otoño, rojizas y púrpuras, que lo convierten en un ejemplar muy apreciado. Es ideal para jardines pequeños. Necesita riegos espaciados, pero que el sustrato este húmedo y que drene muy bien.

acer 5.jpg

3. Acer palmatum “osakii”, esta variedad puede alcanzar los 12 metros de alto y 5 de ancho. Es de crecimiento medio y porte aparasolado. Soporta bien el sol intenso y el frío. Prefiere, como todos, los suelos ácidos y bien drenados. Las hojas palmadas, pequeñas, vistosas y uniformes, al brotar son rosadas y, posteriormente, pasan a un verde pálido que evoluciona al amarillo rosado y rojo intenso en otoño.

4. Acer palmatum “osakazuki”, es un arbolillo espectacular por su rojo papel de las hojas en otoño. Prefiere más el sol que otras variedades de porte más bajo ya que puede alcanzar los siete metros de altura. Junto con otra variedad la “seiryu” es uno de los más recomendados para la zona mediterránea, aunque no hay que olvidar protegerlo de las corrientes de aire y proporcionarle humedad.

Acer.jpg

A pesar de que los arces japoneses son muy resistentes, su follaje es muy vulnerable a las heladas, al viento y a la exposición al sol fuerte de verano que puede producir quemaduras en las puntas de las hojas, secándose o marchitándose. Para evitarlo, coloca el arce en un lugar orientado al norte o nor-este, sin corrientes de aire. Y sobre todo les encanta el riego con agua blanda, esto es fundamental y los sustratos ácidos. Hay más variedades, cada año, aparecen nuevas hibridaciones, en el post he puesto las más comunes. No debes confundirlos con los Acer japonicum, son muy parecidos y de características similares, aunque estos tienen portes más estrechos y el tamaño de las hojas más pequeño.

Si te ha parecido interesante este artículo y te has propuesto realizar tus propios proyectos en tu jardín, te animo a subirlo en la sección de Proyectos. Y si tienes cualquier duda siempre puedes consultar en los Foros de Jardín, donde puedes compartir con todos los aficionados al mundo de la jardinería tus inquietudes.

1 Comentario
sergitopo
Oficial de Bronce

Muy buenas:

Buen análisis, pero quisiera hacer una puntualización. Esta especie es sensible a la cal del agua que puede obstruir los capilares de las raíces por los que se alimenta, por lo que lo ideal para quien pueda es que tubiera una reserva de agua de lluvia, agua descalcificada o directamente de osmósis.

Es un árbol que en la naturaleza vive en el sotobosque por lo que el sol directo no le va lo más mínimo.

Recordar que el mejor abonado que le va es el de materia orgánica que a principios de primavera una buena carga en el terreno, hará que brote con muchísimo vigor y con un color rojo-rosado expectacular.

 

Saludos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?