Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Alfombras orientales, un clásico en tu casa
13-01-2015 13:59

Tengo que reconocerlo, hace unos años cuando empecé a ser una fanática de la decoración y veía a mi madre colocando en nuestro salón esas grandes alfombras de lana, con motivos orientales, yo pensaba “esto no lo pondría nunca en mi casa…”. Inocente de mí, han pasado los años y me encuentro escribiendo sobre las alfombras orientales, porque cada día me gustan más, y porque estoy convencida de que finalmente voy a poner una en el hall de mi casa. ¿Os ha pasado alguna vez que habiendo renegado de ciertas cosas, con los años habéis caído y lucen en el mejor rincón de vuestra casa? 

Lo cierto es que la historia de las alfombras orientales es digna de una película, ya que hace más de 2.000 años que empezaron a tejerse. Los pueblos nómadas las utilizaban para protegerse de los duros inviernos del desierto, y además decoraban sus tiendas con ellas. Podemos decir que era su forma de expresión artística.

El tejido de alfombras es todo un arte transmitido de padres a hijos y como todo arte también tiene sus secretos. Cada familia tenía su propia colección de alfombras, que iba aumentando cada año y al considerarse como una inversión, si en algún momento pasaban penurias económicas, sabían que contaban con la venta de las alfombras para subsistir.

Este tipo de alfombras tejidas a mano, reciben su nombre del lugar donde se han hecho, o del grupo étnico que las ha realizado. Si vamos a comprar una Alfombra Oriental, nos van a hablar de varios tipos: las persas (las más conocidas e importantes), las afganas, pakistaníes, indias, chinas...

Hay diversas características que nos ayudan a determinar la calidad de las alfombras orientales como son: el tipo de nudo, el número de nudos por metro cuadrado, la dificultad del diseño… siempre teniendo en cuenta su origen artesanal y que al ser hechas a mano pueden presentar irregularidades en el color, los dibujos…que aún las hacen más originales e interesantes.

El material más común para su tejido es la lana de oveja, aunque también podemos encontrar otros materiales como son el algodón, la seda y el pelo de cabra en las alfombras.

El tintado de las fibras es un proceso totalmente artesanal y se hace con tintes naturales, sacados de insectos, cáscaras, vegetales…

Hoy en día podemos encontrar alfombras orientales en una orquilla de precios bastante interesante, y no todas son tan serias o clásicas como a veces nos imaginamos. En las revistas de decoración, protagonizan las entradas de las casas, ocupan un lugar central en salones, estudios, a los pies de la cama ¿y por qué no en el baño? Los kilim por ejemplo, como el que veis en la foto de arriba, son un poco más informales, dan el toque étnico y se ajustan a decoraciones más modernas. Reconozco que son mis favoritos.

Recuerda que si deseas colocarlas en zonas de paso, no es conveniente que la alfombra sea de colores muy claros.
Si quieres hacerte una idea de las múltiples opciones que puedes encontrar te invito a entrar en el siguiente enlace de nuestra página web y podrás buscar la que más te guste entre una gran selección de modelos, precios y medidas:

Catálogo de alfombras orientales

¿Qué opinas tú de las Alfombras Orientales? ¿Te gustan? Si te encantan y ya tienes alguna en tu casa, te invito a que subas las fotos a nuestra Galería de Proyectos para mostrárnoslas.

 ¡Hasta la próxima!

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?