Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Bonsáis, 10 claves para iniciarte en este arte milenario
13-04-2015 09:42
Autor:
AnaMdeBenitoM

Los bonsáis son árboles de origen japonés que, por sus características fácilmente moldeables, han creado todo un arte de cultivo a su alrededor. Mediante técnicas de jardinería, es posible reducir su crecimiento o crear formas a tu antojo.

Hay muchas especies distintas y cada una requiere unos cuidados diferentes. Si quieres iniciarte en este arte milenario no debes dejar pasar estos 10 consejos:

 

  1. Antes de tener un bonsái, debes decidir si estará en interiores o exteriores. Si el bonsái va a vivir en interiores, esto limitará las opciones a árboles tropicales. En cambio, si va a vivir en exteriores es recomendable elegir una especie autóctona.
  2. Puedes conseguir uno en una tienda o cultivarlo tú mismo mediante semillas o esquejes, pero has de saber que, si eliges esta opción, tardarás entre 3 y 5 años en poder llegar a modelarlo totalmente.
  3. Una buena poda una vez al año es crucial para mantener los árboles miniaturizados y para darles forma. Ésta ha de hacerse preferiblemente en invierno y a principio de la primavera, son las estaciones más adecuadas para esta tarea. Es imprescindible que elimines ramas con giros y vueltas antinaturales, ramas desproporcionadamente gruesas o, si dos ramas nacen a la misma altura del árbol, debes deshacerte de una de ellas.
  4. Otra técnica importante es el alambrado con aluminio anodizado que debes enrollar cuidadosamente alrededor de las ramas para formarlas. El invierno es la época más recomendada para esta técnica, pero no olvides quitar el alambre cuando se clave en las mismas ramas.
  5. Un sustrato con buen drenaje es muy importante para la vida del bonsái. Para mantener sano tu bonsái, ha de ser un drenaje rápido. Necesitarás un sustrato específico, bien suelto y granulado.
  6. Evita regar tu bonsái en exceso: sus raíces pueden pudrirse, lo que es una de las causas más comunes de su muerte. No necesitan riego diario, sólo debes regarlo si el suelo está seco por la parte superior. Ésto puedes comprobarlo fácilmente poniendo la yema de tu dedo sobre la superficie de la tierra. No olvides que las plantas suelen pudrirse más frecuentemente por exceso que por falta de riego.
  7. Trasplanta tu bonsái cada dos años para asegurar que el cepellón del árbol no se convertirá en una maraña de raíces y tierra endurecida.
  8. Elige un tiesto adecuado. Debe ser ancho y de poca profundidad, y ha de tener agujeros en la parte de abajo para un buen drenaje. Eso sí, no olvides cubrirlo con una malla o rejilla para que el sustrato no se salga por estos agujeros.
  9. Hecha fertilizante regularmente a tu bonsái para ayudar a su crecimiento y mantenimiento. Al vivir en macetas pequeñas y con poco espacio, tendrá pocos nutrientes disponibles que debemos compensar.
  10. No te olvides de hidratar tu nuevo bonsái, una tarea indispensable para comenzar con este arte milenario. Debes introducir el bonsái con su tierra y su tiesto en un envase grande con agua hasta que ésta llegue a más de la mitad de la altura del tiesto. Se trata de que el agua entre por los boquetes del drenaje hasta que la tierra llegue a su punto de saturación. Esta tarea no te llevará más de 15 minutos cada día.

¿Orgulloso del resultado? No olvides compartir y subir las fotos a la Galería de Proyectos.

 

Información de interés:

¿Qué tipos de flores medicinales existen y cuáles son sus propiedades curativas?

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?