Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo fomentar la comunicación con mi hijo adolescente?
14-07-2017 16:53

La adolescencia es una etapa de transición y cambios, en la que se forja el carácter y se van sentando las bases de lo que seremos de adultos. Como en toda etapa de cambio, el miedo a lo desconocido se manifiesta en muchos adolescentes, los cuales se encuentran perdidos y desconcertados. En la vida de los hijos los padres son un pilar muy importante, pero especialmente en la adolescencia es cuando más cerca se debe estar de ellos.

La tendencia general en la pubertad es la ausencia de comunicación con su círculo familiar más cercano, por eso en este post te doy una serie de pautas para fomentar la comunicación con tu hijo adolescente.

jovenes.jpg

¿Cómo fomentar la comunicación con tu hijo adolescente?

La comunicación no fluye de forma mágica entre las personas y menos con los adolescentes, por lo que debes fomentar esa comunicación desde la niñez, preguntándoles por lo que les está sucediendo de forma espontánea. Si has puesto en práctica una escucha activa, te costará menos acercarte a ellos. Hay una serie de claves en la comunicación con los adolescentes, a continuación, te resumo las más importantes.

1. Ten paciencia. Seguro que no es una novedad, y seguro que ya lo has experimentado, en esta etapa necesitarás buenas dosis de paciencia. Para ellos la vida va a otro ritmo, para los padres la vida significa responsabilidad y muchas veces un ritmo trepidante. Por ello deberás practicar la paciencia ante sus malas contestaciones, o la dejadez ante las tareas que les encomiendas. 

2. Respeta su intimidad. Ellos decidirán hasta donde quieren contarte y hasta qué punto te quieren hacer partícipe de su intimidad. Cuando te cuenten algo personal, respeta su decisión de no contarlo a terceras personas. Si en algún momento tu hijo te confía algo en lo que no estás de acuerdo, no lo critiques de manera sistemática. Intenta ofrecerle otras alternativas y hazle ver a ver los aspectos negativos. A los adolescentes les gusta tener su espacio personal, dentro de tus posibilidades intenta proporcionarle un espacio para el solo. Te puede ayudar el post para transformar su habitación tus hijos crecen transforma su habitación.

jovene 1.jpg

3. Escúchales. Predisponte a escucharlos, la única forma de saber y conocer sobre su vida es escucharlos de forma activa. No los juzgues y deja que expresen sus problemas. La mayoría de los padres se quejan de que su hijos no los escuchan, pero tú tendrás que poner en práctica esta habilidad con ellos, no te escandalices ante las cosas que te confíe, ya que de esa manera conseguirás que se cierre y se rompa la comunicación con él. 

4. Negocia con ellos. Esto es muy importante para evitar enfrentamientos y discusiones. La paga de la semana, los horarios de salidas y regresos o los estudios son temas susceptibles de negociación. No impongas tu criterio sin escuchar lo que ellos quieren proponer. Es importante tener claro el objetivo que quieres conseguir con la negociación, y a ellos debe quedarles muy claro lo negociado. La práctica de la negociación será una herramienta muy útil para su vida adulta.

5. Cambia la forma de hablarles. Ya no son unos niños, por lo que no tienes que hablarles como tal. Aunque todavía no sean adultos, hablarles como si lo fueran les ayudará para empezar a serlo. Los adolescentes no admiten bien las imposiciones, por lo que intenta que tus palabras suenen a consejos y no a órdenes. Por ejemplo, diles "me gustaría que hicieras" en lugar de "haz esto". No destaques solo lo negativo, refuerza con comentarios positivos las cosas bien hechas.

DSC_0108.jpg

6. Dedícales tiempo. Muchas veces los padres no dedican demasiado tiempo a preocuparse por los hijos. Intéresate por conocer su vida: sus aficciones, sus sueños, los amigos que tiene, etc. Aunque no lo creas, agradecerán tu interés por sus cosas. Puedes fomentar conversaciones informales que te ayudarán a mejorar la comunicación con él.

7. Dales confianza. Hazles sentir que te tendrán siempre que lo necesiten, que tu hogar es su hogar. Parece algo muy lógico y evidente, pero hay casos en los que un hijo, por ejemplo, no tiene suficiente confianza para llevar amigos a casa. Dejar que se traigan a sus amigos es una manera de conocer de cerca con quién se relaciona tu hijo.

8. Indaga en sus necesidades. Dentro de tus posibilidades, debes proporcionales los medios necesarios para que puedan llevar sus tareas a cabo. Crear una habitación adecuada a sus necesidades es un punto clave. Puedes inspirarte con el proyecto transforma una habitación vieja en un bonito estudio, y con este artículo sobre la luz adecuada para habitaciones de estudio.

Todas estas pautas y recomendaciones sirven para adolescentes sin problemas de comportamiento o que no tengan un caracter díficil, ya que en estos casos sería recomendable consultar con un psicólogo u orientador familiar. 

6 Comentarios
Estrella725
Aprendiz de Bronce

Gracias por el artículo, es muy bueno. 

Animador

Gracias. 

paola14
Aprendiz de Bronce

Me encanta este articulo!!Muy útil!!!

Animador

Como madre que soy y como adolescente que he sido, te puedo decir que estoy totalmente de acuerdo con todas las pautas que has marcado, fundamental crear desde la infancia ese vínculo de confianza, amor y respeto. Enhorabuena @elisabethmedran

cristinamorote
Aprendiz de Plata

Muy interesante el artículo!!! muchas gracias @elisabethmedran

Animador

Gracias, la que nos espera¡¡¡

 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?