Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cómo ordenar tu casa: el método Konmari
14-12-2016 10:51
Autor:

El orden es necesario para poder disfrutar de la tranquilidad y eficiencia en nuestra vida diaria y más, si lo aplicamos a nuestro hogar que es el lugar dónde pasamos más tiempo. Una casa ordenada elimina el estrés y los agobios que nos arrastran al caos mental y nos proporciona bienestar, seguridad y autocontrol. El orden nos ayuda a concentrarnos y nos ofrece el espacio que necesitamos en nuestro hogar y en nuestra cabeza, de esta manera aprendemos a liberarnos de "trastos" inútiles. A continuación, te voy a hablar acerca de un método excepcional para ordenar tu casa de forma rápida y eficaz y sin volver a recaer en el desorden. ¿Cómo ordenar tu casa? Te propongo el método Konmari.

Konmari entrada.jpg

Cómo ordenar tu casa: el método Konmari

El método Konmari cambiará por completo tu visión de cómo ordenar tu casa y te ayudará a deshacerte de las cosas que ya no necesitas, de esta forma te olvidarás del desorden para siempre. Te voy a explicar las 6 pautas que debes seguir al pie de la letra para lograr ordenar tu hogar definitivamente convirtiéndolo en un lugar refrescante y minimalista:

1. Cuando empieces a ordenar, nunca debes dejarlo a medias

Este es el principal error que cometemos todos y cada uno de nosotros, sin excepción. Si abandonas a media tarea, la pereza, la desgana y el tedio te embargarán y ten por seguro que ya no continuarás ordenando nada más. Esta situación te frustrará más de lo que estabas y te irritará bastante. Si realmente quieres acabar con el desorden, ponte manos a la obra sin pensar, sin pararte y lo más rápidamente posible. No es válido ordenar poco a poco o seleccionar qué quieres o no quieres ordenar, y no debes discriminar espacios. Eso sí, cuando termines podrás celebrarlo por todo lo alto porque ten por seguro que ya no volverás atrás.

Konmari 2.jpg

2. Debes ordenar por categorías

Nuestro error es ir ordenando estancia por estancia y eso nos agobiará bastante al descubrir que sí,  que hemos terminado con una habitación, pero las demás siguen siendo leoneras. Es como volver a empezar de cero y esto hace que comencemos a volvernos perezosos. Por este motivo, lo adecuado es que ordenes por categorías, como sería por ejemplo, comenzar a ordenar toda la ropa pero de toda la casa. A continuación te voy a dar la lista de categorías que propone el método Konmari. Van de menor a mayor dificultad:

  • Ropa. Ordena la ropa que realmente necesites y deshazte si miramientos de toda la demás.
  • Libros. Quédate aquellos que valores y te vayan a proporcionar lo que necesites y deshazte de los que no te aportan nada.
  • Papeles. Conserva los imprescindibles e importantes. Todo lo demás ¡A la basura!
  • Objetos variados. En esta categoría puede entrar de todo, desde cámaras de fotos, gafas, lápices, cuadernos... Los más variopintos objetos aparecen por doquier ocupándolo todo y ocultando lo que realmente necesitas: orden.  En esta categoría descubrirás que casi la eliminarás al 100%. ¡No tengas miramientos!
  • Objetos sentimentales. Aquí me podría extender hablando de cuáles tienen más apego, cuáles son más cercanos porque eran de alguien especial... y un larguísimo etc. Pero podemos filtrar de una manera tan sencilla, que resulta hasta increíble. Hazte esta pregunta: ese objeto que estás pensando en quedarte y volver a dejar en ese rincón otro año más ¿Te hace feliz? ¿Qué sientes cuándo lo ves o lo tocas? ¿Alguno de ellos te hace feliz y hace que te sientas bien? Si la respuesta es sí a alguno en concreto, sea lo que sea, no lo dudes ni un momento, quédatelo. Si dudas en la respuesta o directamente la respuesta es no ¿De verdad quieres algo que no te aporta nada?

Konmari 5.jpg

3. Ordena sin motivación

Esta afirmación puede resultar algo confusa o "rara", hacer algo sin motivación es hacer algo sin ganas. En esta caso, se refiere a que que cuando te decidas a ordenar y organizar tu casa, no lo hagas debido a que se acerca una fecha importante: visitas, cena, reunión de trabajo o un viaje. Es el momento en el que tu cabeza debe estar pensando en lo que se le avecina y no en ordenar nada. Además, hacerlo con este tipo de motivaciones, provoca que lo hagamos mal, a desgana y a medias y una vez que se pasa el momento importante, ya no nos interesa el orden: desaparece la motivación. Es por ello que debes ordenar sin ninguna motivación que no sea la del simple hecho de ordenar.

4. Ordena tú solo

En esta parte del proceso de orden, nunca debes dejar que nadie presencie lo que haces. ¡Nunca! El trabajo que hayas adelantado y logrado y el orgullo de haberte deshecho de todo lo que no te hacía sentir bien, se te puede ir por los suelos con solo una mirada o una palabra. Lo típico que escucharemos, además de la mirada escandalizada, de desaprobación o de sorpresa, es lo siguiente: "¿Vas a tirar todo eso?" "¡Esa ropa está nueva!" "¡Eso es un regalo, los regalos no se tiran!" o "Pero si esto es precioso..." ¿A qué te suenan todas y cada una de estas expresiones? Todas ellas te harán sentir culpable, tus ánimos comenzarán a decaer y acabarás por quedarte cosas que realmente ni necesitas ni quieres.

Konmari 6.jpg

5. No des nada a nadie

A veces nos sentimos culpables al tirar algo y creemos que nos anima y reconforta el hecho de dárselo a otro. Primero aprende a diferenciar entre regalar algo que a otro le gusta o que realmente necesita, y "obligar" a otra persona a que acepte lo que tu no quieres solo porque no te atreves a deshacerte de ese objeto definitivamente debido a tus remordimientos. Lo que sí puedes hacer es preguntar primero, antes de comenzar con el orden, qué necesita esa persona y si por casualidad aparece entre tus cosas y no es algo que quieras, entonces sí puedes entregárselo, ya que solo entonces le será útil o lo hará feliz.

6. Deshazte primero de las cosas que no quieres

Un error que cometemos en pleno proceso de organización, es comenzar a guardar sin haber terminado de eliminar todo lo que no nos hace falta. Primero deshazte de lo que no quieres y luego guarda lo que sí quieres o necesitas, y siempre debes hacerlo en este riguroso orden. Si no respetas este punto, corres el riesgo de desmotivarte ya que comienza a ralentizarse las tareas y existe un alto riesgo de abandono de las mismas.

Konmari 4.jpg

Debes conocer el significado de cada objeto para descubrir su verdadero propósito. El mundo del orden es un lugar mágico si logras dar con todas las soluciones, pero se puede convertir en un sitio aterrador, en tu propio hogar, si dejas que cada objeto pierda su sentido y se te vaya de las manos.

Si te ha gustado este post, seguramente te interesará ¿Cómo ordenar baños estrechos?, 4 trucos que te ahorrarán tiempo y espacio y ¿Cómo,ordenar en baños largos?. Si te has quedado con alguna duda, podemos ayudarte en nuestro Foro de la Comunidad y si te animas, comparte con nosotros todas tus ideas y proyectos en nuestra estupenda sección de Proyectos.

7 Comentarios
Animador

Es hora de hacer cambios, a ordenar  se ha ducho.Gracias @Didi seguiré tus consejos

Animador

Yo necesito vacaciones Jajajaja para ordenar @Didi.

Animador

¡Pero tienes que estar sola en casa! ¿ Puedes? Jajajajaja 

Si lo consigues, sube el paso a paso @EvaGarrido

Un abrazo

Colaborador

Muy interesante, hay que ponerlo en practica.

july
Oficial de Bronce
Espero animarme
Rubita35
Aprendiz de Bronce

A mi me cuesta mucho tirar o dar cosas o ropa q no me la pongo nueva. Es importante este artículo, lo tengo que poner en práctica. Un saludo

Animador

Muy interesante @Didi,  a ordenar se ha dicho!!!

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?