Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Casas del mundo
11-04-2016 14:51
Autor:

Cruzar un simple umbral separa dos mundos, el del interior de nuestra casa, de nuestro hogar, y aquel que queda fuera. Es un simple paso, apenas unos centímetros, que nos empiezan a alejar de la seguridad de nuestro pequeño y mundano remanso de paz y seguridad.

A lo largo y ancho de nuestro planeta tenemos multitud de tipos de casas. Las hay grandes y pequeñas, bajas y altas, de madera, metal u hormigón... En este post analizamos algunos tipos muy conocidos de lugares muy diversos de nuestro mundo. No es lo mismo vivir en al estepa que en la Irlanda post-industrial. ¿Me acompañas en este viaje?

El clima y la geografía son factores determinantes

Pero no todas las casas son iguales, difieren en muchas variables. Podríamos mencionar los materiales con que se construyen, la dimensión con la que cuentan, la forma elegida para su levantamiento… Sin embargo, por encima de esas casuísticas es clave hablar del lugar donde se erigen, ya que este impone unas condiciones climáticas y geográficas y una tradición constructiva que en muchas ocasiones llevan automáticamente a unas formas y materiales. 

Las casas de zonas calurosas con mucho impacto de sol, tendrán controlada la entrada del astro rey mediante ventanas más pequeñas. Las de zonas frías, tendrán amplios ventanales y lucernarios, bien aislados con muchas capas, para que entre cuanto más sol mejor. Los hogares en sitios con muchas lluvias, tendrán tejados con fuertes pendientes para desaguar rápidamente el agua. Y así podríamos seguir. Mira aquí cómo construir una casa. Pero vamos a centrarnos en algunos arquetípos.

Casas del mundo: arquetipos 

 1.- Blancura mediterránea

casasdelmundo1.jpg

¿Quién no recuerda los típicos paisajes ibicencos, andaluces o griegos y piensa en la blancura de sus casas? Sin duda, hay diferencias entre esas arquitecturas tradicionales de casas. La ibicenca es la más radical, con formas más puras. La griega incorpora el azul a sus puertas, carpinterías y a sus magníficos tejados. Y, por último, la andaluza, con sus cubiertas de teja cerámica, sus típicas rejas y sus patios adornados con una efusividad de variadas macetas y plantas. Esos patios son, además, ejemplo de un microclima protegido por las paredes de esas casas. Échale un vistazo a los típicos patios cordobeses.

  • Son casas que pueden estar a orillas del mar, casi abrazándolo, o encaramadas a la falda de una escarpada montaña. En principio eran de gruesos muros de piedra que posteriormente se encalaban. Aunque hoy día se pueden hacer de hormigón o ladrillo y pintarse de blanco posteriormente. Los tejados pueden ser de cubierta plana o inclinada pero es muy importante su imperbeabilización, ya que, la precipitación en esta zona es torrencial y en poco tiempo. 
  • La cuestión es, ¿por qué el blanco? Muy sencillo, el color blanco es el color que más refleja, o dicho de otra forma, el que menos energía solar absorbe. Algo que viene de lujo para los duros veranos mediterráneos. Los interiores son maravillosamente frescos.

2.- Módulos y madera en la tradición japonesa

casasdelmundo4.jpg

La casa tradicional japonesa es ligera, de madera y paneles, y con apenas una altura. ¿Por qué esa ligereza frente a la rotundidad de la construcción occidental? Simple, las islas niponas son una de las zonas con más sismicidad del mundo. La construcción sin rigidez, con madera, un material más flexible, permite cierto movimiento, y, además, en caso de destrucción en un terremoto, se puede reconstruir más rápidamente, incluso con la reutilización de los materiales.

Otra cosa de vital importancia en la casa japonesa es su modulación, mayormente se diseñan con la dimensión de tatamis (esteras de unos 90 x 180 cm). Incluso en las cosas modernas japonesas se sigue este diseño y, en al menos en una estancia, se conservan las esteras, conectando así con el pasado.

casasdelmundo3.jpg

  • Los paneles de la casa tradicional japonesa consisten, grosso modo, en una subestructura de madera en la que se pega papel pintado. Su ligereza permite que podamos cambiar el tamaño de habitaciones, e incluso, en verano, poder quitarlos para que entre el aire. 
  • Estas casas no se encuentran a ras de suelo, si no que están levantadas más de medio metro, en previsión de avenidas de agua. En la entrada cuentan con un recibidor para poder dejar los zapatos de calle (que estropearían y ensuciarían los tatamis).
  • Los tejados son a cuatro aguas, sobresaliendo de los muros exteriores, apareciendo grandes aleros volando alrededor de la casa, para impedir que la lluvia afecte a las delicadas paredes.

3.- Nomadismo mongol

casasdelmundo2.jpg

¿Y si nuestro objetivo fuera tener una casa que poder transportar? Esto es lo que pasa en las estepas de Mongolia, cuyo pueblo ha sido el principal ejemplo de cultura nómada a nivel planetario.Las yurtas, que así se llaman, serían lo que una tienda de campaña es para un occidental. Pero no son usadas solo en tiempos de buenas temperaturas, si no que se usan durante todo el año, por lo que han de resistir las grandes amplitudes térmicas de la estepa.

  • Su estructura es una especie de cilindro de madera, encima del cual se van colocando las vigas que den forma al techo.
  • La puerta sería un marco de madera embebido en esa estructura. Esta estructura se recubre de varias capas de lona y paja para garantizar su aislamiento.
  • Para crear habitaciones en su interior se colgaban de las vigas cortinas que delimitaran espacios más privados.

Una maravilla que permitía a este pueblo olvidarse de vivir en un lugar fijo y hacer que su casa pudiera estar en múltiples lugares.

4.- Ladrillo e industria con pintorescas puertas

casasdelmundo5.jpg

La utilización del ladrillo para la construcción de casas viene ya de hace más de un siglo. Aunque sigue destilando ese halo de modernidad y sigue pareciéndonos algo realmente nuevo.

  • Especialmente típicas son las casas adosadas de ladrillo caravista, típicamente industrial, que tenemos a lo largo y ancho de las islas británicas. A un lado, son toda una larga fachada que vertebra la calle entera, en algunos casos, con un pequeño jardín delantero. Por el otro lado, en la parte de atrás, cuentan con jardines de mayor dimensión a los que dedicar su cuidado.
  • Se construían, con el sistema de muros portantes, en el que apoyar los forjados intermedios. Este sistema permitía no demasiadas alturas. Pero, poco a poco, se fue mezclando con la construcción con hormigón armado y con el perfeccionamiento de su propio sistema, y empezaron a elevarse más y más.
  • Un caso especialmente singular son las casas en la ciudad de Dublín. A este sistema de muros de ladrillo incorporan puertas de variopintos colores, que dan una gran personalidad propia a cada casa, ante la monotonía, a veces, de la fábrica de ladrillo.

La cantidad de tipos de casas que hay en el mundo es ingente. Tantas casi como seres humanos habitamos en él. Así que si hace poco has viajado y conocido algún tipo curioso de casa o quieres compartir con nosotros las que hay en tu ciudad, no dudes en escribirnos un comentario en este hilo. Y si estás reformando una casa tradicional no dudes en compartirlo en la Galería de Proyectos.

1 Comentario
heinola
Aprendiz de Oro

y el estilo nordico???? podrias informarme. gracias

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?