Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cerezo, un árbol espectacular en tu jardín
23-11-2016 11:26
Autor:

El cerezo es quizás el árbol más completo para el mundo de la jardinería o al menos uno de ellos. Con él celebramos la llegada de la primavera cada año, la vuelta a la vida y el regreso de la belleza como hace el país del sol naciente, en Japón tiene un binomio perfecto.
Tal vez la característica más llamativa y atractiva de los cerezos, de flor o de fruto, sea su explosión floral primaveral, que cubre las ramas de bellas corolas donde emergen las flores antes que las hojas.

cerezos-japon2-a.jpg

Cerezo, un árbol espectacular en tu jardín
El cerezo pertenece al género Prunus. Pertenece a una amplia familia de árboles con gran atracción. Son los protagonistas y los reyes del jardín por sus variedades de flores espectaculares, de frutales de hueso y otras improductivas.
Si tuviera que decantarme en paisajismo por alguna especie insignia elegiría dos: el Prunus serrulata y mume. Ambos tienen maravillosas flores que van del blanco al rosa fuerte, hojas aserradas con bronceados primaverales y otoñales preciosos. Generalmente, están injertados en cerezo silvestre. Por supuesto, no hay que olvidar nombrar al cerezo frutal de cerezas y el de guindas: el Prunus avium y el cerasus. En realidad, estos son los protagonistas de nuestros sueños, los que dictan la llegada de la primavera, los que provocan las borracheras de estética más increíbles. Flores blancas en grupos esféricos, dando la sensación de ramas nevadas que terminan por tapizar el suelo con sus pétalos.

Otros árboles del género Prunus
Como he comentado anteriormente, el género Prunus abarca muchas especies a parte del cerezo. Son las siguientes:            

  • El almendroPrunus dulcis, con flores sencillas, tempranas, abundantes y bellas.
  • El albaricoquero. Prunus armeniaca, con flores blanco virginal, ramas horizontales, hojas anchas y acorazonadas.
  • El melocotoneroPrunus pérsica, con flores rojas o rosa muy encendido, ¡es un espectáculo a la vista! Sus hojas son lanceoladas y su porte es algo desgarbado.
  • Y el cirueloPrunus domestica, nos brinda con sus flores blancas o ligeramente rosadas al súper principio de la primavera,  quizás unos de los Prunus más resistentes para nuestros climas. Una de las especies autóctonas es el ciruelo mirabolano, el Prunus cerasifera, que da origen a uno de los árboles más cultivados en jardinería: el pruno o Prunus pisardi, de hojas rojo negruzco y explosión rosa.

4 cuidados básicos para tu cerezo

Si te has decidido a plantar en tu jardín un cerezo, te recomiendo 4 cuidados básicos:

  1. La plantación de otoño a primavera. La mayoría de los cerezos de flor se venden en contenedor, así que es posible su plantación durante todo el año, pero si compras el cerezo de fruto a raíz desnuda, solo lo podías plantar en invierno.
  2. El emplazamiento a pleno sol. El cerezo se convierte en rival directo del sol en cuanto aparezcan sus flores. El estallido primaveral de estos reyes del jardín, se asemeja a una gran nevada en pleno buen tiempo. Así que todo el sol del mundo le favorece y lo agradece.
  3. El terreno con drenaje perfecto. Todos los frutales de hueso cuentan con el mismo hándicap, su propensión a la gomosis, una enfermedad bastante desconocida que creemos es causada por el hongo Phytophtora asociado a una bacteria de resistencia. La proliferación de este mal se ve favorecida por el encharcamiento, por lo que un buen drenaje es indispensable.
  4.  El riego lejos del tronco. Precisamente, para eludir el riesgo de gomosis es muy recomendable que efectúes los riegos sin mojar los troncos. Puedes, por ejemplo, colocar la línea del riego por goteo a unos 80 cm del cuello del tronco. Mantén el suelo ligeramente húmedo.

cerezo.jpg

El cerezo es un árbol maravilloso ya que marca a la perfección los cambios estacionales y ofrece un cromatismo que pocos árboles caducos dan. Si escogemos el cerezo con fruto podremos gozar además de su sabor. En todo jardín debería de haber un cerezo.

Si te ha parecido interesante este post y te animas a crear tu propio proyecto para un jardín, puedes subirlo a la sección de Proyectos y así compartir con nosotros tus ideas y creaciones. Para cualquier duda, puedes dejar tu comentario o abrir un nuevo hilo de conversación en el Foro de Jardinería.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?