Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cinco arquetípicas casas de la modernidad
29-04-2016 13:06
Autor:

A nivel planetario tenemos multitud de tipos de casas dependiendo del lugar y el momento. Pero a principios del siglo XX la forma de diseñar y construir casas cambió sobremanera. Nuevos estilos llegaron para quedarse, estilos que buscaban llegar a lo esencial, tocar hueso, para una nueva manera de habitar desprovista de artificio. Así que si estás buscando inspiración para una renovación de tu hogar, o para la construcción del que tiene que ser tu nuevo rincón en este mundo, y quieres anclarlo en la tradición de la modernidad, sin duda has llegado al lugar adecuado.  ¡Vamos a conocer cinco típicas casas de la tradición moderna!

Nunca, hasta tiempos relativamente recientes, se había pensado tanto en la forma que tenemos de habitar, de vivir en una casa, de hacerla nuestro hogar. ¿Qué hace falta para ser feliz en nuestro pequeño rinconcito vital, desprovistos del mundanal ruido o, quizás, inmersos en él? Muchos arquitectos de finales del siglo XXI y principios del XX pensaron sobre ello. Empezaron a liberarse de la tradición constructiva de siglos anteriores, más recargada, y empezaron a plantear soluciones esenciales, usando también para ello nuevos materiales como el hormigón armado o el acero.

Sillón moderno

Vamos a introducirnos en una somera lista de cinco arquetípicas casas, que sin ánimo de ser ninguna relación científica, puedan ayudarnos, puedan darnos luz para un posible cambio que plantear en nuestro hogar.

 

1. Casa Müller (Adolf Loos, República Checa, 1930)

Imaginad una época en la que en la ciudad no existían viviendas con una fachada totalmente plana y de color blanco, sólo agujereada por las necesarias ventanas que ventilan y dejan pasar la luz. Es algo que para nuestros ojos del siglo XXI es habitual, incluso nos gusta. Pero en aquella época era nuevo, rupturista. En esta vivienda podéis observar precisamente esto. No obstante para Loos, su arquitecto, era una manera de separar la vida privada de la pública, el interior del exterior, la calle del hogar.

Infografía de la casa Müller, exterior e interior con Raumplan

Otra de las aportaciones de esta casa, que puede interesarnos, es el conocido como Raumplan. Palabra germana que lo que quiere es aportar un matiz espacial. Hasta ese momento los diseños se articulaban en sucesivas plantas, que estaban siempre a una misma cota. Pero, ¿y si dentro de una misma planta tuviéramos varias alturas? Quizás una zona para el café o una habitación un poco más elevada. Es una manera para separar espacios sin necesidad de usar tabiques.

 

2. Villa Mairea (Alvar Aalto, Finlandia, 1938)

¿Tienes una casa rodeada por bosque? ¿O por un jardín moderno? ¿O quieres plantar uno y que tu hogar se funda con él? Pues esta es la casa que estabas buscando para inspirarte. En su segunda planta se asoma, mediante voladizos, a ese exterior con el que intenta fundirse.

 Boceto Villa Mairea

Esta casa nos demuestra que lo que nos acerca a la naturaleza no tiene porqué ser una forma orgánica. Aquí se mira a la naturaleza desde una planta en forma de L, que intenta rodearse de la naturaleza que emana del bosque circundante, como también tratan de hacerlo su formas que entran y salen, de inspiración cubista y uso ecléctico de materiales. Nunca un hormigón y una madera hicieron tan buenas y estéticas migas. Incluso los pilares y su colocación intentan ser una imitación de ese bosque, o esa transición mediante una marquesina de madera que hace más fluido el paso desde fuera hacia dentro.

También hemos de pensar que una doble L será la que encierre muchos patios modernos, como una forma simétrica donde lo que hacemos es encerrar pequeños retazos de lo natural.

 

3. Villa Saboya (Le Corbusier, Francia, 1929)

Y nos vuelve a pasar como antes. Una casa “normal” para nuestros estándares, pero que en su momento fue toda una declaración de intenciones. Una nueva manera de hacer las cosas.

Se levanta sobre pilares exentos que dan el carácter másico a la primera planta, dejando la planta baja como una suerte de vacío apenas relleno. Una sensación que hoy, después de tantos edificios que se levantan del suelo dejando desnuda la planta baja, no nos sorprende. Pero desplazar la masa desde el suelo a las alturas, no es un paso sencillo.

Boceto Villa Saboya 1

 

Otro tema vuelve a ser el de las formas rotundas, pero aún así bellas. Orgánicas en lo construido en la planta baja, pero ortogonales y rotundas en la primera planta. A lo que se une que, gracias a la también novedosa independencia de fachada y estructura, puede contar con una ventanas corridas a lo largo de todas sus caras, como si los pilares no llegaran a sujetar esa cubierta plana, donde también empieza a llegar el jardín.

Boceto Villa Saboya 2

4. Casa Farnsworth (Mies Van Der Rohe, Estados Unidos, 1956)

Muchas de las anteriores viviendas usan el hormigón, pero aquí nos encontramos con una hecha totalmente de acero y vidrio, con pavimento de travertino con suelo radiante. Además es una casa muy sencilla, que apenas se eleva unos centímetros del suelo con ocho pilares metálicos.

 Boceto Casa Farnsworth

Es casi un prisma perfecto, totalmente acristalado, para que podamos mirar al bosque. Los únicos tabiques que se utilizan en el centro de la casa son para levantar los baños. Y, casi sin querer, la dividen en su cuatro zonas de salón, comedor, habitación y cocina, las cuales diferenciamos sobre todo por su mobiliario. En el exterior tenemos dos pequeños porches, que son una transición gradual entre interior y exterior.

Es el ejemplo culmen del minimalismo para vivienda. No obstante su diseñador, fue el que acuñó la frase “menos es más”, gran paradigma de la esencialidad de todas estas casas. Esta casa aúna sencillez y detalles insospechados.

Quizás os preguntáis qué dónde está la intimidad en esta vivienda totalmente rodeada de ventana. Pues por supuesto en las cortinas o estores. ¿Qué mejor manera?

 

5. La Casa de la Cascada (Frank Lloyd Wright, Estados Unidos, 1939)

Y terminamos aquí este somero repaso con una casa singular. Si la Villa Mairea o la casa Farnsworth permitían fundirnos con el entorno, esta lo introduce en el interior. La cascada bajo nuestros pies y su sonido nos envuelve, recordando la importancia del agua, como ya antaño lo hacían las fuentes de las casas árabes.

Boceto casa cascada 1

Además combina la mampostería con el hormigón, la piedra natural con la piedra artificial, con una suerte de terrazas que nos lanzan hacia el exterior, que nos permiten asomarnos a él. Lo que unido a amplios interiores con luminosos ventanales crean a nuestro alrededor una maravillosa vivienda donde se combinan dobles alturas para crear una suerte de magia espacial.

Casa Cascada 2

No te olvides, si estás reformando tu casa y convertiéndola en un paraíso moderno y minimalista, de compartirlo en nuestra Galería de Proyectos. Estamos ansiosos por conocerla.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?