Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Consejos para combinar colores en baños pequeños
01-06-2016 17:54
Autor:

Seguramente habrás pensado, en algún momento, que tu pequeño baño no tiene solución. No dejes que esto sea un obstáculo para conseguir transformarlo en un baño original, logrando el efecto y sensación de estar en otro espacio.
Los baños diáfanos y amplios, prácticamente lo admiten todo pero, por contra, en los pequeños, debemos aprovechar muy concienzudamente el espacio sin caer en sobrecargarlo y sin renunciar a un estilo cálido y agradable o glamuroso y profundo.

Espacio, luz y colores, se aúnan para sacar partido a esta estancia de manera que siempre puedas acertar. A continuación, te damos los mejores consejos y trucos para lograr convertir tu baño en un espacio único a través de impecables colores.

Consejos para combinar colores en baños pequeños

  • Blanco: la inspiración nórdica

Dale a tu baño un toque escandinavo comenzando por unas bellas y perfectas paredes blancas y un toque de color con un pavimento gris, que resalte la estancia.
Si quieres darle un toque de color, para que no parezca tan árido y lejano, elige un color neutro o pastel y distribuye varios accesorios de ese color, pero de distinta intensidad. Por ejemplo: toallas y alfombra azules y los accesorios de sobreponer, en azul pastel. Incluso puedes dar un toque natural con una bonita planta artificial en el lugar adecuado: encimera lavabo, coqueta... ¡Apuesta por la pureza y la armonía!

  • Azul: vuelve el mediterráneo

El azul es un color que proporciona frescura y tranquilidad. Evoca al profundo océano o a una sencilla gota de agua. Con este color, tienes muchas posibilidades de juego, pero sin necesidad de sobrecargarlo.
Comienza por poner el omnipresente gresite en paredes; puedes buscar la originalidad y apostar por un degradado de azul, que comience en añil, y termine en el blanco puro. El resto de elementos: lavabo, mueble, tocador, pueden ser blancos, pero con toques de azul pastel.
Si, además, proporcionas una buena iluminación y cuanto más natural, mejor, el efecto será verdaderamente espectacular. ¡La belleza del mar en tu baño!

  • Gris: la sobriedad y la elegancia sutil

Los diferentes tonos funcionan muy bien en un baño gris. Consigue encanto y relax sin caer en el aburrido monocromatismo de negros y grises.
Este color transmite carácter y masculinidad. Un recio mueble de lavabo color negro, terminará por definir este espacio tan versátil. Sin embargo, con unos toques de color, puedes transformarlo totalmente y dejar la huella femenina: los detalles en rojo lo embellecerán enormemente.
Unas rosas rojas, toallas, accesorios como alfombras o percheros darán a tu baño la clase que se merece. ¡El baño perfecto a tus pies!

  • Negros y blancos: pura armonía

Con la combinación en blanco y negro en nuestro baño, podremos conseguir resultados deliciosos.
Podemos comenzar por un bello baño vintage, de paredes y suelos de damero. En un baño grande es la elección acertada, pero en uno pequeño, podremos optar por una solución igualmente perfecta: paredes y suelos de gresite en blanco y negro. Acompáñalo con una bañera blanca de patas negras y apuesta por la grifería en negro, te dará un toque sofisticado y atemporal.
Si quieres terminar con un toque de color, decóralo con una bonita y elegante planta artificial, el verde romperá con el bicromatismo de la estancia. ¡Tu baño retro y a la última!

  • Colores pastel: el poder de la sencillez

Los tonos pastel, ofrecen calidez y confort a nuestro baño y, además, combinan perfectamente, con otros colores más llamativos o con elementos en madera natural: una coqueta, un banco, un toallero...
Para la pared, puedes inclinarte por una divertida combinación de azulejos: rosas y verdes; azules y amarillos o malvas y blancos, por ejemplo.Estos tonos darán el toque de color que buscar, pero sin empequeñecer tu baño. Ganarás espacio y luz y podrás jugar con los colores que más te gusten.
Si das amplitud a través de paredes y suelo, tendrás la oportunidad de decorar con elementos más llamativos, como algún jarrón, toallas, el marco del espejo o las cortinas o alfombra de baño. ¡Consigue un espacio dulce y relajante para ti!

Con ideas inspiradoras, lograrás espacios únicos e irrepetibles. Juega con los colores buscando el baño que mejor se adapte a tu estilo de vida.

Si te ha gustado este post, y quieres compartir todas las ideas que te haya inspirado, no dudes en hacerlo en nuestra Galería de Proyectos. ¡Contamos contigo!

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?