Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Consejos para elegir un buen sofá
17-08-2016 10:42
Autor:

El sofá, mueble decorativo y funcional donde los haya, es una de las piezas claves en nuestra vivienda. Ayudan a descansar, son indispensables para ver películas y series, para leer un libro e incluso para echar una cabezada. Hay tal variedad de sofás que la elección de uno puede llegar a ser muy complicada. Hoy te traemos algunos consejos útiles para ayudarte a elegir un buen sofá y, en definitiva, el más adecuado para ti.

sofa decorar.jpg

Consejos para elegir un buen sofá

Escoger un sofá puede parecer una tarea fácil, pero si no se le da la debida importancia uno puede acabar eligiendo el incorrecto y luego no estar cómodo. Para evitar cualquier problema, te damos estos consejos para elegir un buen sofá.

1. Elige la localización. Para empezar, debes elegir dónde quieres situar el sofá según la distribución de tu salón. Puede que quieras que esté arrimado en una pared, esquinado o exento, e incluso separando dos espacios o uniéndolos.

salon_chimenea_metalica.jpg

2. Mide bien las dimensiones. A continuación, la regla de oro si no quieres volver de la tienda con un sofá inadecuado es medir, medir y medir: mide la altura máxima y mínima que quieres que tenga y mide el espacio que quieres dejar con el resto de elementos, como pueden ser las mesas de centro, mesitas auxiliares laterales o columnas y paredes. Se trata básicamente de no llegar a casa con un sofá que lo ocupa todo, ni con un sofá que se vea ridículamente pequeño en un salón amplio.

serie_evolution_z1.jpg

3. Piensa el uso que vas a darle. Una vez determines las medidas máximas y mínimas que va a tener tu sofá, puedes pasar a valorar el segundo punto más importante, que no es otro que el uso que le vayas a dar al sofá. Para algunos, el sofá es un punto de reunión familiar, mientras que para otros es el lugar donde echarse la siesta e incluso puede que algunos combinen ambas actividades. Debes tener muy presente quiénes usan el sofá, cuántos y para qué. Definidos los parámetros prácticos, pasa a la parte decorativa. El estilo decorativo de tu salón va a definir el tipo de líneas que requiere tu sofá y, a menudo, integrar ambos resulta una tarea compleja. Ten paciencia, no desesperes y sigue buscando. El sofá ideal existe, tómate tu tiempo para encontrarlo.

ESTORES OSAKA.jpg

4. Comprueba que sea cómodo. El cuerpo de un sofá tiene, además de estilística, una función ergonómica. Este punto es crucial si no quieres llevarte a casa un sofá precioso en el que no aguantes sentado más de una hora. Un truco para comprobar que el sofá puede adaptarse a tus medidas es realizar lo siguiente: con la espalda apoyada en el respaldo, nuestros pies deben tocar el suelo, las rodillas deben quedar flexionadas en un ángulo de 90º aproximadamente y nunca tienen que quedar más elevadas que nuestra cintura.

5. Asegúrate que dure mucho tiempo. Comprueba, asimismo, su durabilidad y consistencia. El respaldo y los cojines deben ser mullidos, pero no demasiado blandos como para ahuecarse a corto o medio plazo. El relleno puede ser de espuma, gomaespuma o pluma. Chequea también el sistema estructural que sujeta los cojines. Las correas de fijación entrecruzadas o cinchas duran mucho menos que unos buenos muelles de zigzag, pero incluso dentro de estas hay calidades muy diferentes de mayor a menor durabilidad. Puedes encontrar desde cinchas de caucho, hasta cinchas de nea y cinchas textiles.

salon_estores.jpg

6. Elige el tejido según el uso que vaya a tener el sofá. Llegados a este punto, es posible que tengas que seleccionar o descartar algún tipo de tejido en función de este. Aquí debes volver a reflexionar sobre el uso que le vayas a dar. Por ejemplo, si hay niños en casa o mascotas, te conviene escoger un tejido de acabado muy lavable. Algunos tejidos pueden lavarse con agua, mientras otros solo toleran la limpieza en seco. El sky o polipiel, por ejemplo, es un tejido altamente lavable pero tiene como desventaja su poca transpirabilidad que hace que se pegue a la piel en los meses de calor. Es, además, un tejido bastante ruidoso si hay movimiento sobre él. Si optas por algún tipo de chenilla, consulta la resistencia al desgaste del tejido con el vendedor, pues hay un amplio abanico de calidades.

PE•ALVER MACAO  0314.jpg

7. Escoge el estilo en base a la estancia. ¿Estampado o liso? ¿Colores intensos o neutros? No es una decisión fácil, pero puede ayudar visualizar el espacio en el que vas a situar el sofá. Si tienes bastantes texturas en el salón, ya sea papel decorativo estampado en las paredes, una gran librería cerca o una alfombra muy llamativa y colores muy intensos, te recomiendo que optes por un sofá liso de tonos neutros. Si, por contra, tienes un espacio más bien neutro tanto en colores como en texturas, y te apetece hacer de tu sofá el elemento protagonista, no lo dudes: quizás puedas añadirle algún brochazo de color con unos cojines decorativos.

IMG_0007-3.jpg

Finalmente solo te quedará comprobar la garantía del sofá. Si esta supera los 2 años, que son el requisito mínimo, es una buena señal. A menudo la garantía es el propio ticket de compra, por lo que no te olvides de sacarle una fotocopia y guardarlo por si algo sale mal. Si tienes cualquier duda, puedes dejar tu comentario en este post o abrir un nuevo hilo de conversación en el Foro de Decoración. Si has elegido recientemente un sofá, o tienes pensado hacerlo, recuerda que puedes subir tu proyecto a la Galería de Proyectos y contarnos cuál has puesto en tu salón.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?