Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué es una jamba y cómo se repara?
10-07-2019
Autor:

Una jamba o tapeta es cada una de las piezas que ocultan la unión entre el marco de una puerta y la pared. El conjunto completo está formado por dos piezas verticales y una horizontal, más corta, que se apoya en las anteriores.

En el caso de las puertas, las jambas se colocan en las dos caras del muro, mientras que en las ventanas suele hacerse solo en la parte interior de la vivienda. A continuación, te cuento sus características y tipos.

jambas-puertas-nogal.JPG

Por un lado, encontramos dos tipos de jambas según su relieve:

- Lisas

Se utilizan en puertas más modernas y su unión se suele hacer en recto, quedando la horizontal entre las dos verticales.

jamba-lisa-puerta-blanca.JPG

- Molduradas

Tienen formas con relieve y se utilizan en puertas con diseños más clásicos o rústicos. La unión se hace en ángulo de 45º para que el relieve o moldura tenga una continuidad.

jamba-moldurada-madera.JPG

Por otro lado, según el material del que estén fabricadas encontramos tres tipos diferentes:

  • Macizas. Están fabricadas íntegramente en maderas nobles como roble, haya, cerezo o sapelli. Se les da un acabado de barniz en el mismo tono que la puerta o ventana.
  • Chapadas. La estructura interior es de aglomerado o fibra de madera. Están recubiertas de chapa de madera natural o una lámina de papel impreso que imita la madera.
  • PVC. Se llaman también tapajuntas y se utilizan sobre todo ventanas. Tienen la ventaja de soportar la intemperie, por lo que se pueden colocar también en el exterior de la vivienda. Se fijan con adhesivo de montaje.

Para reparar o sustituir la jamba, lo más cómodo es retirarla del soporte en el que está fija. A continuación, te explico cómo debes realizarlo. ¡Toma nota!

Paso a paso:

Paso 1. Introduce una espátula entre la jamba y la pared, y haz palanca hasta separarla.

Espátula.jpg

Paso 2. Si tiene adhesivo, da pequeños golpes con la espátula para cortarlo. Si tiene puntas, utiliza un alicate o tenaza para retirarlas. Una vez retirada la jamba, elimina todo el adhesivo del marco y comprueba su estado. Aprovecha para sanear la pared si es preciso.

Paso 3. Utiliza la pasta de reparación de madera para tratar las zonas deterioradas. La pasta debe tener el tono final de la jamba puesto que, si es preciso barnizar, no absorbe tanto color como la madera original. De esta manera, conseguirás un tono lo más parecido al que ya tienes.

Paso 4. Aplica el adhesivo de montaje y déjalo curar el tiempo recomendado por el fabricante.

Adhesivo.jpg

Paso 5. Para evitar que la jamba se mueva, utiliza cinta de carrocero. Colócala en varios puntos para que quede bien fija. Una vez seco el adhesivo, retira la cinta con cuidado.

Cinta 1.jpg

Paso 6. Puedes fijar también las jambas con puntas de cabeza perdida y un martillo, o usar una clavadora neumática acoplada a un pequeño compresor. En ambos casos, puedes tapar los agujeros de las puntas con masillas del color de la jamba.

jambas-puertas-madera.JPG

Cómo ves, tanto la sustitución como la reparación de las jambas son actividades muy sencillas que se pueden llevar a cabo con muy pocas herramientas. Si tienes alguna duda, puedes utilizar nuestros Foros para solucionarlas y, si te animas, puedes compartir tu proyecto con el resto de usuarios. ¡Te esperamos!

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 130.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.500 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?