Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Que tu factura de luz no se convierta en una carga
04-04-2015 15:29
Autor:

Hipoteca, transporte, alimentación, ropa…. Las facturas se acumulan y cada vez hay que echar más cuentas. Evita que calentar e iluminar tu casa sea un quebradero más de cabeza. Aquí te damos algún truco para que algo tan común no sea una carga.

 

1. ILUMINA TU CASA

Los sistemas de iluminación LED ayudan a reducir el consumo de electricidad. Una bombilla LED puede consumir hasta un 85% menos que una bombilla tradicional. Además, tiene mayor duración (hasta 45.000 horas de uso, 15 años para 8 horas de uso diario) y es más segura porque no se calienta.


Instalar un sistema de control mediante sensores permite activar y apagar las luces al detectar movimiento en la zona. Con ésto, evitamos tener luces encendidas si no estamos en esa estancia.
Podemos aprovechar al máximo la luz solar y por tanto reducir las horas en las que tenemos que encender la luz en casa instalando detectores crepusculares. Este sistema regula de forma automática la apertura de toldos, persianas y cortinas. Esto también te puede resultar útil con las luces de tu jardín.

Al salir de casa, evita dejarte las luces encendidas con un sistema de control automático de encendido y apagado. Desconectará automáticamente las luces que estén encendidas.

 

2. LA TEMPERATURA PERFECTA AL MEJOR PRECIO

El sistema de ahorro más fácil de instalar son los reguladores de temperatura. Los hay de varios tipos: no programables, programables e inteligentes. Con esto puedes reducir hasta un 30% tu gasto en calefacción.

Los primeros, nos permiten fijar una temperatura a partir de la cual se desconectará nuestro sistema de calefacción. Esto evita gastar luz para calentar la casa más de lo necesario.

Si aparte de esto queremos que nuestra calefacción se encienda únicamente a determinadas horas, por ejemplo sólo cuando estamos en casa, deberemos instalar un regulador programable. Con esto marcaremos la temperatura que deseamos y a qué horas estará encendida nuestra calefacción.

Los programadores inteligentes nos permiten ajustar todos los parámetros de nuestra calefacción a distancia, por ejemplo a través de nuestro Smartphone.

En general, los sistemas domóticos nos hacen la vida más fácil. Persianas motorizadas, detectores crepusculares, manejo a distancia de electrodomésticos… nos ayudarán no sólo a ahorrar esfuerzo, sino también reducirán nuestra factura de la luz.

 

Información de interés:

- Cómo ocultar los cables de tus aparatos electrónicos con un simple truco

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?