Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Tipos de lámparas para el techo de la cocina
27-06-2016 15:27

Cada cocina es un mundo. Ya sea por el tamaño, la distribución o la decoración, es difícil encontrar dos iguales. Por eso, cada tipo tiene una necesidades de iluminación diferente y, para que puedas decidir cuál le va mejor a la tuya, te mostramos varios tipos de lámparas para el techo de tu cocina.

Cocina iluminacion.jpg

1. Paneles LED

Son discretos, finos y versátiles. Puedes colgarlos, empotrarlos o instalarlos directamente sobre el techo. Al estar compuestos únicamente por LED, tienen un consumo muy bajo permitiéndote un ahorro de hasta un 80%.

Su encendido es inmediato, obteniendo la iluminación máxima desde el primer segundo y, el accionarlo o apagarlo, no lo castiga tanto como al fluorescente. Existen modelos donde puedes, incluso, escoger la tonalidad de luz a través de un mando a distancia.

Paneles LED cocina.jpg

2. Downlight y ojos de buey

Si en tu cocina tienes un falso techo de placas de cartón yeso, escayola, aluminio, etc, instalar un foco downlight puede ser una buena opción. Existen de varios tamaños y tonalidades, y su colocación varía en función de la potencia.

Puedes colocar downlight de 18 W aproximadamente cada 2 metros, u ojos de buey de 5 W por cada metro o 1,20 metros. Si te gustan estos modelos pero no tienes falso techo, no te preocupes, también los hay para instalarlos en superficie.

Focos downlight.jpg

3. Lámparas de colgar

Lo primero a tener en cuenta es dónde quieres colocar la lámpara. Dependiendo de la altura del techo, has de procurar que no cuelgue a la altura de la cabeza, así, si tienes pensado colocarla en una zona de paso, evitarás sustos. Para iluminar la mesa puede ser ideal, ya que centraría la luz en ese punto, y las puedes encontrar en varios tamaños y materiales.

El material es importante también porque al trabajar con aceite y grasas en la cocina, estos se evaporan al cocinar y acaban pegados en la lámpara más cercana a los fogones. Materiales como el cristal o la chapa, son fáciles de limpiar con un trapo húmedo, por el contrario, la tela no es nada recomendable, porque con el paso del tiempo irá absorbiendo olor y color.

Lámparas colgantes cocina.jpg

4. Luminaria fluorescente

Es una de las opciones más clásicas. Las hay de varios tamaños, a escoger en función de la superficie de la cocina, aunque las más utilizadas son de 60 cm o 120 cm. Y tienen tubo visto o carcasa de metacrilato, para las cocinas con menos ventilación y más condensación a la hora de cocinar.

Hoy en día, existen en el mercado tubos LED con la misma estética que los fluorescentes y que son totalmente compatibles con estas luminarias.

Lampara fluorescentes cocina.jpg

¿Estás reformando tu cocina? Te animamos a compartirlo con nosotros en nuestra Galería de Proyectos. Si tienes cualquier duda o consulta, también puedes participar en nuestro Foro, en el que encontrarás además consejos de distintas personas que seguro te inspirarán.

2 Comentarios
Maestro de Bronce

Un post genial!, en casa tenemos plafones en el techo aunque si que es cierto que en ocasiones se hecha en falta una luz colgante encima de la mesa, así que me pasaré por la pagina web para ver si encuentro alguna que se adapte al espacio que tenemos. Un abrazo!

Animador

Muchas gracias Andrea! Si encuentras alguna y la instalas estaremos encantados de ver el resultado en la Galería de proyectos Emoticono muy feliz

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?