Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Trucos para ahorrar energía en la cocina
24-06-2016 10:05
Autor:

Si no es por economía, que sea por ecologismo, pero todo gasto energético cuenta y la mayor parte del consumo eléctrico y de agua de una vivienda se produce en la cocina, por eso, hoy te traemos unos consejos prácticos para reducir el consumo muy fácilmente.

1. Si tienes en la cocina una vitrocerámica, sabrás que tardan algo más que las de inducción en calentarse. Sin embargo, también tardan más en enfriarse. A este calor que la cocina retiene una vez que se haya apagado, se le denomina calor residual. Cuando lo que estés cocinando esté casi listo, puedes apagar la placa y dejar que se acabe de hacer con el calor residual acumulado.

  • Utiliza siempre tapas en los cazos y cacerolas, esto agiliza la cocción reduciendo el consumo. El tiempo de cocinado se reduce todavía más si te decantas por el uso de una olla a presión. Escoge el hornillo o fogón del tamaño adecuado a la cacerola que vayas a emplear.

2. Un microondas puede consumir de media hasta un 70% menos de electricidad que un horno convencional, de modo que utilízalo siempre que te sea posible en función de lo que quieras preparar.

3. Para incrementar el rendimiento de tu horno, es fundamental mantenerlo en buen estado. Comprueba la estanqueidad de la cámara y que las gomas selladoras, en caso de haberlas, estén en buen estado. De no ser así, se perderá potencia calorífica durante la cocción, sustitúyelas.

  • Evita, en lo posible, abrir la puerta durante la cocción, pues se pierde aproximadamente un 20% de calor. No precalientes el horno si no es estrictamente necesario.
  • Recuerda, también, que puedes hornear varios alimentos a la vez y aprovecha el calor residual. Es decir, apaga el horno unos 5 minutos antes de que la comida esté lista. Los recipientes de vidrio y barro para horno, agilizan la cocción reduciendo el gasto.

4. Si usas lavavajillas, que sea siempre aprovechando toda su capacidad, sin lavados de media carga. Si vas a fregar los platos a mano, mantén el grifo cerrado mientras enjabonas, y enjuágalos después todos juntos. No te creerás la cantidad de agua y jabón que se ahorra, haz la prueba!

5. El frigorífico es uno de los electrodomésticos de mayor consumo en la vivienda, no en vano, trabaja 24 horas al día. Pero hay ciertas pautas que te ayudarán a reducir su consumo:

  • Mantén el frigorífico en condiciones óptimas, sin escarcha y comprueba siempre que las compuertas cierran bien y quedan perfectamente selladas, al igual que con el horno, si las gomas que estanqueizan la cámara no están en buen estado, debes sustituirlas. Cuando tengas que tomar algo de su interior, intenta que la puerta esté abierta el menor tiempo posible. 
  • Escoge el sitio adecuado para emplazarlo. Debe ser un sitio cómodo y accesible, pero también debe quedar separada la parte trasera de la pared para que el propio calor que genera se disipe fácilmente. Aléjalo de puntos de calor que puedan hacer que su temperatura suba, incrementando el consumo eléctrico hasta un 15%.
  • Ajusta el termostato a la temperatura adecuada. No es necesario que los alimentos están tremendamente fríos, se trata más bien de mantenerlos frescos, unos 5 ºC o 6 ºC son suficientes. Baja el regulador de temperatura todo lo que puedas en invierno, en verano es probable que tengas que subirlo un punto.
  • Si vas a descongelar algún alimento, puedes hacerlo dentro de la nevera. Además de asegurarte de que no se rompe la cadena de frío, estarás refrescando el interior del frigorífico, consiguiendo que se mantenga en la temperatura requerida más tiempo. Por esta misma razón, evita meter alimentos calientes.

6. Si vas a adquirir un electrodoméstico nuevo, busca siempre el sello A+++, aunque sean un poco más caros, el ahorro está garantizado durante su uso.

7. Desenchufa todos los aparatos eléctricos que no estés usando. Sí, parece mentira, pero aunque menos, siguen consumiendo electricidad, especialmente aquellos que tienen luces indicadoras o pantallas digitales.

8. Finalmente, asegúrate de tener la iluminación adecuada y el consumo adecuado.

Si quieres más ideas para ahorrar en el resto de la vivienda no dejes de compartirlas con nosotros, nos encanta escucharte. Puedes hacerlo aquí mismo o abrir un nuevo hilo en nuestro Foro.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?