Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Trucos para ahorrar si tienes perro en casa
19-05-2016 12:24
Autor:

La principal objeción a la hora de tomar la decisión de adoptar un perro no debe ser nunca económica. Los perros son el mayor tesoro para las personas que conviven con ellos. No son mascotas, sino compañeros y amigos que forman parte de la familia. Como dueños responsables, debemos evitar que el mejor amigo del hombre, se convierta en víctima de la crisis, por eso te propongo trucos para ahorrar si tienes perro en casa.

Son tres los factores más importantes de los que depende la calidad de vida de nuestro perro:

  1. Correcta atención sanitaria.
  2. Alimentación equilibrada y de calidad
  3. Tiempo de ocio: ejercicio, diversión y cariño.


Con unos buenos consejos y pequeños trucos, ahorrarás siempre en los tres aspectos.

Correcta atención sanitaria

La cuestión es gastar menos sin que ello implique una menor calidad de vida, ni para ti, ni para tu familia, incluido nuestro amigo. No es necesario hacer magia, si no investigar un poco y descubrir interesantes posibilidades como las tarifas planas.
En la salud de nuestro perro no podemos, ni debemos, escatimar en:

  • Revisiones periódicas
  • Desparasitación
  • Vacunas

Es cierto que no son precisamente económicas estas tres grandes responsabilidades, pero existen opciones para reducir la factura: la tarifa plana veterinaria. Cubre vacunas, consultas y además, permite que te beneficies de algunos descuentos.
Es una buena forma de ahorrar mucho dinero al año: abonando un único pago. Bien cierto es, que el reembolso será un poco más elevado de lo habitual, pero solo tendrás que pagar una vez. No desperdicies estas oportunidades y busca la tarifa que mejor se adapte a tu economía. ¡No te arrepentirás!

Alimentación equilibrada y de calidad pero ahorrando

Tienes dos opciones de las que te puedes beneficiar sin renunciar a lo mejor para tu perro:

  1. Consulta precios y compáralos de un comercio a otro. La diferencia muchas veces suele ser notable. Aprovecha ofertas e interesantes promociones que pueden llegar a reducir hasta casi la mitad, el precio del saco de comida.
  2. Compra bolsas grandes. De esta manera, descubrirás que el precio por kilogramo se abarata bastante.

Tiempo de ocio: ejercicio, diversión y cariño

Baño y peluquería en casa. ¿Quieres hacerlo correctamente? Con unas técnicas básicas para el mantenimiento y cuidado del pelo y la piel de tu perro, cualquiera lo puede hacer. Sigue esto consejos para llevar a cabo estas tareas de forma adecuada y evitando hacer daño al animal:

- Peluquería según el tipo de pelo

  • Si tiene el pelo corto, es aconsejable peinarlo un par de veces por semana. Pasa unos guantes especiales para tal fin en la dirección y contradirección del pelo. Son prácticos y muy económicos, y a ellos les encantan.
  • Si tiene el pelo largo, usa cepillos de cerdas o alambre con mucho cuidado y diariamente. No te olvides de las orejas y de las patas.
  • El peinado es el paso previo al baño, que es la parte más importante de su aseo, no solo por presumir de la belleza del can, si no por su higiene.

- El baño

  • Realiza el baño regularmente, pero no a diario, ya que su piel podría verse gravemente dañada.
  • Para realizar un baño perfecto ten en cuenta estos consejos: la temperatura del agua debe ser tibia y usa un champú específico para su pelo. Aplícalo en el centro del lomo, y ve extendiéndolo al resto del cuerpo, evitando que llegue a sus ojos y oídos. Para terminar, asegúrate de no dejar restos de jabón en su piel.

Juguetes caseros

  • Cuerda de trapos. Usa trapos de colores, si quieres que sea un juguete más divertido y llamativo, que estén limpios y en buen estado. Átalos con una cuerda u otro trapo por un extremo, y ves haciendo una trenza bien prieta. ¡Ya tienes un bonito juguete!
  • El calcetín ruidoso. Mete una botella de plástico vacía del tamaño que quieras, pero mejor cuanto más grande, dentro de un un calcetín y ata el extremo abierto con otro calcetín, trapo o cuerda. Procura hacer bien fuerte el nudo para que no se abra y... ¡ a jugar! Les encantará porque es un juguete ruidoso y maleable.
  • El pulpo. Con una camiseta vieja, cubre una pelota de ténis. Con un trapo o calcetín viejo o desparejado (¡todos tenemos alguno!), ata la camiseta para que la pelota quede dentro bien apretada. La camiseta que sobra, la puedes cortar en tiras y con ellas, hacer trenzas, imitando las patas de un pulpo. ¡Tendrás la cabecita con las patitas!
  • Frisbee casero. Con un trozo de manguera de unos 70 cm y cinta adhesiva resistente, podrás crear este divertido juguete. Cierra la manguera formando un círculo y con la cinta une bien los extremos para que no se suelte. Pero, cuidado, este es un juguete solo para lanzar y que el perro lo traiga de vuelta. Debemos tener cuidado de no permitir que lo muerda para jugar, podría tragarse trozos de cinta.
  • Mordedor. Este entretenimiento no necesita ningún tipo de elaboración. Solo se trata de reciclar los mordedores de goma dura usados de algún bebé. ¡Su coste es cero, pero la diversión es absoluta!

La cama perfecta

Nuestro peludo amigo necesita una cama confortable para descansar. Para conseguirlo, no es necesario gastar nada de dinero. Usa prendas viejas y otros elementos caseros de manera inteligente e imaginativa, y no necesitarás nada más para hacer feliz a tu perro.


Te explicamos cómo:

  1. Una cama-puf. Rellena camisetas o sudaderas con cojines viejos o prendas que no vayas a usar. Cose las mangas y la cintura del jersey o séllalas con velcro para evitar que el cojín quede expuesto. Si tienes tiempo, usa la imaginación y dales formas divertidas ayudándote de las mangas. En invierno realiza la misma operación, pero con un abrigo viejo. Tu perro te lo agradecerá.
  2. La cama-maleta. ¿Tienes una maleta anticuada y ajada, tenías pensado tirarla? ¡No lo hagas!
    Ábrela y divídela en dos. Ya tienes dos camas para perro. Coloca mullidos cojines para que tu peludo amigo retoce a su gusto o pon esponjosas mantas para que descanse plácidamente.
  3. La cueva de cartón. Según el tamaño de tu perro, usa la caja que mejor se adapte a él. Para darle más intimidad, séllala perfectamente y haz una entrada justa para que entre y salga. A continuación, rellénala con mantas o plaids... ¡Y magia! Tu amigo no querrá salir de su palacete.
    Si quieres darle tu toque personalizado de forma simpática,  forra la caja en el exterior con papel de pared o telas, pon el nombre de tu perro y añade pequeños detalles a tu gusto. ¡Verás que divertido!

¡Nada es suficiente para nuestro mejor amigo! Un pequeño tesoro de cuatro patas que nos cuida y nos mima.
Esperamos que este post haya sido de tu interés. Puedes dejar aquí tus comentarios, y si has tenido ideas fantásticas para mejorar su calidad de vida, y las quieres compartir, súbelas a nuestra Galería de Proyectos. Algunos usuarios ya nos han compartido sus ideas para mascotas
Escalera hacia el sueño o Recinto para mascotas ¡Acompañanos!

5 Comentarios
eduardoluq
Aprendiz de Plata

Muy interesantes los consejos, y unos perros muy guapos Guiño

Kira
Aprendiz de Bronce

Genial!! Muy bueno la info.

Colaborador

Muy interesante. Lo tendré en cuenta para el cuidado de mi mejor amigo.

Colaborador

Corazón ¡Qué bien Diana! Me lo apunto todo para aplicarlo con la reina de la casa jijij

claudiathor
Aprendiz de Bronce

Muchas gracias por pensar en nuestros amigos de 4 patas! Guiño

 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?