Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Trucos y consejos para organizar las cajas de mudanza
17-08-2016 15:52
Autor:

La mudanza es una tarea ardua y complicada de por sí, tanto si la haces tú mismo como si contratas a alguien. Por ello, una buena planificación es fundamental para no hacer de ella una labor aún más pesada. En este post te traemos varias trucos y consejos para organizar las cajas de mudanza para mejorar el sistema de empaquetado y desempaquetado al cambiar de vivienda.

cajas mudanza.jpg

Trucos y consejos para organizar las cajas de mudanza

Es inevitable, las mudanzas dan pereza y emoción a partes iguales. Si ya has hecho alguna, algo que se va aprendiendo es a organizarse cada vez mejor. Te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a conseguirlo:

1. No dejes todo para el último momento. Empaquetar con prisa te hará perder la organización y coherencia en el sistema de embalado. Programa las tareas a realizar cada día con ayuda de un calendario, lo que te ayudará a saber qué necesitas para hacer una mudanza.

mudanza 2.jpg

2. Deja una maleta abierta el día anterior. La última noche antes del traslado es la más dura, lo sabemos. Estarás pensando si te has dejado algo sin empaquetar o si has empaquetado algo que no debías, por lo que dejar una bolsa o maleta abierta con todo lo que vayas a necesitar esa noche y todo el día siguiente te tranquilizará. Puedes incluir algunos elementos básicos como una toalla, un neceser personal o ropa limpia. Deja esta bolsa con algo de espacio extra por si a última hora aparece algo que creías ya haber empaquetado.

3. Aprovecha para hacer limpieza. Si te vas a otro sitio donde sabes con certeza que no vas a usar algo, regálalo, dónalo o véndelo. Seguro que además, al recoger, encuentras cosas que ya no recordabas tener o que no utilizas desde hace mucho. ¡No dejes escapar esta ocasión para hacer una buena limpieza!

4. Empieza empaquetando aquellas cosas que uses menos. Por ejemplo, pon primero en las cajas los objetos decorativos y la ropa de otra temporada. Quédate con lo básico a mano para los últimos días y deja ya preparado todo lo demás.

empaquetar burbujas marco fotos mudanza.jpg

5. Utiliza cajas del tamaño adecuado. Las cajas demasiado grandes acaban siendo ocupadas con objetos de distintos tipos y tamaños de espacios de la casa. Esto hará que la caja pese demasiado y que se pierda la noción de lo que hay dentro.

cajas de mudanza.jpg

6. Compensa el peso dentro de la caja si estas son voluminosas. Si introduces algo que pese bastante, ocupa el resto del espacio con algo que sea voluminoso pero ligero. Combina, por ejemplo, sábanas o mantas con almohadas y cojines.

7. Numera las cajas. Si vas a utilizar muchas cajas, te conviene numerarlas e ir generando un listado con su contenido. De ese modo, si necesitas recurrir a algún objeto, lo tendrás perfectamente localizado. En este enlace puedes aprender cuáles son las mejores cajas para una mudanza.

8. Empaqueta los objetos por estancias de la casa. Procura ser muy estricto en este sentido y sé todo lo claro que puedas al especificar el contenido en la caja: “Cocina: cubertería”, “Cocina: vajilla”, ”Cocina: mantelería", por ejemplo.

9. Aplica una protección máxima. Si no quieres lamentar pérdidas, protege los objetos más frágiles de una mudanza sin pudor. Ármate de plástico de burbujas, cartón extra y papel de periódico para los objetos más delicados. Recuerda que puedes utilizar muchos de los objetos a trasladar como objetos de protección también, especialmente los textiles como toallas, sábanas, mantas, cojines o muñecos de peluche, entre otros.

plastico burbujas.jpg

10. Desmonta los muebles. Si vas a desmontar algún mueble, guarda todas las piezas pequeñas y tornillería en una pequeña bolsa y pégala al mueble con cinta de carrocero para que no se pierda ni se confunda con la de otro mueble.

11. Sella las cajas con cinta adhesiva. Puede parecer una tontería, pero esto te servirá para diferenciar las cajas que ya has dado por preparadas de las que aún están a medio hacer. Además, evitará que las solapas de la caja tropiecen al ser apiladas o se enganchen al pasar por las puertas. Evitarás que cojan polvo durante su traslado o si las vas a dejar cerradas algún tiempo.

cinta adhesiva cajas.jpg

12. Planifica la nueva distribución de tus enseres. Cuando llegues a tu nueva vivienda, y antes de empezar a abrir cajas a lo loco, ten muy claro cómo vas a distribuir tus objetos personales en la nueva casa. Sitúa las cajas en la estancia en la que se vayan a quedar y empieza abriendo aquellas que más vayas a necesitar, concretamente esas que durante el empaquetado dejaste para el final. Esto te ayudará a sentir que tienes todo lo que necesitas a mano, pudiendo tomarte con más calma el desempaquetado de las otras cajas.

Si tienes cualquier duda, o acabas de pasar por una mudanza y quieres compartir algún consejo con nosotros, recuerda que puedes plantearlo dejando un comentario en este post o abriendo un nuevo hilo de conversación en Foro de Ordenación. Si has realizado una mudanza, y quieres mostrar algún truco de organización que has llevado a cabo, recuerda que puedes subir tu proyecto a la sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?