Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo aprovechar el espacio con estanterías?
30-06-2015 17:14

Muchos nos hemos encontrado en ocasiones con huecos muy desaprovechados en casa. Esos espacios pueden ser de gran utilidad como lugares de almacenaje. Aprende a continuación cómo aprovechar el espacio con estanterías y así sacar partido a los rincones del hogar.

estanteria-aprovechar-espacio.jpg

¿Cómo aprovechar el espacio con estanterías?

Estos son los diferentes materiales en los que se fabrican las estanterías en función del lugar y del uso que se dé a cada una de ellas.

Resina

Gracias al material en el que están fabricadas, estas estanterías son ideales para el exterior: jardines, casetas, trasteros o garajes. Si te interesa, puedes aprender dónde colocar un armario de resina. Como ventaja, su montaje es muy rápido y no se necesita utilizar herramientas. Además, son modulares, por lo que puedes realizar la composición que más se adapte a tus necesidades. También permiten colocar las baldas a diferentes alturas y ofrecen una amplia gama de medidas y colores. Accesorios de jardín, herramientas, juguetes e incluso ropa son los productos que puedes almacenar en este tipo de estanterías.

espacio-estanterias-metal.jpg

Metal

Se usan en trasteros, garajes, huecos bajo la escalera, almacenes y espacios comerciales. Tienen la ventaja de que puedes encontrar productos en kit o crear tu propia composición, ya que existe una gran variedad de medidas, tanto de las baldas como de longitud de las guías.

Son muy resistentes y, gracias a su estructura de módulos, pueden adaptarse al espacio disponible. Su montaje tampoco requiere mucho tiempo. Además, poseen una gran capacidad de carga: las que se ensamblan con tornillos soportan un máximo de 100 kg por balda y las que no usan tornillos, un máximo de 250 kg por balda.

Si van a estar expuestas a humedad, puedes optar por estanterías hechas de metal galvanizado. Gracias al tratamiento del metal, podrás colocarlas en el exterior o en zonas húmedas como cámaras frigoríficas o vestuarios.

Melamina

Puedes encontrar estanterías en kit listas para montar o crear tu propio diseño, conforme a las necesidades que te puedan surgir.

La melamina presenta distintos acabados. Algunas pueden tener colores lisos o acabados que imitan la madera, tales como cerezo, roble, haya o sapelly, válidas para librerías, expositores o baldas.

Si necesitas que tu estantería esté en el exterior o en un ambiente húmedo, existen también melaminas fabricadas con material hidrófugo que permite su uso en zonas con alta concentración de humedad.

buhardilla-natural.jpg

Madera natural

Fabricadas en kit o hechas a medida, ofrecen muchas posibilidades en cuanto a la personalización y el acabado decorativo que puedes hacer con ellas.

Tanto la madera natural como el aglomerado crudo permiten dar un toque más personal y conseguir el resultado más acorde a tu personalidad y gustos. Descubre a continuación algunas técnicas.

Lacado

Primero tienes que lijar toda la superficie, retirar el polvo y dar una imprimación. Una vez seca, aplica la primera mano de esmalte.

Pasado el tiempo de secado recomendado por el fabricante, lija la superficie suavemente y aplica una segunda mano.

estanterias-habitacion.jpg

Puedes personalizarla empleando varios colores en las baldas para una habitación infantil, usando una pintura que imite la madera para un salón más serio o un acabado liso para un escritorio.

Barnizado

Lija toda la superficie y aplica un barniz tapaporos, con acabado transparente. Después de aplicar la primera mano, vuelve a lijar y da una segunda mano de barniz. 

Usando un fondo protector y un barniz de exterior, puedes colocar tu estantería en un espacio que no sea en el interior de tu casa, como una bodega o terraza.

Tinte

El tinte para madera permite cambiar su tonalidad conservando el veteado original. Al teñir la madera, el pigmento penetra en el poro y cambia su color, pero manteniendo la belleza natural de su veta. Las imitaciones de maderas con acabados clásicos o colores lisos aportan un toque de originalidad a las piezas que quieras tratar.

Una vez aplicado el tinte, puedes proteger la madera con cera o con un barniz transparente mate, satinado con un poco de brillo o brillante.

Si tienes alguna duda, puedes escribir en el Foro de Bricolaje y abrir un nuevo hilo de conversación sobre este o cualquier otro tema. De la misma forma, puedes compartir tus trabajos en Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 130.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.500 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?