Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo convertir una puerta abatible en una puerta corredera?
11-04-2017 11:34

Todos buscamos aprovechar al máximo el espacio que tenemos disponible en casa y en muchas ocasiones nos encontramos con cocinas o baños de pequeñas dimensiones donde una puerta abatible nos estorba o nos quita mucho espacio interior. Una puerta corredera siempre es una opción más eficiente y por ello queremos enseñarte a cómo convertir una puerta abatible en una puerta corredera.

puerta-abatible-cocina.jpg

¿Dispones del espacio para convertir una puerta abatible en una puerta corredera?

La hoja de una puerta abatible no tiene las mismas dimensiones que la hoja de una corredera, ya que una se encuentra dentro del hueco y la otra se colocará por fuera del mismo. Como mínimo una hoja corredera debería medir 2 cm más que el hueco por cada lado para garantizar que no pase luz y que no se aprecian los carros de la guía. Por ello para convertir la puerta a corredera debes recrecer el hueco de la puerta.

puerta-blanca.jpg

¿Cómo convertir una puerta abatible en una puerta corredera?

1. Prepara o recrece el hueco. Para recrecer el hueco de una puerta abatible la mejor opción es utilizar tapetas o jambas para forrar el marco de paso. Las jambas tiene un espesor de 1 cm que sumado al espesor de batiente, marco sobre el que baten las puertas, te ayuda a hacer el hueco más pequeño en 4 cm. En muchos casos una buena idea es colocar una doble tapeta o un listón pequeño.

2. Prepar la puerta. Continúa mecanizando la hoja. Una vez tengas el hueco con el tamaño adecuado, debes preparar la hoja para que pueda correr correctamente. Las hojas correderas deben tener un canal inferior mecanizado pero, si no dispones de herramientas adecuadas para mecanizar, puedes utilizar un perfil en L de aluminio o PVC. Su única función es evitar el movimiento de la puerta en el sentido transversal.  

3. Finaliza con el acabado. La puertas abatibles están mecanizadas, tienen los agujeros de las bisagras y el picaporte y debes sellarlos. Dependiendo de color de tu puerta dispones de diferentes masillas de colores para madera, algunos los podrás pintar una vez hayas terminado.

 Un pequeño truco para hacer una puerta corredera es voltear al puerta de tal forma que los agujeros de las bisagras queden mirando hacia la pared y los detalles queden menos visibles, eso si, solo en puertas lisas.

puerta-corredera.jpg

Convertir una puerta abatible en una puerta corredera es un trabajo de detalles pero no es una tarea imposible. Si te animas a realizar algún cambio similar en casa, te invito a publicarlo en la sección de Proyectos. Si te ha quedado alguna duda, puedes abrir un hilo de conversación en el Foro de Bricolaje para que podamos dar respuesta a tu pregunta.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?