Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo elegir suelo vinílico en clic o autoadhesivo?
18-01-2017 10:31

Pregunta

¿Cómo elegir suelo vinílico en clic o autoadhesivo? 

Respuesta

Los suelos vinílicos en clic o autoadhesivos son productos muy distintos. Podemos poner ambos tipos en nuestros hogares, pero no tienen las mismas características ni modos de instalarlos. Si quieres saber las diferencias o resolver dudas respecto a ellos, vamos a arrojar un poco de luz en esta Bricopedia explicándote cómo elegir suelo vinílico en clic o autoadhesivo.
 
rustico-2.jpg
 
¿Cómo elegir suelo vinílico en clic o autoadhesivo?
 
Tanto el suelo vinílico en clic como el autoadhesivo son productos hechos a base de los mismos materiales. Por eso no hay diferencia al hablar de resistencia entre un suelo vinílico en clic de la misma calidad que uno autoadhesivo, aunque toda similitud entre ambos tipos termina aquí. A continuación te desgranamos todas las diferencias en cada aspecto que necesitas saber antes de instalarlos.
 
  • Asegúrate si necesitas rodapiés

El suelo vinílico en clic necesita estar distanciado de las paredes. Su sistema es idéntico al de los suelos laminados, por lo que es imprescindible dejarle un espacio de entre 0,5 y 1 centímetro perimetralmente para prevenir que, con su natural dilatación, termine haciendo fuerza contra las paredes y, por ello, deformándose. Este hueco que queda alrededor debe taparse con un rodapié o un junquillo. Por tanto, esta es una de las primeras diferencias principales: el suelo en clic necesita obligatoriamente la instalación de un rodapié u otro elemento que tape la junta perimetral. Si ya hay un rodapié en ese lugar, habrá que quitarlo e instalar otro con el nuevo suelo.

salon-2.jpg

Esto afecta mucho estéticamente porque no es común encontrarse, por ejemplo, un rodapié instalado en un baño. Visualmente puede resultar raro ya que no es muy frecuente verlo, al igual que si lo encuentras en una cocina. Suponiendo que quieres instalarlo en la cocina, pero los muebles y electrodomésticos ya están puestos, esto te obliga a poner un elemento que tape la junta entre el suelo y el rodapié de los muebles. Es decir, que delante del rodapié existente debes poner un junquillo, un perfil o un rodapié. La acumulación de rodapiés, uno delante de otro, no da sensación de calidad y estéticamente no da muy buena imagen en la mayoría de casos.

Por su parte el vinilo autoadhesivo, se instala sin junta perimetral. Puede llegar hasta la pared o el rodapié existente. Si se queda una distancia milimétrica hasta la pared, puedes simplemente encontarlo con algún producto adecuado, como silicona acrílica, que tenga un color adecuado. Por tanto, te ahorras quitar el rodapié o instalarlo.

cocina-2.jpg

  • Mira si tienes que anclarlo al suelo

Dado que el vinilo en clic es flotante no se debe anclar a suelo con nada. Por tanto, no se deben instalar los sanitarios encima. Si vas poner un wc suspendido no hay problema, pero todos los fabricantes desaconsejan que se instalen sanitarios en el suelo sobre el vinilo en clic, ya que se va a impedir su normal dilatación espacial. Esto puede dar lugar a tensiones irregulares que pueden forzar, en casos extremos, que se suelte un clic o se produzca un hinchamiento o deformación.

La opción de recortar el vinilo de clic alrededor de las piezas tampoco es buena, ya que tendrías que dejar un hueco de un centímetro de separación y cubrirla con algo. Por su parte, el vinilo autoadhesivo se puede recortar con la forma de las piezas o situarlo bajo estas. De nuevo, hay que encintarlo entre el suelo y la pieza por si hubiera alguna irregularidad.

tostado.jpg

  • Ten en cuenta el aislamiento de ambos tipos

El material del que se hacen los suelos de vinilo es el mismo, pero el de clic es más grueso. Si quieres un mayor aislamiento no cabe duda de que el clic gana en ese campo. Un vinilo autoadhesivo sobre un azulejo transmitirá una sensación más fría que uno de clic, ya que su espesor es la mitad y por tanto su transmisividad es mayor. Te dejamos este enlace para que aprendas cómo limpiar y mantener los suelos vinílicos.

  • Prepara y planifica la instalación

Este es un tema más de apreciación o destreza individual, pero en general la instalación es más fácil en los vinilos autoadhesivos. Dado su poco espesor, que es de 2mm, no suele ser necesario cepillar las puertas, ya que suelen tener una distancia suficiente al suelo como para asumir el aumento de nivel. El suelo de clic suele requerir el cepillado de puertas y el recorte de marcos.

La preparación del suelo para pegar vinilo puede ser mayor. De hecho, generalmente el vinilo de clic se instala directamente sin tocar para nada el suelo existente. En el caso del autoadhesivo hay que tapar las juntas de azulejo para que no se trasluzcan en el suelo una vez instalado. También suele ser aconsejable en la mayoría de los casos aplicar una imprimación para asegurarse que el vinilo se va a fijar al suelo. Esto se debe a que hay suelos de gres o azulejo, entre otros tipos, que pegan y suelos que no.

suelo vinilico instalar.jpg

Si realizas una imprimación asegúrate de que pegue siempre. Si no imprimas y desconoces si el suelo existente es apto para la colocación de suelo vinílico autoadhesivo, puedes sufrir un problema de levantamiento. Los suelos pueden no disponer del agarre suficiente por diferentes causas, desde aplicación de ceras o la propia textura o composición del mismo. Ante la duda, merece la pena asegurar el tiro e imprimar.

  • Valora la calidad y el coste económico

En alguna ocasión, aunque no es lo habitual, puedes encontrar el mismo suelo en los dos modos de instalación. Además, la calidad de la capa superior, que es lo verdaderamente definitivo para conocer si un suelo de vinilo es mejor o peor, es idéntica. Lo que cambia es el grosor de cada lama y, a causa de esto, el precio. Los suelos en clic son proporcionalmente más caros dado que contienen más material de relleno interior.

Por último, es importante señalar que hay que seleccionar un suelo cuyas características se adecúen al espacio en el que se va a instalar. No todos los suelos de vinilo resisten los limpiadores potentes ni ciertos niveles de humedad en el caso del adhesivo y tampoco es igual su resistencia al desgaste. Hay que pensar que el suelo es un producto que no se cambia a menudo, que implica un esfuerzo de instalación y un esfuerzo económico que no debe fallar.

Si te ha gustado este post, quizás te interese ver el proyecto de la instalación de suelo vinílico de juanfunkel. También puedes ver este vídeo para saber cómo instalar lamas vinílicas adhesivas.

Para resolver dudas adicionales, abre un hilo de conversación en nuestro Foro de Bricolaje y daremos respuesta a tu pregunta o consulta. Si instalas en tu casa suelo suelo vinílico en clic o autoadhesivo, sube tu proyecto a la sección de Proyectos y enséñanos con fotos el paso a paso que has seguido para hacerlo.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?