Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo pintar con aerógrafo?
04-04-2016 12:01

Pregunta

¿Cómo pintar con aerógrafo?

Respuesta

Pintar con aerógrafo suele ser para hacer trabajos artísticos y de precisión, a diferencia de si se usa una pistola aerográfica. A continuación, te explicamos cómo pintar con aerógrafo. aerografo.jpg
  Materiales y herramientas para pintar con aerógrafo 
  • Aerógrafo
  • Mesa de trabajo o caballete
  • Recipiente con agua o disolvente

Existen dos tipos de aerógrafos:

  • El de doble acción ofrece mayor control, pues regula de forma separada el flujo de aire y el de pintura. Un gatillo en forma de palanca se encarga de regular el flujo de aire cuando se presiona hacia abajo, y el flujo de pintura empujando hacia atrás la palanca. Presionando, en mayor o menor medida, hacia abajo y hacia atrás conseguimos regular la mezcla aire/pintura.
  • Mientras que el de acción simple tiene menos partes móviles, puesto que solo llevan un botón que regula el caudal de aire. La pintura se convierte en gotas que se mezclan con el flujo de aire. Al llevar un mecanismo interno mucho más sencillo, resultan más fáciles de limpiar.

¿Cómo funciona un aerógrafo?

La boquilla es la parte del aerógrafo en la que descansa la aguja. El grosor de la boquilla y aguja determinan el espesor de la pintura y el tamaño de lo que podemos pulverizar. 

La fuente de aire comprimido es lo que proporciona la presión necesaria para que el aerógrafo pueda pulverizar correctamente. Podemos usar tanto compresores normales como específicos para aerógrafos.
También puedes mirar algunos modelos concretos, como el Compresor de aerografía Wuto o el Compresor BW2421.
¿Cómo pintar con aerógrafo?

 1. Prepara la pintura. Usa botes de cristal o plástico herméticos si crees que puede sobrar pintura tras terminar el trabajo, y mezcla la pintura con un poco del diluyente adecuado, de manera que tenga una consistencia como la tinta (si vamos a usar tintas, normalmente, no será necesario diluirlas). 

Ten en cuenta que siempre puedes agregar más agua para diluir, pero no podrás volver a espesar la pintura. Así que ve añadiendo agua o diluyente gota a gota. Con algo de práctica encontrarás una consistencia adecuada.

Cada trabajo puede necesitar un tipo de pintura diferente. Debes tener siempre en cuenta la superficie que vamos a pintar y usar la pintura correcta en cada caso.

 2. Realiza una prueba de la pintura. Ajusta la boquilla y la aguja del aerógrafo. Rocía pintura sobre un papel para comprobar que funciona bien. Para un efecto más suave, mantén el aerógrafo a una distancia de 20 cm de la superficie.

3. Practica el control de la atomización. La atomización es la precisión con las que las partículas de pintura se pulverizan. La presión más alta creará una atomización más fina de pintura. El tipo de pintura y su viscosidad afectará a la atomización. Experimenta con diferentes pinturas y consistencias para encontrar el efecto deseado. Para una pulverización con más precisión puedes usar una aguja más fina y de baja viscosidad. 

4. Limpia el aerógrafo. Separa los botes o frascos, y sumerge el aerógrafo en el cubo o recipiente con agua o el producto de limpieza necesario. Sopla aire a través del aerógrafo para limpiar la pintura. Esto evitará que los colores se mezclen en el aerógrafo. Luego, sopla agua pulverizando sobre un trapo o pedazo de papel.

5. Dibujo previo. Con ayuda de un lápiz, realiza un esbozo o esquema claro del trabajo sobre la superficie a pintar. Utiliza un borrador para eliminar las líneas y trata de aligerar los trazos necesarios tanto como sea posible. En este punto sería recomendable parar un momento y comprobar que el dibujo se parece a lo que tienes en mente.

6. Empieza a trabajar. Mientras pintas, escoges un color cada vez, tratando de pintar todas las zonas que necesiten ese color y desde la capa del fondo hacia arriba. Pinta primero las zonas de luz para luego pasar a las zonas más oscuras y céntrate en rellenar las zonas más generales, dejando los detalles para el final. Para los detalles puedes colocar una máscara que tape las áreas que no quieras pintar. pintura-valla-blanca-compresor.jpg

 7. Sella la pintura. Cuando hayas terminado el trabajo, rocia un fijador sobre la pintura, para sellarla. Sepárate entre 80 cm y 1 metro de distancia de la pintura para empezar a pulverizar el sellador, con movimientos horizontales, teniendo cuidado de no sobrecargar la superficie. 

8. Seca y da una segunda capa. Aplica una segunda capa, esta vez con movimientos verticales.

Consejos y recomendaciones:

  • Siempre suele ser recomendable un aerógrafo de doble acción, pues te permite controlar por separado el volumen de aire y pintura y, aunque resultan algo más costosos, permiten realizar más tipos de trabajos.
  • Si quieres empezar a trabajar en aerografía pero no tienes un compresor, puedes usar botellas de aire comprimido, CO2 u otros gases comprimidos. Que aunque tienen una duración limitada, permiten realizar pequeños trabajos.
  • Debes asegurarte de tener una buena ventilación durante el trabajo con aerógrafo. Abriendo ventanas en caso necesario.
  • Usar mascarilla o respirador puesto que, aunqueuses la pintura al agua y esta no sea tan perjudicial como la pintura sintética (al disolvente), tanto una como otra siguen conteniendo sustancias perjudiciales para la salud.

Si tienes alguna duda sobre este artículo, puedes dejar tu comentario en un nuevo hilo de conversación en el Foro. También puedes dejar tus trabajos en la sección de Proyectos

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?