Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo saber qué lija de mano necesitas?
14-04-2016 09:46

Existen distintos tipos de lijas de mano en el mercado y no todas sirven para los mismos trabajos. Si para tu próximo proyecto necesitas una lija, en este post te explicamos cómo saber qué lija de mano necesitas.

taco-lija-madera.jpg

¿Cómo saber qué lija de mano necesitas?

La lija sirve para alisar, pulir o abrillantar una superficie eliminando, a su vez, las rugosidades que pudiera presentar el objeto. Un buen acabado es imposible sin un perfecto lijado. 

La lija se compone de dos partes unidas por un adhesivo. El pegamento puede ser una resina sintética o cola natural. El soporte es una lámina sobre la que se pega el grano. El soporte se fabrica en rectángulos manejables para pequeños trabajos. Existen varios tipos de soporte

  • Papel: Es el soporte más utilizado y más barato. Tiene buena resistencia y flexibilidad. Los campos de aplicación más importantes para lijas con soportes de papel son la industria de la madera y la artesanal carpinteros, pintores, barnizadores.
  • Tejido de algodón o poliéster: Es más resistente y flexible, pero también menos económico. Se utiliza sobre todo en lijas manuales para metales.
  • Fibra vulcanizada: Tiene más rigidez, pero máxima resistencia. Se utiliza para los discos de las lijadoras eléctricas. 

La superficie granular es una de las caras de la lámina y cuyo grano puede ser de tres tipos, según su composición: 

  • Lijas de carburo de silicio. Es un grano anguloso, de baja tenacidad y poca durabilidad. Se utiliza principalmente para el lijado de materiales sólidos como: vidrio, piedra, mármol, lacas, cerámica, titanio, goma, plásticos o fibra de vidrio.
  • Lijas de óxido de aluminio. Es un grano redondo, tenaz y de alta durabilidad. Es apropiado para el lijado de materiales como el metal y la madera. También son indicadas para el lijado de paredes enlucidas.
  • Lijas de corindón de circonio. Es un grano muy uniforme, muy tenaz y con una alta duración. Debido a su gran tenacidad es excelente para lijar aceros inoxidables.

El número de grano da información sobre su tamaño. Cuanto menor es el número de grano, mayor es éste y, por tanto, más basto será el lijado. Para un buen lijado de la superficie es recomendable utilizar varias lijas, comenzando por la gruesa a una extrafina. Tipos de lija según el número de grano: 

  • Lija de grano basto: 80 - 60 - 50 – 40 – 36 – 24 – 20 – 16 – 12. Es recomendable utilizarlo para quitar pintura. Si estás trabajando sobre madera no conviene usar lijas tan gruesas.
  • Lija de grano medio: 280 – 240 – 220 – 180 – 150 – 120 – 100. Este tipo de lijas se utilizan para alisar la superficie.
  • Lija de grano fino: 600 – 500 – 400 – 360 – 320. Para lijar entre manos.
  • Lija de grano extrafino: 1500 – 1200 – 1000 – 800. Se utiliza para quitar las asperezas que hayan podido quedar una vez acabado el trabajo.

También podemos distinguir lijas con grano abierto y con grano cerrado: 

  • Lija de grano abierto: Tienen menos granos por unidad de superficie. Son adecuadas para maderas blandas y resinosas, pinturas, masillas, emplastes, yesos húmedos o muertos, etc.

Existen otro tipo de lijas según el recubrimiento. Algunas lijas llevan un recubrimiento parecido a una cera que lo que hace es evacuar mejor el polvo del lijado evitando que la lija se obstruya y siga lijando cómodamente. Este recubrimiento lo tienen las lijas especiales para pinturas o lacas.  

El formato de la lija contempla las hojas y el taco de la misma:

taco-lija.jpg

  • Hojas de lija: Son generalmente de papel y en algunos casos de tela. Las hojas de papel fino se pueden doblar, o incluso recortar, por tanto, te permite alcanzar zonas difíciles en la madera, adaptarlo a zonas curvas y llegar a zonas a las que el taco no llegaría. Se pueden utilizar directamente o mediante un taco de madera.
  • Tacos de lija o esponjas lijadoras: Son muy flexibles y muy fáciles de utilizar debido a su ergonomía. Este tipo es el ideal para trabajar con una mayor comodidad y uniformidad sobre superficies lisas y amplias. Se suelen dividir en grano grueso, medio y fino.

Dependiendo de la superficie a lijar, debemos seguir ciertas pautas. Para el lijado de la madera es imprescindible que se lije en dirección a la veta, si lo haces en perpendicular podrías lastimar la veta. En el caso de las paredes, lo óptimo es lijar de manera circular con un taco de lija o una lija sujeta a un taco de madera.

Si tienes alguna duda sobre este tema, puedes abrir un nuevo hilo de conversación sobre cualquier tema en los Foros. Si tienes algún consejo más para elegir lijas de mano, compártelo en la sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?