Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo seleccionar escofinas según la tarea a desempeñar?
28-06-2016 11:49

¿Estás trabajando con la madera y aún no las conoces? Las escofinas son herramientas metálicas de diversas formas y granos que utilizamos con el fin de perfilar, pulir o limpiar superficies de madera. Es decir, nos encontramos con una herramienta básica de carpintería que, en general, presenta un grano más grueso que las limas. Aunque hay muchos tipos de escofinas, según la tarea a desempeñar. 

escofina-uso-carpinteria.jpg
Coloquialmente se usan las palabras limar y lijar de manera indistinta, pero en realidad tienen sus diferencias. Si se trata de madera, normalmente la gente busca una lima cuando en realidad lo más adecuado es una escofina. Así que si vas a comprar una herramienta para “limar” madera, lo más probable es que esta herramienta haya de ser una escofina. Las limas propiamente dichas se circunscribirán al trabajo en metal o para acabados muy finos en la madera. Entre otras cosas, con la escofina podrás tallar madera también.

A continuación, te mostramos qué tipos de escofinas hay según el grano (más grueso o más fino) y según la forma:

1. Según el grano

Como bien sabrás, no es lo mismo que trates tu madera con un grano grueso, más rápido y agresivo, que con uno fino de agresividad menor pero también más lento. La diferencia entre estos tipos va a estar en la distribución, cantidad y tamaño de sus dientes. Según el grano, hay tres tipos de escofinas:

  • Gruesa. Esta escofina sería la más basta y la que has de utilizar para trabajos más agresivos o de desbaste.
  • Media. En este caso hablamos de una escofina intermedia. Puede ayudarte a tratar la madera y dejarla mejor preparada antes de pasar a una más fina para acabado.
  • Fina. El grano de esta esta escofina es de mayor finura y te ha de servir para trabajos de repaso y acabado.escofinas-uso-forma.jpg2. Según su forma

Dependiendo del uso que vayas a hacer y del tipo de superficie que quieras repasar con la escofina, necesitarás distintas formas:

  • Redonda: Estas escofinas son de forma cilíndrica. Las puedes utilizar, por ejemplo, para ampliar agujeros previos o repasar superficies curvas.
  • Plana: Su sección es rectangular, aunque también puedes encontrar algunas de sección cuadrada. Ideales para superficies totalmente planas y no muy extensas en superficies. Para superficies planas mucho más grandes sería más recomendable el uso de cepillos, si queremos rebajar, o de papel de lijas, esponjas o tacos, para el lijado.
  • Media caña: Este tipo tiene una cara plana y la otra curvada, semejante a un semicírculo. También puedes usarla para rebajes y sería más adecuada que las otras para el tratamiento de ángulos acabados en pico.
  • Punta curva: Estas se utilizan para los detalles y lugares no muy accesibles.

escofina-forma-segun-uso.jpg¿Qué características tienen las escofinas?

Fíjate también en los siguientes aspectos a la hora de diferenciar las escofinas:

  • Largo. Dependerá de la marca pero, en la gran mayoría de ocasiones, tendrás disponibles en el mercado escofinas de 20, 25 o 30 cm de largo.
  • Mango. Muchas escofinas incluyen un mango que puede ser de madera o trimateria, pero también podrás ver alguna sin él, que son las más pequeñas usadas para acabados. Mucho cuidado con la unión entre espiga y mango, en ocasiones se suelta, pudiendo dañarte. Y si se rompe, elige un mango de herramienta nuevo.
  • Limpieza. Mucha atención con la limpieza de la herramientas, ya que una mala limpieza puede retrasar en el avance e, incluso, perjudicar a la madera.
  • Asegúrate que la pieza a lijar permanece quieta, eso evitará accidentes y posibles golpes a la herramienta.
  • Además de las escofinas manuales, encontrarás complementos para taladro que podrás usar.
  • Debes extremar la vigilancia, ya que las revoluciones aportadas por el taladro pueden aumentar la agresividad de la escofina y hacer que te quedes sin madera.

No olvides que otras herramientas para madera como los tacos de lija, los papeles de lija o los cepillos, manuales y eléctricos, también pueden ayudarte a tratar y a lijar la madera.
Si estás restaurando un mueble o haciendo algún trabajo especial con la madera, no dudes en compartirlo con nosotros en nuestra sección de Proyectos. Y si tienes alguna duda te la resolveremos enseguida en nuestro Foro de Bricolaje.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?