Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo ahorrar en calefacción?
29-10-2015 17:21

Para combatir una factura energética alta, te enseñamos cómo ahorrar en calefacción. La idea es que puedas reducir el consumo de la calefacción una vez conozcas cómo se comporta el calor en tu casa y qué acciones puedes llevar a cabo para mantener tu casa a una temperatura confortable sin gastar de más.radiador-habitacion-blanca.jpg

¿Cómo ahorrar en calefacción?

A continuación te damos algunas claves que puedes poner en práctica para ahorrar en calefacción:

1. Ganancia térmica

  • Cuanto más caliente está un objeto más energía cede al ambiente. Cuanto más frío haga fuera, más consumirá la calefacción, por eso debes mantener el termostato a 20 grados. Dependiendo de la temperatura exterior y del sistema de calefacción, cada grado que subas el termostato te hará consumir entre un 5% y un 30% más, así que la importancia de este punto es primordial. Tampoco es recomendable que la temperatura baje de 15ºC en la época fría.
  • Se puede ayudar a la calefacción. Dejar que el sol entre en casa a través de los cristales no solo es un gustazo, sino que tiene un efecto en la ganancia térmica de la casa. También reutilizar el calor generado en los puntos calientes.

2. Pérdidas térmicas

El calor quiere escaparse y el frío quiere entrar, por eso es importante aislarse. Hay que incomunicar el aire exterior y el interior. Aquí te enseñamos cómo elegir aislamiento térmico y acústico. A continuación, te ofrecemos las siguientes soluciones:

  • Los elementos constructivos, fachadas o ventanas bien aislados son una inversión segura. Las casas que tienen un aislamiento deficiente suelen tener una eficiencia en calefacción ruinosa. Es muy importante plantearse si invertir en calefacción toda la vida o en cambiar las ventanas solamente una vez. El ahorro puede alcanzar el 50% cada año.
  • Evitar las fugas con burletes en puertas y ventanas. Esas corrientes de aire, supuestamente poco importantes, evacúan grandes cantidades de energía. Instalar paneles reflectantes tras los radiadores evita que el calor fluya hacia la fachada y se pierda. Otro elemento de ahorro sencillo es el aislante para las persianas, que evita esas molestas y frías corrientes provenientes de las mismas.
  • Ventilar reduce el nivel de humedad interior, lo que mejora la eficiencia de la calefacción. Para ventilar debes elegir un momento en el que la calefacción esté apagada y lo más al mediodía posible, ya que el salto térmico interior será menor. Debes ventilar las habitaciones por separado, cerrando puertas para no generar corrientes, ya que estas no solo renuevan el aire sino que roban el calor de los muebles, tejidos y paredes a mayor velocidad.
  • No interrumpir la transmisión de calor es también muy importante. Tapar un radiador es muy ineficiente y utilizarlo para secar ropa no es aconsejable por varias razones: la energía se invierte en evaporar el agua de la ropa, no en calentar el ambiente, y el agua evaporada en casa rebaja la sensación térmica. Una secadora consume menos que un radiador secando la ropa.
  • Los tejidos ayudan a contener el calor en casa. Las alfombras, moquetas y cortinas son grandes contenedores de energía aunque, al mismo tiempo, hay que tener cuidado si la calefacción es de suelo radiante, ya que al aumentar el aislamiento del suelo se puede reducir la velocidad a la que se transmite el calor.

habitacion.png

3. Puntos calientes y puntos fríos

  • Un aseo interior sin radiador es un punto frío. La casa va a perder calor en ese punto, así que hay que mantenerlo cerrado. Lo mismo sucede con cuartos de servicio como galerías, lavanderías o trasteros.
  • Para evitar dormir con la calefacción puesta teniendo una habitación grande, hay que intentar no cerrar el radiador del todo para que el diferencial entre habitación y pasillo no se dispare y mantener la puerta siempre cerrada.
  • Un punto caliente es un radiador, por ejemplo. Cuando se pone la calefacción desde cero el radiador se calienta y la habitación está fría. Este gran diferencial de temperatura (salto térmico) hace que el radiador ceda mucho calor. Aquello que lo calienta, sea una caldera o una resistencia eléctrica, va a tener que consumir muchísimo para reponer esa energía. Este calor se invierte en las paredes y elementos estructurales de la casa. Así que se tarda en tener la sensación de calidez porque se tarda en calentar el aire. Por eso no debes dejar que la temperatura caiga de 15ºC cuando haga frío. Dejar que la casa se enfríe supone un sobre esfuerzo para los sistemas de calefacción que rebaja en mucho su eficiencia.
  • Asimismo, un punto caliente es la cocina durante su uso. En ese caso deja fluir el calor no cerrando la puerta y así cederá la energía hacia la casa y no hacia las ventanas y paredes evitando su disipación.

4. Automatización y mantenimiento de los sistemas
Eficiencia y tecnología van de la mano. Por eso es importante conocer algunos elementos que ayudan a ahorrar:

  • El cronotermostato, que permite poner la casa a la temperatura adecuada para cada momento y día. Así puedes controlar fácilmente la temperatura ganando confort y ahorrando en la factura. Y no solo el cronotermostato. La domótica permite ya controlar estos sistemas de manera remota con mucha seguridad y comodidad.
  • Los sistemas y combustibles modernos pueden generar una gran ganancia térmica gastando menos. Es muy importante elegir un sistema adecuado al rango de temperaturas de la zona geográfica en la que vivas y dimensionado para la superficie de tu casa. En zonas frías es muy recomendable instalar sistemas solares de apoyo a la calefacción.
  • Mantén tu calefacción limpia, ya que es importante realizar un mantenimiento preventivo anual para que queme bien y no desperdicie combustible.

Si quieres más información para ahorrar calefacción en tu casa, te puede servir de ayuda conocer qué calefacción consume menosLa calefacción es el consumidor de energía más potente de la casa. Pequeñas inversiones arrojan resultados notables y pequeños cambios de hábitos hacen que aumente la calidad de vida ganando confort y ahorrando en las facturas.

Si tienes alguna duda, puedes dejar un comentario en Foros o abrir un nuevo hilo de conversación sobre cualquier tema. Si aplicas algún truco en casa para ahorrar calefacción, sube tu proyecto a la sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?