Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Por qué sustituir un termo eléctrico por un calentador de gas?
17-05-2016 13:08

A la hora de decidirnos entre un termo eléctrico y un calentador de gas lo primero que debemos tener en cuenta es dónde lo vamos a instalar. Pero más allá del lugar en el que lo vayamos a poner, tenemos que tener muy claro cuál de los dos queremos tener. De esta manera, vamos a ver por qué sustituir un termo eléctrico por un calentador de gas.

calentador-gas-termo-electrico.jpg

Aunque hoy en día la variedad de modelos de calentadores de gas nos permite instalarlo incluso dentro de un armario, siempre debemos consultarlo con personal especializado, pues puede darse el caso en que sea muy difícil instalarlo de acuerdo a la normativa vigente. Una vez salvado este paso, nos tenemos que plantear cuál es la ventaja del calentador de gas.

Al ser un calentador instantáneo, solo calentará el agua que vamos utilizando, no como el termo eléctrico que calienta el agua, la acumula y, si no la usamos y se enfría, la vuelve a calentar. La nota negativa es que esto repercute en la factura de la luz.

Cuando la familia que vive en la casa es muy numerosa, el termo tiene que ser de gran capacidad. A mayor cantidad de agua, mayor tamaño del termo. También debemos tener en cuenta el tiempo que tarda en calentar toda esa cantidad de agua. Una vez agotamos todo ese agua, debemos esperar más de una hora para volver a tener agua caliente disponible.

También debemos tener en cuenta el espacio que ocupa un termo. Un calentador es mucho más compacto y el agua no se nos acabará nunca, ya que la va  calentando a medida que la vamos usando.

A mucha gente le da temor instalarse un calentador de gas por el tema de la seguridad. Hoy en día todos los calentadores tienen un sistema de seguridad que en cuanto detecta alguna anomalía, corta el paso del gas y hace que el calentador se apague automáticamente.

Otra cosa a tener en cuenta es la potencia que debemos tener contratada si queremos poner un termo, porque las resistencias de estos son más o menos todas a partir de 1500 watios. Si tenemos en cuenta los electrodomésticos que se utilizan en un hogar, como la lavadora, el horno, la encimera o el lavavajillas, esto podría suponer contratar más potencia y más dinero en la factura.

Espero haberles aclarado un poco sobre este tema que suele plantear muchas dudas, pero sin lugar a dudas es mucho más eficiente un calentador de gas que un termo eléctrico.

Si tienes dudas, las puedes plantear abriendo un nuevo hilo de conversación en nuestros Foros. Si has sustituido un termo eléctrico por un calentador de gas, sube tu proyecto a la sección de Proyectos y cuéntanos en qué te ha beneficiado ese cambio.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?