Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué calefacción usar en cada tipo de casa?
13-01-2016 13:30

Ahora que llega el frío, seguro que te estás planteando qué sistema de calefacción sería el más adecuado para tu casaA continuación te explico unos puntos a tener en cuenta sobre qué calefacción usar según el tipo de casa y la zona en la que vivas, ya que un sistema de calefacción eficiente es fundamental, sobre todo en determinadas regiones. Factores como el clima, el tipo de aislamiento, tamaño o el uso de las estancias de tu vivienda influyen en esto. 

calefacción-casa-emisor-termico.jpg

Podemos dividir los tipos de calefacción según la fuente de energía, eléctrica o gas, o según el aparato del que obtenemos el calor (emisores térmicos, calderas, suelo radiante), cada uno de ellos será para una tipología de vivienda:

  • Calefacción eléctrica por acumulación.
  • Emisores termoeléctricos
  • Suelo radiante.
  • Caldera con radiadores de agua.
  • Bomba de calor.

1. Calefacción eléctrica por acumulación: 

Este sistema de calefacción estaría recomendado para regiones cálidas y poco húmedas donde no necesitas tener los acumuladores a máxima potencia durante mucho tiempo para alcanzar una temperatura confortable. También lo podrías usar en viviendas pequeñas o en segundas residencias.

Debes tener en cuenta si decides instalar este tipo de calefacción, aunque la instalación es más rápida, aumentará la tarifa eléctrica considerablemente. Otro factor importante a tener en cuenta es que la instalación eléctrica debe estar preparada para soportar este tipo de calefacción. 

2. Emisores termoeléctricos:

Este sistema de calefacción es ideal para estancias pequeñas y poco frías, con buen aislante térmico en las paredes y ventanas.

Los radiadores son independientes y se pueden enchufar en cualquier sitio de la casa sin necesidad de hacer obras. Disponen de un termostato interior que te permitirá tener en la estancia la temperatura adecuada y algunos un temporizador o programador para que se apague cuando desees.

Estos aparatos tienen varias ventajas, una vez que se apagan siguen proporcionando calor sin consumir hasta que el aceite que lleva en el interior se enfría por completo. También son más seguros que los radiadores de agua, ya que estos no producen ninguna presión interna. Debes tener en cuenta si necesitas instalar muchos para que la potencia contratada pueda abastecer los radiadores y la instalación convencional de tu vivienda.

3. Suelo radiante:

Este tipo de calefacción se recomienda para climas fríos y viviendas habituales ya que en alcanzar la temperatura tarda cierto tiempo. Es uno de los sistemas más confortables. Nos permite ahorrar un 20% y el tipo de calor se reparte de manera uniforme. No reseca el ambiente y es un sistema seguro.

La instalación nos aporta un aislamiento acústico y térmico ya que va instalado debajo del pavimento de la vivienda mediante unas tuberías y cables eléctricos que al irradiar el calor, éste se propaga hacia arriba calentando el suelo y el ambiente de la vivienda.

suelo radiante.jpg

4. Caldera con radiadores de agua:

Es el sistema que más se utiliza en España. Funciona con tres tipos de combustible: gas natural, gas propano y gasóleo. El gas propano proporciona mayor cantidad de calor con respecto al gas natural o al gasóleo, por ello se recomienda para viviendas grandes.

Este tipo de energía no es contaminante y cualquiera de los tres requiere instalación de radiadores, esto permite un tipo de calor confortable y homogéneo por toda la casa.

Proporciona el calor por la quema de combustibles en una caldera que se instala en un lugar de la casa el cual pueda tener ventilación al exterior. La instalación es mediante radiadores de agua que al ser calentada irradian calor en todos los puntos de la casa que se deseen.

Podrías utilizar la caldera sólo para los radiadores de la casa o también para el agua caliente sanitaria, aunque para ello necesitarías la instalación de una caldera mixta. Se podría instalar en una vivienda o en todo un edificio. 

5. Bomba de calor: 

Este tipo de calefacción se recomienda para climas cálidos o inviernos suaves. La bomba de calor te permite tener calor en invierno y aire acondicionado en verano en un solo aparato.

Es uno de los que menos energía consume, hasta alcanzar la temperatura deseada pero el calor o frío se dispersa antes. Una de las desventajas de este sistema es que puede resultar molesto el ruido del ventilador o el elevado precio de la instalación de la bomba de calor.

No necesita mucho mantenimiento, salvo la limpieza periódica de los filtros de aire. Un factor a tener en cuenta muy importante es que la manipulación de estos aparatos debe hacerla siempre un instalador autorizado, debido a la manipulación del gas que llevan dentro.

aire_acondicionado_salon.JPG

Aunque podrías encontrar otros tipos de calefacción, pero estos son los más comunes y eficientes.

Recuerda que para cualquier duda, puedes abrir un nuevo hilo de conversación en el Foro.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?