Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cambiar un pernio roto en una puerta de interior?
30-07-2015 10:09
Autores: Community Manager

Pregunta

¿Cómo cambiar un pernio roto en una puerta de interior?

Respuesta

 

En ocasiones, ya sea por el uso diario o por un fuerte golpe, puede suceder que el pernio de una puerta se rompa, generalmente, por la parte que lo une a la puerta.

 

                                              

                                                               Pernio

 

A continuación, te explicamos cómo cambiar un pernio roto en una puerta interior:

 

1. Identifica la mano o dirección de apertura de la puerta, derecha o izquierda.

Para ello puedes utilizar el siguiente esquema:

 

                       Esquema apertura

  

2. Saca la puerta del marco. Abre la puerta en un ángulo de 90º y levántala. Una vez retirada la puerta, intenta colocarla sobre una superficie plana, utilizando como base de protección una manta o un trozo de cartón que evite dañar la superficie donde la coloques, o la puerta. 

 

3. Mide la longitud del pernio, teniendo en cuenta la distancia de separación entre cada uno de los puntos de fijación. Esta medida te servirá de referencia para el nuevo pernio.

 

4. Retira los tornillos del pernio dañado, tanto los que van a la puerta como los que van al marco.

                                                   Retirar tornillos de pernio

  

5. Coloca el nuevo pernio (ambas partes, puerta y marco), y atornilla el pernio utilizando los mismos elementos de fijación que hemos retirado del pernio dañado.

 

      Nuevo pernio

 

 

Consejo: Una vez que hayas colocado los pernios, puedes aprovechar el momento para añadir un poco de lubricante adicional al pernio. En general, los fabricantes añaden grasa al pernio en el momento de la fabricación, para aumentar la protección y garantizar un mejor funcionamiento. 

 

6. Vuelve a colocar la puerta. Sitúa la puerta en la posición de apertura, haciendo una ángulo de 90º, levanta la puerta y, con cuidado, une ambas partes del pernio.

 

Sin importar el tamaño o el peso de la puerta, te recomiendo contar con ayuda, tanto en el proceso de retirada, como en el de colocación de la puerta, así te permitirá trabajar con mayor seguridad.

 

Las bisagras y los pernios tienen funciones diferentes, por eso te recomendamos que leas el siguiente post sobre cómo diferenciar un pernio de una bisagra. 

 

Si te ha interesado el post, te recomendamos que leas Cómo medir una puerta o Cómo rebajar una puerta que roza el suelo. Si lo que quieres es renovar la pintura de tus puertas, en esta Bricopedia te enseñamos cómo pintar una puerta

 

Recuerda que si tienes alguna duda sobre el proceso puedes dejar un comentario en el Foro, o abrir un nuevo hilo de conversación. 

Colaboradores

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?