Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo elegir un bombín para la puerta?
16-07-2015 11:03

Pregunta

Hay varios motivos por los que puedes cambiar el bombín de tu puerta, pero los más habituales son: sustitución por rotura, pérdida de llaves y mejorar la seguridad de nuestro hogar.

bombin para puerta ok.jpg
Sea cual sea el motivo, antes de proceder a su compra, hay que tener en cuenta una serie de factores, como medidas, tipos, perfiles o niveles de seguridad. Para saber todas esas cosas, antes debes desmontarlo de la cerradura.


A continuación, te mostramos los pasos a seguir para la elección correcta del bombín para puerta:

 

Tipo de puerta:

El bombín puede ser para cerradura de carpintería de madera (puerta principal, puerta de paso), o carpintería metálica (garaje, trastero, portal).


Puedes diferenciar ambos tipos de bombines por la medida de la leva. La leva es la pieza giratoria central del bombín que acciona la cerradura.


La leva de los bombines de carpintería de madera, o leva larga, miden 15 mm. La de los bombines de carpintería metálica, o leva corta, miden 11 o 13’5 mm.

 

leva.jpg

 

Perfil de bombín:

Los hay de tres tipos: el redondo, el ovalado y el más común, el europeo (conocido coloquialmente como ‘’bombín de pera’’).

 

europeo.jpg

Medida del bombín:

Este es uno de los pasos más importantes a la hora de identificar el bombín que necesitas. Existen estos tres tipos:

1. Centrado: La leva está situada exactamente en el centro del bombín, de tal forma que si mides desde cualquiera de los dos bordes al centro de esta, la medida será la misma. Las medidas más comunes son 30x30 (60 mm), 35x35 (70 mm) y 40x40 (80 mm).

2. Descentrado: La leva está situada más cerca de un borde del bombín que del otro, de tal forma que si mides desde los dos bordes al centro de esta, la medida será distinta. Las medidas más comunes son 30x40 (70 mm) y 30x50 (80 mm).

3. Medio: La leva está situada en un lado del bombín, como si hubieses cortado un bombín centrado por la mitad. La medida más común es 30x10 (40 mm).

 

centrado.jpg

Tipo de bombín:

Esta decisión obedece más a preferencias personales que a necesidades propias de la cerradura. Hay de tres tipos: 

1. Normal: Abre y cierra indistintamente desde el interior y el exterior, pero si dejas la llave puesta en el interior, no podrás abrir desde fuera, ya que la llave no girará.

2. Doble embrague: Abre y cierra indistintamente desde el interior y el exterior. En este caso, si dejas la llave puesta en el interior, podrás seguir abriendo desde fuera.

3. Botón: Abre y cierra indistintamente desde el interior y el exterior. Desde fuera lo puedes hacer con la llave y desde dentro accionando un botón giratorio.

 

llave.jpg

Tipo de llave:

Existen muchos tipos de llaves, pero si se hace referencia a bombines, se reducen a dos: dientes y puntos o planas. Las primeras son las más básicas, las segundas ofrecen un mayor número de combinaciones posibles, lo que se traduce en una mayor seguridad.

 

Seguridad del bombín:

La función de un bombín no es otra que la de dotar de la mayor seguridad posible a tu puerta y, por consecuencia, a tu casa. Tú eres el que determina qué nivel de seguridad deseas para tus puertas, pero, lógicamente, no es lo mismo la de un dormitorio en un piso compartido que la de una puerta principal o la de un trastero.

 

A continuación, te mostramos los principales dispositivos de seguridad que te puede ofrecer un bombín para puerta:

 

  • Anti-bumping: El bumping es el sistema de robo más utilizado en la actualidad (¿En qué consiste el bumping?) y no deja rastro. Los bombines anti-bumping incluyen pitones adicionales que impiden el giro de la llave.
  • Anti-Taladro: Una barra reforzada, en la parte inferior del bombín, protege e acceso de la broca a los muelles y pitones, evitando así que estos puedan saltar.
  • Anti-Ganzúa: Evita que se pueda utilizar este rudimentario método de apertura.
  • Anti-rotura: Una serie de láminas o refuerzos a lo largo de la parte inferior del bombín, evitan que con la ayuda de una tenaza o herramienta similar se pueda partir el bombín por su parte más débil (entre el agujero central y la leva).


Si te ha interesado este post, te recomendamos que leas las siguientes Bricopedias relacionadas con el tema:

-¿Qué es una cerradura?

-¿Cómo instalar una cerradura de seguridad?


Si tienes alguna duda, puedes dejar un comentario en el Foro de la Comunidad o abrir un nuevo hilo de conversación. 

Respuesta

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?