Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo levantar una pared de hormigón?
27-03-2017 10:38
Autores: 15

El hormigón es conocido por sus excelentes cualidades y comportamiento en cimentaciones y encofrados. Es un material que fue ya usado por los griegos y egipcios en sus antiguas construcciones. Hoy en día se le sigue dando un uso principal en la construcción para cimentaciones de edificios, muros o moldes prefabricados. La forma más común de hacer un muro de hormigón es haciendo un encofrado, que es la estructura de madera que debes montar para contener el hormigón fresco hasta que fragüe. A continuación, te explicamos el paso a paso de cómo hacer una pared de hormigón con un encofrado.

image1.JPG

Antes de empezar con la explicación, quizás te venga bien saber qué es un encofrado. También te será útil la Bricopedia sobre qué materiales hay para encofrar.

pared de hormigon.jpg

¿Cómo levantar una pared de hormigón?

A continuación te explicamos el paso a paso para que sepas cómo levantar una pared de hormigón.

1. Cava una zanja en la zona donde quieras levantar el muro. El tamaño de la zanja dependerá de las dimensiones del muro que quieras levantar, al igual que el diámetro de las varillas que componen el entramado interior. Asegúrate de que todo esté a nivel durante el proceso.

cava una zanja pared hormigon.jpg

2. Dentro de la zanja empieza a colocar el entramado de barras corrugadas de hierro. Estas se encargan de que el muro no se desmorone una vez quites el encofrado y para que no haya movimientos durante el proceso de construcción, además de dar una firmeza estructural al muro en cuestión.

ferralla.jpg

3. Una vez armado todo el entramado interior de hierro, puedes proceder a colocar el encofrado cerrando la estructura alrededor de la zanja. El encofrado a emplear debe estar perfectamente limpio y tratado con desencofrante para garantizar su puesta en obra y el correcto acabado del muro.

4. Pasa puntos de anclaje para el encofrado. Si te has fijado en algún muro de hormigón, verás que cada cierta distancia tienen unos agujeros que los atraviesan de un lado al otro. Eso es uno de los anclajes para el encofrado, normalmente se usa un tubo de PVC con un diámetro pequeño que llegue de lado a lado contando con los tablones del encofrado. Por su interior pasa una varilla roscada, la cual se encarga de mantener en su sitio las paredes del encofrado gracias a unas tuercas o fijaciones a cada lado. De lo contrario, las paredes se podrían separar por la presión que ejerce el hormigón.

image5.JPG

5. Procede a verter el hormigón en el interior una vez estés seguro de que el entramado de hierro y el encofrado está totalmente cerrado, limpio y seguro. Hazlo de una forma continuada de un lado al otro de forma que cada capa que eches quede al mismo nivel. Es importante que hagas el vertido de una forma homogénea y no dejes huecos sin cubrir.

vierte el hormigon pared.jpg

6. A medida que vayas vertiendo el hormigón, debes compactarlo usando una herramienta que se llama vibrador de aguja. Esta herramienta dispone de una manguera con una punta vibradora, la cual tienes que introducir de una forma rápida y vertical en el hormigón y sacarla de forma lenta para asegurar que la vibración compacta el hormigón. Verás que el hormigón está suficientemente compactado cuando la lechada del hormigón fluya por la superficie. En esta Bricopedia puedes aprender más acerca de cómo hacer hormigón.

7. Después de hormigonar por completo, debes de esperar unas 24 horas para comprobar el estado del hormigón. Si ya está completamente seco, puedes proceder con cuidado a quitar el encofrado.

8. Corta las varillas roscadas y los tubos que sobresalen a ras del muro.

9. Si ha quedado alguna coquilla vacía en la estructura, puedes proceder a rellenarlo con un mortero de reparación. Antes hay que aplicar un pasivador para que el hierro no se oxide.

coquilla en hormigón.JPG

El proceso de secado completo no pasa hasta los 4 o 7 días posteriores a la aplicación del hormigón, dependiendo de las condiciones meteorológicas. Si te ha gustado este post y quieres seguir ampliando tus conocimientos, quizás te interese ver algunos contenidos para aprender a colocar objetos en paredes macizas de hormigón o ver cómo calcular el material necesario para hacer una solera de hormigón.

Si tienes alguna duda, puedes abrir un nuevo hilo de conversación en el Foro de Construcción y Reformas. Si has puesto en práctica alguno de estos consejos, comparte el resultado final y las fotos del antes y el después subiendo tu proyecto a la sección de Proyectos.

Colaboradores

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?