Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo se cambia la bañera por un plato de ducha?
08-04-2016 12:52

¿Estás pensando en cambiar tu bañera por un plato de ducha? Puede ser que quieras darle un cambio a tu baño y, en vez de ducharte en una bañera, quieres hacerlo en un plato de ducha. Si este cambio quieres hacerlo tú mismo, tienes que aprender cómo se cambia la bañera por un plato de ducha.

 

 

Cambiar una bañera por un plato de ducha mejorará la accesibilidad y comodidad del lugar donde realizamos nuestra higiene corporal diaria. El plato de ducha está especialmente recomendado para personas mayores y de movilidad reducida. Además, es un modo muy positivo para conseguir ahorrar agua. La acción de cambiar una bañera por un plato de ducha la dividiremos entre la fase de planeamiento o diseño y la de ejecución.

 

¿Cómo preparar un cambio de bañera por plato de ducha?

Para preparar el cambio de una bañera por un plato de ducha, tendremos que prestar mucha atención a la fase de diseño de este nuevo espacio. Al quitar la bañera, y tener que hacer cambios en azulejos, tuberías y grifería, creamos una cicatriz en nuestro baño.

 

La opción más intuitiva sería la de rellenar ese espacio vacío de azulejo en la pared (el del suelo será el del pie de ducha) con el mismo tipo de cerámica. Esto, en múltiples ocasiones, es muy complicado, bien sea porque ya no se fabrica o porque no se puede encontrar hay una azulejería similar. Por ello, podemos crear un cambio de azulejo, que no sería recomendable, solo para la parte baja donde iba esa bañera.

 

 

La opción más estética podría ser la de quitar toda la zona donde va a ir el nuevo pie de ducha y crear un micro espacio de nueva cerámica a su alrededor. Otra opción es aprovechar para hacer una reforma integral de la cerámica de nuestro cuarto de baño.

 

Con respecto al cambio del grifo tenemos varias opciones. La primera sería dejar la grifería tal y como está, con la consiguiente incomodidad para el posterior uso de la ducha. Las siguientes opciones serían, por un lado, elevarlo hasta donde se acaba esa cicatriz en la azulejería, por otro lado habría que elevar el grifo hasta la altura más cómoda para su uso, algo que se podrá hacer si optamos por cambiar todo el paño.

 

¿Qué paso a paso hay que seguir para cambiar una bañera por un plato de ducha?

Para cambiar una bañera por un plato de ducha, primero hay que tener en cuenta todos los materiales y herramientas que tenemos que utilizar. Tras eso, hay que seguir el siguiente paso a paso para cambiar una bañera por un plato de ducha.

 

1. Retira los grifos. Hay que cerrar las llaves de paso, proteger el suelo y las piezas del baño que puedan encontrarse cercanas. Tras ello, empieza a desenroscar el grifo y el desagüe para quitarlos.

 

 

2. Quita la bañera. Retira los azulejos, tanto los que están frente a la bañera como los que se encuentran inmediatamente encima de la misma. Normalmente esto se realizará con un cortafríos. Quita los ladrillos que sujetan los azulejos del frente de la bañera. Después ya podrás mover la bañera y sacarlo del baño, teniendo cuidado con todo para no rallar ni romper nada.

 

 

3. Prepara la superficie de apoyo y las tuberías. Limpia bien el suelo y echa una fina solera de mortero bien nivelado en caso de que sea necesario. Para esto, también puedes utilizar un mortero autonivelante. Protege bien el desagüe y elige un plato que te permita alargar lo menos posible el tubo previo del desagüe, el cual tendrás protegido. Rara vez coincidirá la válvula de desagüe del plato con el desagüe de la bañera.

 

Tras esto, une y empalma uno y otro con el tubo y los manguitos. También habrá de instalar las nuevas tuberías si subes la altura de la grifería. Todo ello tendrás que comprobarlo con una correcta medición del espacio donde vaya el plato.

 

 

4. Coloca el plato y la válvula sifónica. Coloca el plato en el lugar donde vaya a ir para marcar el perímetro. Quítalo y, convenientemente nivelado, pon un marco de ladrillo cerámico donde se apoyará el plato. No lo pongas enrasado con la pared para que tenga algo de holgura. Usa mortero, ya sea yeso o cemento cola, para fijar esos ladrillos de apoyo.

 

Tras ello, coloca el plato y, con ayuda de una maza de goma, nivélalo de forma correcta. Coloca la válvula y los azulejos de alrededor, para lo cual tendrás que tener claro cómo cortar la cerámica y porcelana elegida. Tras una conveniente limpieza, tapa y sella las juntas y coloca la nueva grifería.

 

 

5. Conecta la válvula. Es imprescindible una perfecta colocación para evitar fugas.

 

 

Podríamos combinar el cambio por un plato de ducha con la elección de una mampara para completar completamente la transformación de nuestro baño.

 

Si estás cambiando tu bañera o colocando una mampara, compártelo con nosotros en nuestra Galería de Proyectos. Y si estás haciéndolo tú mismo, y tienes dudas, haz un comentario en este post o abre un nuevo hilo de conversación en nuestro Foro de Bricolaje.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?