Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué herramientas se necesitan para soldar?
20-10-2015 16:19

 

En el mercado hay diferentes tipos de herramientas de soldado en función del tipo de trabajo o soldadura a realizar.
 
1. Soldadura para electrónica:
Desde el montaje o sustitución de componentes electrónicos o placas impresas, hasta el cableado de aparatos eléctricos. En electrónica, el sistema más utilizado para garantizar la circulación de corriente entre los distintos componentes de un circuito es la soldadura con estaño o aleaciones de este, según la aplicación.

 

Se consiguen uniones muy fiables y definitivas que permiten sujetar los componentes electrónicos en su posición y soportan bastante bien los golpes y las vibraciones, asegurando así la conexión eléctrica durante un prolongado tiempo.

 

  • Soldador: La principal herramienta para este tipo de soldadura es el soldador manual o cautín. Pueden ser de tipo lápiz o de tipo pistola. El tamaño o forma de la punta varían en función del modelo del soldador y de la utilización que se va a hacer del mismo. Existen puntas con formas especiales para acceder a zonas difíciles, sin embargo los modelos rectos con punta afilada se utilizan para casi todas las aplicaciones. La potencia del soldador depende, sobre todo, de la cantidad de calor necesaria para realizar la soldadura y de la zona a soldar. 
  • Estaño: Es el componente fundamental para realizar la unión. Se suele presentar en forma de carretes, de diferentes grosores y cantidades. Para garantizar una correcta soldadura es necesario que, tanto el estaño como el elemento a soldar, alcancen una temperatura apropiada. Si esa temperatura no se alcanza, o se intenta acelerar el proceso de enfriado, se produce el fenómeno denominado soldadura fría. Es una soldadura mal hecha, que no tienen conductividad eléctrica y que, aunque una los componentes, tarde o temprano fallará. 
  • Decapante: Para realizar una buena soldadura, además del soldador y de la aleación descrita, se necesita una sustancia adicional, llamada decapante. Su misión es la de facilitar la distribución uniforme del estaño sobre las superficies a unir y evitando, al mismo tiempo, la oxidación producida por la temperatura demasiado elevada del soldador.

2. Soldadura de llama:

 

La soldadura a gas fue uno de los primeros procesos de soldadura desarrollados que demostraron ser aplicables a una gran variedad de materiales. Durante años fue el método más utilizado para soldar metales no ferrosos. Este tipo de soldado suele ser usado para soldaduras puertas, blandas o el corte de metal. Las principales herramientas son:

 

  • El soplete: Los hay autónomos o conectados directamente a una pequeña bombona de gas, y sopletes que se conectan a una bombona mayor, mediante una manguera para gas. Dependiendo del tipo de soplete se puede realizar trabajos de soldadura de pequeñas piezas de joyería, así como de tuberías de cobre. 

 

 

 

 

  • Material de aportación: A la llama proveniente del soplete, y tras haber calentado los materiales, se le añade un material de aporte (generalmente acero o aleaciones de zinc, estaño, cobre o bronce) el cual permite un enlace de aleación con la superficie a soldar.
  • Decapante: Al igual que con la soldadura electrónica, también necesitamos un decapante, en este caso se suele utilizar un decapante en polvo, o ya colocado en forma de costra en las mismas varillas de soldadura. Ese decapante entenderán la soldadura libre de oxidación y ayudará a un mejor agarre. 

3. Soldadura eléctrica:

 

La más indicada para soldar materiales ferrosos. Dentro de la soldadura eléctrica, encontramos diferentes tipos de soldadura o sistemas para soldar, en función del tipo de unión, el tipo de material de aportación o la existencia o no de gases en el proceso de soldado. Los tipos de soldadura eléctrica son:

  • Soldadura de electrodo o MMA: Apropiada para la unión de materiales ferrosos de espesores de entre 1mm a un 1cm de grosor aproximado. Sabiendo que cuanto menor espesor tenga el material a soldar, mas difícil sera conseguir la soldadura y mas facilidad tendremos para fundir o agujerear la chapa a soldar. Lo necesario para este tipo de soldadura sería un grupo de soldar de arco o inverter. Los electrodos, del diámetro apropiado al espesor del metal a soldar, y una careta o pantalla protectora. Estas pantallas vienen con un cristal oscurecido, que impide el daño que provocaría en nuestros ojos el destello brillante que produce la soldadura.
  • Soldadura TIG: Para este tipo de soldadura podemos usar un grupo de soldar TIG o un inverter con una pinza especial para este tipo de soldadura. Es una soldadura que necesita la presencia de un gas, normalmente argon o CO2. Necesitaríamos también, a parte del grupo TIG o la pinza, una careta o pantalla para soldar y unas varillas para aportar material. Las soldaduras hechas con el sistema TIG son más fuertes y resistentes a la corrosión que realizadas con electrodos convencionales. Cuando se necesita alta calidad y mejores  terminaciones, es necesario utilizar el sistema TIG para lograr soldaduras homogéneas, de buena apariencia y con un acabado completamente liso.
  • Soldadura de hilo MIG/MAG: En este caso, el equipo de soldar lleva un carrete de hilo que sirve como material de aportación. Un pequeño motor se encarga de hacer girar el carrete y proporcionarnos un flujo constante de hilo hacia la boquilla cada vez que pulsamos el gatillo de la pistola. En caso de usar gas, también desde el gatillo accionamos o detenemos su salida. Desde el panel frontal podemos seleccionar tanto la velocidad de salida del hilo como la tensión, según sea el espesor del material a soldar. Es una soldadura indicada para materiales de poco espesor o para conseguir acabados mejores que con  la soldadura de electrodo. Con la soldadura TIG conseguimos soldar en cualquier posición, espesores desde 0,7 mm hasta unos 6 mm, con un buen acabado, y pudiendo depositar mas cantidad de metal sin perjudicar la calidad de la soldadura. 

 

 

Si tienes cualquier duda, puedes dejar un comentario o abrir un hilo de conversación en el Foro de la Comunidad. 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?