Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué tipos y estilos de suelos de madera hay?
17-06-2015 12:49

Pregunta

¿Qué tipos y estilos de suelos de madera hay?

Respuesta

El suelo que decidimos poner en nuestra casa es una elección que hay que meditar para elegir el modelo correcto, según el uso que le vayamos a dar y estancia en la que lo vayamos a poner. Entre todos los materiales, uno de los más recurridos es el de madera. Si es tu caso, y quieres saber más sobre este tema, te contamos qué tipos y estilos de suelos de madera hay.

 

18043732_z1.jpg

 

¿Qué tipos y estilos de suelos de madera hay? 

 

Existen tres tipos diferentes de suelos de madera. Todos ellos comparten que la capa que pisamos (capa de uso) está compuesta de madera natural, frente a los acabados sintéticos los suelos laminados. Estos son los diferentes tipos y estilos de suelos de madera que hay:

 

  • Suelos rechapados: 

Los suelos rechapados son una fusión entre un laminado y un suelo de madera. Nos ofrecen la calidez natural del suelo de madera con la ventaja del espesor (menor a un centímetro) y el precio de un suelo laminado.

 

18043613_z1.jpg

 

Se instalan en clic, sin necesidad alguna de encolar las lamas entre sí o al suelo, tan solo instalando previamente una base aislante. Están formados por cuatro capas:

 

  1. Capa de barniz (hasta 7 capas), que le proporciona resistencia al desgaste y realza el color de la madera.
  2. Chapa de madera natural de aproximadamente 0,6 mm de espesor.
  3. Soporte machihembrado, generalmente de HDF, que facilita el encaje entre lamas y permite una mejor instalación y dureza al impacto del conjunto global.
  4. Capa estabilizadora del conjunto.
  • Suelos multicapa: 

Los suelos de madera multicapa se distinguen porque la capa de uso de madera natural es más gruesa, concretamente entre 2,2 mm y 4 mm. Esto nos permite lijar y barnizar el suelo sin necesidad de sustituirlo cuando el paso de los años haga mella en él y el barniz o la capa superficial se deterioren.

 

suelo madera multicapa.jpg

 

El espesor del total de las capas que lo componen es, por tanto, superior al de los suelos rechapados y están generalmente entre 10 mm y 15 mm. Son suelos diseñados para una instalación flotante sobre base aislante. Su montaje es, en la mayoría de los casos, en clic y es menos habitual el encolado entre las lamas. Esta es su composición:

 

  1. Capa de barniz  (hasta 7 capas) que le proporciona resistencia al desgaste y realza el color natural de la madera.
  2. Capa de madera natural (de haya, roble, jatoba o wengué, entre otras) que nos permite uno o varios lijados.
  3. Soporte machihembrado, que en este caso suele ser de madera de pino o HDF (tablero de partículas) y que contiene los anclajes macho-hembra para el montaje. Esta capa aporta, además, la dureza y la firmeza necesaria al conjunto.
  4. Capa estabilizadora como base.
  • Suelos macizos: 

Los suelos de madera maciza están íntegramente compuestos por madera natural. Su espesor va de los 8 a los 22 mm. Existen dos formas de fijación diferentes para estos suelos, especialmente en función de su grosor. Los de espesor inferior a 20 mm suelen ser de instalación pegada al suelo existente, mientras que los de espesor superior a los 20 mm generalmente se instalan clavados sobre rastreles de madera.

 

suelo madera macizo.jpg

 

Una de las grandes ventajas de un suelo de madera macizo es que se puede lijar y barnizar varias veces dependiendo de su espesor y, por tanto, su vida útil tiende a ser muy larga. Al tratarse de un producto totalmente de origen natural (obviando la capa de barniz, naturalmente) nos proporciona un ambiente libre de materiales sintéticos. La madera es uno de los mejores aislantes que existe, más incluso que muchos productos sintéticos de última generación. Es por este motivo por el que siempre se le asocia con la confortabilidad y calidez de las estancias.

 

¿Qué acabados hay en los tipos y estilos de suelos de madera?

 

  • La gran mayoría de suelos de madera suelen servirse ya barnizados. Los barnices para suelos son muy resistentes al desgaste y a la erosión, aunque siempre ayudará a disimular posibles desperfectos cuanto menos brillante sea. En general, la tendencia es abandonar los suelos brillantes y a circunscribir la escala de brillo por debajo de los satinados (brillos del 40% o menores).
  • Los suelos de madera en bruto se pueden tratar también dándoles un acabado de aceite. Este tipo de terminación menos frecuente requiere más atención, ya que habrá que renovar la capa de aceite una o dos veces al año en cuanto este se haya evaporado. Las maderas aceitadas tienen un aspecto más natural dado que no existe una capa de cobertura gruesa, tal y como sucede en los suelos barnizados.

 

¿Qué estilos hay en los tipos y estilos de suelos de madera?

 

Existen varios aspectos estéticos que se deben observar en un suelo de madera, como son la especie, el diseño y otros detalles como el biselado de sus aristas. Dentro de la gama de colores podemos distinguir las maderas naturales y las teñidas. Algunos modelos de suelo de madera buscan un acabado diferente aplicando un tinte que modifique el aspecto propio de la especie.

 

En general, los acabados teñidos suelen tender al blanco o al gris. El grueso de las referencias de suelo tiende a ser fieles al color natural de cada madera. Solemos dividirlos entre tonos naturales (tipo roble o haya), oscuros (como el nogal o el olmo), o rojizos (similares al sapelly, al elondo o la jatoba).

 

teñido-2.jpgoscuros-2.jpgrojizo-2.jpg

 Acabados natural, oscuro y rojizo.

 

Desde el punto de vista del diseño del suelo, debemos señalar que existen diferentes tipos a tenor del tipo de lama:

 

monolama-2.jpgtrilama-2.jpgentablillado.jpg

 Acabados mobnolama, trilama y entablillado

 

  • Monolama. Diseño en el que cada tabla está compuesta de una única lama de
    acabado. Lo podemos encontrar en todos los tipos de suelo, rechapado, multicapa y macizo.
  • Trilama. Diseño en el que cada tabla está acabada con varias lamas estrechas para conseguir un acabado más tradicional. Se encuentra solamente en los multicapa.
  • Entablillado. En el suelo macizo, esta variedad de acabado presenta una tabla compuesta de muchas tablas pequeñas que permanecen encoladas entre sí. Esta es una manera de conseguir un tamaño de tabla ancho y uniforme sin desperdiciar madera y, a la vez, conseguimos un diseño moderno e industrial.

Por último, las tablas que componen un suelo de madera pueden estar biseladas, de tal manera que cada junta entre tablas forma una pequeña acanaladura. La función de esta acanaladura en los suelos macizos es la de disimular la junta en caso de que, por una exposición a la humedad excesiva u otra causa de movimiento (dilatación o contracción natural de la madera), esta se abra.

 

Por tanto, un suelo macizo biselado nos ofrece una ventaja estética importante frente al normal movimiento del material. En el caso de los suelos en clic no existe la tendencia a abrirse de las juntas y, de esta manera, su uso es meramente estético.

 

Si quieres saber cómo instalar un suelo laminado en clic, te dejo este vídeo para que aprendas:

 

 

Para cualquier consulta o información adicional, no dudes en hacer una pregunta abriendo un nuevo hilo de conversación en nuestro Foro. Si has instalado algún tipo de suelo de madera, sube tu proyecto a la Galería de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?