Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo convertir tu cocina en una cocina americana?
12-01-2016 12:57

Si lo que te gustan son las cocinas abiertas al comedor o al salón, pero tienes una pared que te limita, puedes ponerle solución: transformar la cocina y darle más visibilidad y espacio, para trabajar de una forma cómoda y agradable, sin abandonar la comunicación con las personas que están en la otra estancia.

 

Para separar espacios, te recomendamos este artículo con las 5 claves para separar ambientes en cocinas americanas para integrar la cocina en el salón-comedor. Tanto si son en forma de U como si son alargadas, la posibilidad de abrir tu cocina se puede hacer realidad eliminando tan sólo una pared.

 

 

Cosas a tener en cuenta antes de tirar un tabique o derribar la pared de tu cocina para convertirla en una cocina americana:

 

1. Qué tipo de pared es:

  • En una casa unifamiliar antigua, nos podemos encontrar con que sea una pared maestra, con lo que no es conveniente derribarla sin previo estudio de un profesional.
  • También podría ser una pared con cableado eléctrico que afecte a ambas estancias. Tendríamos que tener en cuenta que podemos perder interruptores, enchufes, cable de teléfono o tomas de antena de televisión. En este caso, primero hemos de pensar dónde y cómo los vamos a reconducir y recolocar. Lo positivo es que nos hará mucho más fácil tener en esa isla que vayamos a integrar, cualquier aparato eléctrico (desde la placa de cocina, pasando por la campana o el horno, o cualquier otro electrodoméstico).
  • Otra posibilidad es que lleve conductos de agua o que tengamos ubicada en esa pared la ventilación del gas para la cocina o cualquier otro elemento que afecte a elementos comunes con otras plantas del edificio. Si lleva conducción de agua o desagües, ya tenemos la solución para poner el fregadero y el lavavajillas en esa isla maravillosa.

2. Valorar el espacio qué vamos a perder a ambos lados de la pared para colocar muebles. Si tenemos muebles en el lado que da a la cocina y muebles en el lado que da al salón-comedor, tendremos que elegir o decidir dónde recolocarlos. Lo que vamos a ganar en amplitud y espacio, suele compensar. 

 

3. Si vamos a poner una isla de cocina decorativa, vamos a necesitar una campana para la extracción de humos, por eso hemos de comprobar que es posible colocar y conectar el tubo que evacue el humo de la cocina con la salida al exterior.

 

En casos muy extremos, existe la opción de utilizar el filtro de carbono activo en la campana pero, siendo una cocina abierta al salón-comedor, lo más recomendable es que tenga salida de humos directa al exterior. Como va a ir colgada del techo, si tenemos talla, podremos llevar el tubo de salida de humos hasta donde sea necesario. Siempre teniendo en cuenta que sea una campana con una alta capacidad de extracción. De lo contrario, podremos encontrarnos con desagradables olores en la zona del salón-comedor. En caso de tener talla solamente en la cocina, hemos de tener en cuenta que habrá un escalón entre la altura de ambas estancias.

 

 

4. La diferencia de suelos de ambos espacios también la hemos de considerar. Aunque existen varias soluciones posibles para igualarlo:

  • Poner en la cocina el mismo suelo que ya tengamos en el salón-comedor. 
  • Poner en la cocina un suelo que haga contraste con el del salón-comedor. Por ejemplo: unas baldosas hidráulicas con estampados florales o geométricos que delimiten la zona de la cocina pero, que quede en armonía con el del salón.
  • Poner uno que coordine. Por ejemplo: Si en el salón tenemos suelo laminado, puede ser una buena solución, ya que podremos elegir un gres para la cocina que tenga un tono similar en liso o con el mismo dibujo de la madera. También existen en el mercado suelos laminados especiales para cocinas. 
  • Una opción súper sencilla de colocar son las lamas adhesivas. 

5. El revestimiento de las paredes de la cocina. Si coordina y queda armonioso con la decoración del salón-comedor, perfecto, ya que sólo hay que dejar bien acabadas los finales. En caso contrario, hay varias opciones:

  • Quitarlo y dejarlo solamente en la pared de la zona de cocinar o del fregadero y alisar y pintar las otras paredes.
  • Recubrir las juntas de los azulejos y luego empapelar.

6. Los muebles de la cocina son fundamentales y del estilo que tengan dependerá si se integran en el conjunto o si es necesario cambiar las puertas o pintarlas. 

 

7. El material para la encimera de la isla o barra americana. Existe variedad de materiales. En este artículo de materiales de encimeras, encontraréis algunos consejos que te resultarán útiles.

 

Por lo que se refiere a la parte estética, se recomienda elegir un color que no sobresalga de forma estridente por encima del resto de la decoración de ambos espacios y que coordine con la cocina. El conjunto ha de quedar equilibrado para conseguir la total integración de cocina y salón-comedor. 

 

Si conviertes tu cocina en una cocina americana, nos encantará verla, por eso te invitamos a que la compartas en la Galería de Proyectos de la Comunidad. 

 

Si tienes alñguna duda, puedes dejar tu comentario en este post o abrir un nuevo hilo de conversación en el Foro de Cocinas.  

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?