Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo elegir mamparas?
27-01-2015 12:45

Pregunta

¿Cómo elegir mamparas?

Respuesta

Entras a vivir a tu nueva casa y una de las primeras dudas que llegan es: ¿qué mampara pongo en el cuarto de baño para evitar que se salga el agua? Te ayudamos y mostramos cómo elegir mamparas.

mampara-ducha-bano.jpg

Existen muchos tipos de mamparas de ducha, por eso, hay que tener muchos factores en cuenta. Éstos se podrían resumir en los tres siguientes:

1. Piensa en ti y lo que necesitas:
Cuál es tu presupuesto. Quién va a usar la ducha: tú con más cuidados o tus hijos que no la cuidan tanto. Además, si prefieres seguridad o facilidad de limpieza.

2. Cómo es la zona de la ducha y cómo es tu baño.
El acceso a tu plato de ducha es mejor por el frente o por la esquina. Si tienes columnas o el techo abuhardillado, por ejemplo. Si el baño es pequeño y necesitas sensación de amplitud.

3. Conoce un poco las características principales de las mamparas que tienes disponibles.
Los grosores del vidrio, serigrafiados disponibles, garantías o facilidades para la limpieza.

Para instalar una mampara hay que seguir los siguientes pasos:

-Lo primero que hay que tener en cuenta es si la mampara es para una bañera o para un plato de ducha:

-En segundo lugar, ¿qué forma tiene el plato?:  

  • En el caso de que sea angular, la mampara también debe ser angular. Te enseñamos cómo elegir una mampara de ducha angular.
  • Si es cuadrado, la mampara también tendrá que ser cuadrada.
  • Si es rectangular, es posible optar por tres soluciones distintas: 
    • Colocar una mampara rectangular.
    • Colocar un frontal con un panel fijo lateral: La apertura del frontal puede ser corredera, pivotante, abatible, batiente, plegable… en función del espacio disponible.
    • Colocar un panel de ducha o espacio abierto: Es la solución ideal para grandes platos.

-Además, hay que tener en cuenta dónde está ubicado el plato:

  • Si está entre tres muros, hay que seleccionar una mampara frontal, que, a su vez puede ser corredera, abatible, pivotante o plegable, entre otros.
  • Si está entre dos muros, se puede elegir entre una mampara rectangular o una frontal con un fijo lateral.

-Posteriormente, lo que hay que pensar es ¿cuál es la distribución del resto de elementos del baño?:

Ésta es una cuestión importante, ya que condicionará el tipo de apertura:

  • Si el espacio libre que se tiene alrededor del plato es reducido, hay que centrarse en cuatro tipos de mamparas: 
    • Mamparas con apertura angular: En la que el acceso al plato es por un vértice del plato.
    • Mamparas con apertura corredera: En la que las puertas se abren deslizándose hacia los lados, una apertura plegable y batiente, en la que las puertas se abren hacia el interior del plato
    • Panel de ducha: Que permite el acceso lateral por el espacio libre.
  • Si no hay problemas de espacio alrededor del plato, se puede optar, además de las soluciones anteriores, por una apertura abatible o pivotante, en las que las puertas se abren hacia fuera. 

-Una vez decidido el tipo de mampara más adecuado por su ubicación y espacio disponible, es muy importante pensar en ¿quién va a utilizarla? No es lo mismo elegir un producto que vaya a ser utilizado por niños, por personas con movilidad reducida o por todos los miembros de la familia...

  • Si se tienen en la familia personas con movilidad reducida, hay que tener presente dos aspectos clave: el espacio de entrada al plato, que está relacionado con el tipo de apertura, y la facilidad de apertura de la puerta, que está relacionado con los rodamientos de la misma.
  • Si se dispone de un baño para niños, los aspectos clave a considerar son la facilidad de apertura, que se acaba de mencionar, y la resistencia del vidrio a los golpes, que está relacionada con el grosor del vidrio.

Es importante profundizar un poco en estos factores clave que se acaban de mencionar:

  • El espacio de entrada está directamente relacionado con el tipo de apertura:
    • El espacio de acceso al plato es máximo con la apertura abatible, ya que, al abrirse completamente las puertas hacia fuera, no reducen el espacio de acceso.
    • Si la necesidad de espacio sigue siendo alta pero no tan amplia, la solución más adecuada sería un producto con una apertura pivotante, plegable o batiente.
    • Por último, si no se tiene la necesidad de un espacio tan amplio, se puede valorar la gama de productos con puertas correderas y angulares.
    • Las puertas equipadas con rodamientos dobles: Se abren con suavidad y agilidad, sin trompicones.
    • Las puertas equipadas con rodamientos simples: Ofrecen una apertura suave pero no tan ágil como en el caso anterior.
    • Las puertas equipadas con guía de deslizamiento: Por la que se desplaza la puerta, ofrecen una apertura menos ágil.
  • La resistencia de los golpes está asociada al grosor del vidrio. Hay vidrios de 4mm, 5mm, 6mm, 8 mm y 1 cm de grosor. A mayor grosor, mayor seguridad y resistencia del vidrio.

-Hay otras consideraciones importantes a la hora de elegir el producto más adecuado a nuestras necesidades:

 

Por ejemplo, ¿se tiene alguna ayuda externa para limpiar en casa? Si no se dispone de ésta, hay que tener en cuenta estos factores que ahorrarán tiempo en la limpieza:

  • Hay mamparas equipadas con un tratamiento antical, que evitan que la cal se acumule facilitando el mantenimiento del producto. 
  • Algunas incorporan puertas declipsables, que se desmontan con sencillez y rapidez, facilitando la limpieza en las partes donde más agua se acumula.
  • Las que llevan cierre magnético entre las puertas, aseguran que el agua no se sale entre ellas durante la ducha
  • Otras van equipadas con un perfil inferior vierteaguas, que impide que, al abrir la puerta, el agua escurra hacia el suelo.
  • Por supuesto, también se debe de tener presente la altura de la mampara: cuanto más alta sea menor es la posibilidad de que el agua salpique por la parte superior, mojando el suelo. 

Se han planteado muchos factores que se deben considerar a la hora de seleccionar el producto que mejor cubra las necesidades (la forma del plato, su ubicación y la del resto de los elementos del baño, quién va a usar la mampara…).

Se han aprovechado para ir dando pinceladas sobre aquellas características que definen el valor añadido de un producto respecto a otro, que hacen que un producto sea más cualitativo que otro: como los rodamientos, las puertas declipsables, el cierre magnético…

-Por último, hay que tener en cuenta una prestación clave: el perfil de compensación

Está íntimamente relacionado con el acabado de la instalación. Las mamparas se fijan a la pared mediante un perfil que se taladra al muro. Sobre él, se embute otro perfil externo que va unido al cristal. Cuando las paredes no están a escuadra, que es lo más habitual, se puede jugar metiendo más o menos este perfil externo sobre el perfil base de la pared, para salvar las desviaciones de la pared y conseguir que la mampara quede perfectamente montada. La mayor o menor adecuación a la pared descuadrada viene determinada por el grosor del perfil de compensación. Con perfiles de compensación de 2 ó 2,5 cm, el ajuste a la pared que se consigue es perfecto. 

Si tienes alguna duda, puedes dejar tu comentario en los Foros o abrir un nuevo hilo de conversación sobre cualquier tema. 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?