Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo hacer moldes con silicona?
20-09-2016 14:37

Sin darnos apenas cuenta, estamos rodeados de objetos los cuales han sido fabricados mediante moldes. Esto sucede cuando hablamos de reproducciones en serie de grandes tiradas como es el caso de los zapatos, vasos o teléfonos, entre otros elementos. Hay que partir de la base de comprender que un molde es la impresión negativa tomada a partir de un modelo y cuya finalidad es conseguir copias exactas a él. Si quieres saber más a continuación te explicamos cómo hacer moldes con silicona.

balaustrada.jpg

La silicona, al ser un material flexible, presenta una gran facilidad en el momento del desmolde. Dado que una de sus cualidades es la resistencia a altas temperaturas, es el tipo de material más adecuado en las reproducciones de metal derretido como el estaño o el plomo. Una gran ventaja que posee es que es capaz de reproducir detalles exactos, además de su gran durabilidad, ya que soportan múltiples reproducciones sin sufrir deformaciones.

¿Qué materiales son necesarios para hacer moldes con silicona?

  • Modelo original
  • Base de madera o acrílico
  • Abrazaderas de goma o alambre
  • Arcilla de modelaje (plastilina)
  • Jarra para mezclar
  • Espátulas para mezclar
  • Desmoldeante
  • Balanza, si la mezcla es por peso
  • Yeso o escayola
  • Silicona compuesta y catalizador

¿Cómo hacer moldes con silicona?

La técnica que vamos a describir se conoce como vaciado por coladas y es muy utilizada cuando la pieza a reproducir es de tres dimensiones. No obstante, hay otras técnicas más básicas cuando el original nos lo permite, por ejemplo, si es un bajo relieve.

Paso 1. Comienza con el modelo. Puede estar hecho de cualquier material, ya sea cera, arcilla o, por ejemplo, escayola. En este caso concreto, se parte de una pieza de arcilla y se crea un modelo de escayola el cual nos servirá como original.

Modelo arcilla.jpg

Paso 2. Crea el molde. Conseguido el modelo en un material rígido, fabrica la primera carcasa o registro del molde, lo que se conoce como contramolde. Si se han de reproducir piezas complicadas, se divide la pieza en tantos moldes como sean necesarios. Entre el modelo y la carcasa se ha de formar un espacio que más tarde ocupará la silicona. Esto se consigue dando una cobertura al modelo con un material moldeable como la plastilina y de fácil retirada.

Paso 3. Para garantizar un buen ensamblaje entre el molde y la silicona, se crean unos pequeños orificios llamados "registros" en la plastilina. Sobre ella, se vierte una capa de escayola de un grosor consistente que después permita ser manipulada sin que se rompa. Una vez fraguada la escayola, procede a separar con mucho cuidado el modelo del molde y retira toda la plastilina dejando vacío ese espacio.

Paso 4. Tras realizar una comprobación del encaje de las piezas y haber aplicado el desmoldeante al original, vuelve a cerrar con unas abrazaderas de goma los contramoldes dejando el original en su interior. Haz dos orificios en los contramoldes, ya que uno servirá como entrada de la silicona y otro para la salida de aire.

contramoldes.jpg

Paso 5. Sella las uniones. Para prevenir que la silicona líquida se derrame por los lados, todas las uniones deben estar selladas con yeso.

Paso 6. Prepara la silicona. Los moldes de silicona necesitan la medida precisa de dos componentes en peso (A + B). Se recomienda usar una balanza lo más precisa posible, porque los porcentajes han de ser exactos para conseguir una silicona de calidad aceptable. Además, es necesario añadir un 5% de líquido catalizador a la mezcla (relación a 100 cm cúbicos de silicona = 5 cm cuadrados de catalizador). 

Paso 7. Realiza el vaciado. Una vez bien mezclada la silicona, cuélala por el orificio que habrás hecho en los contramoldes. Posiblemente aparezcan pequeñas burbujas de aire en la superficie que van a desaparecer. 

Paso 8. Realiza el curado. Este paso es fácil. Deja que la silicona cambie de líquido a un sólido flexible toda la noche, unas 16 horas, a una temperatura de ambiente de 25ºC.

Paso 9. Procede con el desmoldaje. Después de que la silicona haya curado, es tiempo para remover el modelo original del molde o “desmoldaje”. Rompiendo los burletes de yeso liberarás los contramoldes y así podrás acceder a la pieza con la silicona y, a su vez, podrás desmoldar el original.

cabeza.jpg

Ya está hecho el molde. Ahora lo podemos rellenar de resina o escayola y, tras su posterior secado y desmolde, obtendremos series ilimitadas de nuestro modelo.

Espero que te hayan sido útiles estas ideas a la hora de realizar reproducciones. Si tienes alguna duda, puedes comentárnosla en nuestro Foro de Decoración. Si te decides a hacerlo en tu casa, te animamos a que compartas el proceso subiendo tu proyecto a nuestra sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?