Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo realizar la técnica del pouring?
24-01-2019
Autores:

La técnica del pouring, también llamada del “acrílico fluido” o “arte fluido”, es una divertida técnica de pintura que permite crear piezas únicas e inimitables sin la necesidad de usar el tradicional pincel.

La magia que encierra esta técnica reside en lo aleatorio del dibujo que es posible crear con pintura líquida mezclada entre sí. Antes de ponerte manos a la obra, es importante proteger bien la zona de trabajo, ya que es una técnica que puede ensuciar mucho.

pouring 2.jpg

Si quieres aprender a aplicar el pouring en un cuadro para decorar con él tu casa, sigue el paso a paso que te dejo a continuación:

1. Cuando tengas listo tu espacio de trabajo, vierte las pinturas acrílicas en un vaso o recipiente mezcladas a partes iguales con el médium, que no es más que una mezcla de cola blanca y agua en las mismas proporciones con la que conseguirás diluir las pinturas.

2. Una vez mezclada la pintura acrílica con el médium, añade un toque de silicona en spray o líquida. Al finalizar el cuadro, te permitirá sacar celdas de color que no se ven en la superficie. Cuando tengas todos los colores listos, añádelos a un vaso más grande, en el que tendrás que juntar todos los tonos que quieras usar para añadirlos al cuadro.

3. Coloca el vaso boca abajo durante unos segundos en la superficie del lienzo para dejar que toda la pintura caiga. Y una vez transcurrido ese tiempo, levanta el vaso para dejar fluir la mezcla por la superficie. Haciendo esto, tendrás un dibujo totalmente aleatorio.

4. Una vez asentada la pintura, pasa un soplete de cocina para que, con el calor, salgan esas celdas o pompas de color que hay debajo de la primera capa. Conseguirás sacar toda la magia que encierra esta técnica.

5. Una vez seca la pintura, podrás aplicar un barniz brillante para darle un toque más espectacular. Y ya tendrías listo tu cuadro usando la técnica del pouring o arte fluido.

pouring 1.jpg

Si eres un amante del DIY y quieres realizar algún objeto decorativo para tu hogar, además del pouring puedes utilizar otras técnicas como la transfer o el decoupage.

¿Quieres ver algún ejemplo? En la sección de Proyectos puedes encontrar trabajos realizados con estas técnicas, como el marco DIY con trasnfer de @AngelOrgaz, la caja decorada con decoupage de @Alipergo o el transfer en madera de @Fetunic.

Encuentra todo lo que necesitas para este proyecto en Leroy Merlin

Colaboradores

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 200.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 10.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?