Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Guía Pymes: ¿Cómo decorar las paredes de tu negocio?
09-02-2017 09:48

El espacio donde se va a desarrollar la actividad específica de tu negocio debe hablar de él mismo. Es por ello que la distribución, iluminación y materiales de acabado de tu negocio son fundamentales para el mismo y básicos para la imagen que quieras dar. En este post vamos a hablar de la decoración de las paredes de tu negocio, cómo mejorarlo y, en definitiva, te enseñaremos a decorar las paredes de tu negocio.

sillas-mesas-oficina.jpeg

Además del factor estético, del que a continuación hablaremos, debes tener en cuenta la practicidad, resistencia, limpieza y mantenimiento de tu proyecto, así como el presupuesto con el que cuentas para ejecutar el cambio. Antes de ver los diversos materiales para las paredes, te damos algunas claves que debes tener en cuenta: el producto que vendes debe ser protagonista absoluto del local. No conviene que nadie entre en tu negocio y se pregunte a qué sector está orientado tu empresa.

Por ejemplo, si tienes un bar especializado en tapas y vinos, una original manera de recubrir las paredes puedes ser un papel decorativo con motivos vitivinícolas como corchos de botellas. El friso de madera de estilo envejecido también evocará la madera de las barricas de vino, aunque hacer de tus paredes un botellero enorme es una buena alternativa con la que, además, solucionarás el problema del almacenamiento. Eso sí, siempre haciendo que la temática de tu negocio predomine.

Guía Pymes: ¿Cómo decorar las paredes de tu negocio?

Una vez tengas claro hacia dónde quieres dirigir la estética del local a tratar, deberás seleccionar el tipo de material con el que quieres ejecutarlo. Te mostramos algunas propuestas:

1. Pintura. Es una opción económica y rápida. Con ella puedes conseguir múltiples colores, texturas y combinaciones. Hay muchos tipos de pinturas en función de las necesidades:

  • Pintura plástica. Existen 3 tipos de acabado: pintura satinada, la cual refleja la luz y es muy lavable; pintura mate, que absorbe cierta cantidad de luz pero disimula las imperfecciones de la superficie; y pintura brillante, que devuelve gran cantidad de luz pero deja en evidencia las imperfecciones de la superficie. Por contra, es la más lavable y resistente de todas.
  • Pintura fotocatalítica. Es purificante y antibacteriana, lo que la hace ideal para locales con necesidades asépticas como clínicas, guarderías, restaurantes o zonas de aseo.
  • Pintura de alta cubrición. Perfecta para cubrir tonos oscuros con colores más claros por su absoluta opacidad.
  • Pintura antimanchas: Evita el asentamiento intenso de manchas y es altamente lavable. Por ello, es ideal para locales con productos grasos como restaurantes o talleres.
  • Pintura antigrafiti. Repele cualquier otra pintura, lo que la hace ideal para las fachadas de los negocios o locales en los que se trabaje con pinturas como tiendas de decoración o academias de pintura.
  • Pintura especial cocinas y baños. Idónea para zonas donde se produce tanto vapor, como grasa, restaurantes, baños, spas o cabinas de masaje.
  • Pintura con efectos para personalizar una pared o una columna. La puedes encontrar con brillos, con efecto vítreo o con texturas, entre otros tipos.

pintura-azul-pared.jpg

2. Papel pintado. Es una de las opciones más económicas y versátiles, pues puedes renovar tus paredes totalmente en muy poco tiempo, incluso aunque tengan gotelé, y retirarlo sin dañar el soporte. Aquí puedes aprender a colocar papel pintado sobre gotelé. Éste puede combinarse fácilmente con pintura en otras paredes. Existen tres tipos de papel pintado:

  • Papel pintado tradicional, formado por una fina capa de celulosa. Su resistencia y capacidad de limpieza son mínimas, por lo que solo se recomienda para zonas de exposición de bajo tránsito y rozamiento.
  • Papel TNT (tejido no tejido). Posee una base textil y una capa superficial acrílica, lo que lo hace mucho más limpiable y resistente.
  • Papel vinílico es, de todos, el más resistente, ya que no solo es limpiable, sino lavable, llegando a poder lavarse incluso con lejía en algunos casos.

papel-pintado-hojas.jpg

3. Fotografías. Es un recurso elegante, decorativo y económico. A través de las imágenes adecuadas puedes transmitir al comprador el concepto que quieras dar a tu negocio: fiabilidad, seguridad, tranquilidad o profesionalidad, entre otras cosas. Elige las imágenes adecuadas y deja que lo que éstas transmiten cale inconscientemente en la percepción del visitante. Una recomendación es procurar no emplear fotografías con colores muy fuertes y demasiado variados, pues una sobrecarga de información afecta negativamente al mensaje que quiere transmitir.

4. Fotomurales. En la misma línea que las fotografías, puedes optar por una única imagen de grandes dimensiones para dar ambiente en tu espacio de trabajo. Son cada vez más económicos y pueden alcanzar una resolución hiperrealista. Es una solución óptima si tu local es de dimensiones reducidas, pues puedes lograr un auténtico trampantojo haciendo que el espacio se perciba mucho más grande de los que realmente es.

fotomural-puente-brooklyn.jpg

5. Paneles decorativos de fibrocemento. Hay cientos de texturas y colores para tu negocio. Aunque no es una de las soluciones más económicas, sí que son tremendamente fáciles de instalar y mantener. Es una solución ideal si las paredes de tu local no están bien enfoscadas y su superficie es irregular o tiene faltas, pues no hace falta repararlas como sería en caso de otros revestimientos blandos.

6. Frisos de PVC, madera o MDF. El friso de madera se coloca sujeto a un rastrel longitudinal y machihembrando las piezas entre sí. Hay multitud de acabados y colores y son una solución muy económica. En caso de haber humedad o ser zona de agua, es recomendable el uso del friso PVC, pues la madera y el MDF pueden acabar acusando pudrición o manchas.

friso-madera.jpg

7. Paneles vinílicos autoadhesivos. Al igual que los paneles decorativos, no son la opción más económica, pero su instalación es tremendamente sencilla y el acabado es impecable. No causa daño a las paredes, puesto que los restos de cola que puedan quedar al desprenderlos se retiran con un espray. Esto hace que esta sea una opción perfecta si tu local es de alquiler.

paneles vinilicos autoadhesivos.jpg

8. Vinilo. Cambiar el color de las paredes y decorar las mismas con un vinilo personalizado está cada vez más de moda, pues puedes diseñar el vinilo con el tamaño, forma y color que más te guste, incluso con el propio logo de nuestro negocio para reforzar la imagen de marca también en el interior del local.

vinilo-mapa-mundi.jpg

9. Últimos retoques. Una vez seleccionado e instalado el revestimiento más adecuado para vestir las paredes de tu negocio, no olvides darle el toque adecuado con detalles decorativos como puede ser un espejo, el cual te ayudará a ampliar visualmente un espacio, o un cuadro. Este enlace te ayudará a saber cómo distribuir los espejos en casa.

Si quieres saber más, este vídeo sobre cómo colocar losetas vinílicas te puede ayudar a decorar las paredes de tu negocio.

Estas son solo algunas claves con las que puedes empezar a desarrollar todo el potencial del local de tu negocio. Si acabas de diseñar el tuyo, o estás empezando a darle forma, nos encantará que lo compartas con nosotros en nuestra sección de Proyectos. Del mismo modo, recuerda que si tienes cualquier duda puedes abrir un nuevo hilo en nuestro Foro de Decoración. Estaremos encantados de ayudarte.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?