Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué es una pintura antioxidante y qué tipos existen?
05-02-2015 12:53

¿Qué es una pintura 'antioxidante'?

Las pinturas antioxidantes son esmaltes específicos para metales férreos (como el hierro, el acero o la fundición) que llevan incorporados componentes para evitar la oxidación y la corrosión de estos metales, producidas por las inclemencias del tiempo. Este tipo de pintura es muy resistente a los golpes y posibilita la dilatación del metal sin descascarillarse.

Reja3.jpg

 

¿Cómo se aplica la pintura antioxidante?

La aplicación se hace directamente sobre el metal, incluso estando oxidado, sin necesidad de utilizar imprimación antioxidante (minio), sirviendo de protección y como acabado decorativo al mismo tiempo. No obstante, en situaciones y climas extremos (como los costeros o de montaña), puede ser conveniente reforzar la pintura utilizando imprimación previa.

 

¿Qué tipos de pintura antioxidante existen?

Estas pinturas pueden encontrarse en el mercado en diferentes colores, así como en varios acabados, entre ellos:

  • Liso: acabado uniforme cuya terminación suele ser brillante, aunque se pueden encontrar satinados y mates.
  • Efecto forja: acabado rugoso similar al del hierro forjado.
  • Efecto martelé: acabado con una textura que imita al metal golpeado con un martillo o “martillado”.

Acabados nombre.jpg

 

Según el tipo de pintura, existen esmaltes antioxidantes acrílicos (base agua) y sintéticos (base disolvente), y suelen encontrarse en varias calidades según el tiempo de protección que ofrecen: 5, 8 e incluso hasta 10 años.

 

Este tipo de pinturas también pueden encontrarse en spray y, además de las destinadas a metales férreos, existen esmaltes anti-óxido para metales no férreos: zinc, acero galvanizado, aluminio o latón. Éstas, al igual que las anteriores, pueden utilizarse de forma directa sobre el metal sin necesidad de utilizar imprimación.

 

Si tienes alguna duda, puedes mandarme un mensaje a mi perfil, Manuel Carvajal, o seguir los temas que iré publicando.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?