Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué tipos, características y usos tienen los senderos?
01-04-2016 13:21

Los senderos cumplen un papel importante en el buen diseño del jardín. Ayudan a formar su estructura, relacionan los diversos elementos y conducen la vista a un centro de atención. Una consideración a tener en cuenta es la anchura del sendero, que como mínimo será de 70 cm y, si es para llegar a un trastero o invernadero, lo mínimo será de 1 m o 1,20 m.

 

Si quieres saber más sobre los senderos, a continuación te explicamos qué tipos de senderos básicos hay, sus características y los usos que tienen.

 

1. Sendero de arena

Este tipo de suelo se caracteriza por tener unos 10 cm de espesor y un drenaje muy bueno. Debe compactarse, requiere de bordillos para jardín, es de fácil colocación y no demasiado caro. Se usa para pasos ocasionales, a nivel y para senderos estrechos.

 

2. Sendero de grava

El sendero de grava tiene unos 15 cm de espesor compuesta por capas de más gruesa abajo a más fina arriba. Tiene muy buen drenaje y requiere de bordillos. Hay que utilizar grava decorativa no redondeada o grava de río de calibre pequeño. Es de fácil colocación, barato y su uso está definido para pasos ocasionales o traseros de jardín. Es ideal para senderos con curvas.

 

grava.jpg

 

3. Sendero de piedra natural en lajas

Este tipo se coloca sobre suelo firme (puede ser sobre grava compactada) o de hormigón. El rejunte de cemento suele saltar con el tiempo, principalmente por el transito de vehículos, y es propenso a que le salga musgo por las juntas. Tiene una fácil colocación y se puede barnizar. Las piedras más recomendables para este sendero son la pizarra, el rodeno, la caliza y la cuarcita.

 

Su uso principal está destinado para pasos peatonales transitados u ocasionales. Se coloca básicamente en pendientes y escaleras. No está indicado para su uso en vehículos porque la piedra se lasca, es decir, que se deshacen las capas superiores llegando a romperse. Si aún así lo queremos poner y van a pasar coches por encima, lo mejor es que la piedra sea de cuarcita. También son un buen material para los pasos japoneses.

 

4. Sendero de adoquín de piedra natural

Los senderos de adoquín de piedra natural se colocan sobre suelo firme de tierra con una cama de arena. Para este tipo, hay que poner bordillos, sobre todo en los pasos de vehículos. Tienen un buen drenaje y son uno de los más resistentes y bonitos. En este caso, la colocación es de nivel medio a difícil y la piedra de granito es la mejor. Se pueden usar para múltiples ambientes, pero sobre todo resultan eficaces para el paso de tracción mecánica. Otro de los lugares donde se usan mucho son en los jardines de diseño inglés.

 

IMG_0827.JPG

 

5. Sendero de hormigón

Se coloca sobre sobre tierra firme y tiene un espesor de unos 10 cm. Para este modelo, es necesario instalar juntas para ayudar en la dilatación. Si es hormigón impreso, se puede aplicar de estampas varias e infinitos colores, tiene un mantenimiento regular y hay que barnizarlo cada año. Se le puede hacer un tratamiento anti caída para que no resbale y, lo que sí que hay que realizar, es una caída de pendientes para evacuar el agua.

 

Para mantener su aspecto bonito hay que tratarlo porque si no se afea. La colocación es difícil y no es un material excesivamente caro. Se usan para todo tipo de ambientes, aunque hay que tener en cuenta que para los caminos de tracción mecánica es necesario ponerle un grosor de al menos 12 cm y un mallazo de 15 x 15 cm de diámetro.

 

IMG_3451.JPG

 

6. Sendero con baldosas de hormigón prefabricado

Para poner baldosas de hormigón prefabricado en un sendero, hay que hacerlo sobre un suelo firme de tierra con una cama de arena. Si en dicho sendero van a pasar vehículos, es necesario poner bordillos y colocarlo sobre una solera de hormigón.

 

Tienen un drenaje medio y hay que ponerles pendiente para la evacuación de agua de lluvia. Su colocación es de dificultad media a difícil, los puedes encontrar en varios colores y se usan principalmente para pasos peatonales y de vehículos. En este caso, también es ideal para pasos japoneses y se pueden mezclar con la grava, algo que da muy buena sensación.

 

sendero_baldosas_hormigon_prefabricado.jpg

 

7. Senderos de cerámica para exterior

Este tipo se coloca en suelo firme a base de solera de hormigón. Además, son ideales para usarlos en suelos antideslizantes o de exterior y, a pesar de ser frágiles, son muy resistentes a las heladas. Su drenaje no es bueno y, por ello, necesitan inclinación. El uso de este suelo está preparado para pasos peatonales de todo tipo y la colocación del mismo es bastante complicada.

 

8. Senderos de ladrillo macizo

Se coloca sobre suelo firme (puede ser sobre grava) o de hormigón. Con el rejunte de cemento que tiene, es propenso a que salga musgo por las juntas, con lo que puede ser rejunte de recebo para sembrar césped. Aunque tiene un buen drenaje, tiene una colocación difícil pero lo bueno es que se puede barnizar. Se usa principalmente para pasos peatonales.

 

IMG_2058.JPG

 

Senderos de madera para exterior

Los cortes trasversales de troncos, colocados sobre arena, son ideales para los pasos japoneses. Si son baldosas de madera, hay que colocarlas sobre solera de hormigón y los rastreles sobre ladrillos fijados a la solera. Así, drenará muy bien. Este material puede dar un resultado muy bueno y una bonita apariencia si se le cuida y si se le aplica el protector para madera exterior cuidado. Las más utilizadas son las traviesas de madera y, dependiendo del tipo de material, tendremos un gasto económico mayor o menor.

 

IMG_0744.JPG

 

Es un material temporal y, a la hora de instalar este suelo exterior de madera, hay que tener en cuenta que no es fácil de poner. Se usa principalmente para pasos ocasionales, pero también se pueden utilizar sobre pilastras en los estanques, convirtiéndolo en un sendero flotante sobre el agua.

 

La imaginación es una herramienta importante y, por lo tanto, se pueden hacer las combinaciones que se quieras, sobre todo con la grava como sub protagonista.

 

Si ya has instalado en tu casa un sendero con alguno de estos materiales, sube el resultado y compártelo en la Galería de ProyectosSi tienes alguna duda, puedes dejar un comentario en este post o abrir un nuevo hilo de conversación en el Foro de la Comunidad.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?