Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué tipos de adhesivos para metales hay?
14-03-2017 10:07
Autores: 15

Es bastante frecuente encontrarnos en casa elementos metálicos rotos, agrietados o con piezas sueltas o despegadas. Aunque los metales son materiales duraderos, también sufren el deterioro por el uso o paso del tiempo. Por eso, a lo largo de este artículo, te enseñaremos qué tipos de adhesivos para metales hay y cual es el más adecuado para cada caso.

20170215_154949.jpg

¿Qué tipos de adhesivos para metales hay?

Los objetos metálicos normalmente suelen estar unidos entre sí por tornillos, remaches o soldadura. En algunos casos, esas uniones se sueltan o degradan y son complicadas de reparar. Por ello, te vamos a presentar una serie de adhesivos, selladores y masillas que son muy útiles para pequeñas reparaciones en casa. Verás que es más sencillo de lo que te imaginas. Antes de elegir un producto, tienes que tener en cuenta estos factores:

  1. Qué tipo de metal quieres reparar.
  2. Qué tipo de reparación quieres realizar: unir, rellenar o sellar.
  3. Tener en cuenta si la reparación requiere resistencia al agua o al calor.

Una vez tengas claro estos tres factores, solo tendrás que elegir uno de estos productos. Te enseñamos para qué sirven y cómo aplicarlos:

  • Adhesivos epoxi

El adhesivo epoxi es un adhesivo de dos componentes, es decir, una resina y un endurecedor. Al mezclar a partes iguales un componente con el otro, se produce una reacción que hace que el adhesivo endurezca. Es especialmente indicado para uniones estructurales y reparaciones que requieran gran resistencia a vibraciones, golpes o peso. Se adhieren perfectamente sobre los metales más comunes que puedas encontrar en casa. Una vez endurecido, es poco flexible y muy resistente al agua.

Puedes encontrar adhesivo epoxi de endurecimiento lento o rápido. El adhesivo epoxi de endurecimiento lento es idóneo para aquellas uniones fáciles de realizar. La diferencia frente a la epoxi rápida es que la resistencia es algo superior. El adhesivo epoxi de endurecimiento rápido en cambio, te resultará muy práctico si quieres realizar una unión complicada y necesitas que se realice en poco tiempo, ya que endurece en unos cinco minutos.

El uso de este tipo de adhesivo es muy fácil. Antes de nada, las superficies a unir deben de estar limpias y secas. Te aconsejamos que pases un algodón empapado en alcohol para limpiar y desengrasar bien la superficie. A continuación, deposita a partes iguales los dos componentes sobre un plástico rígido y mezcla bien. Verás que cada componente tiene un color diferente. Cuando consigas una mezcla de color uniforme, aplica el adhesivo en una de las superficies a pegar y realiza la unión. Si puedes, ayúdate de un sargento o pinza para reforzar la unión y retíralo a las 24 horas.

20170215_155422.jpg

Procura que la cantidad de ambos productos sea igual. De lo contrario, el adhesivo puede quedar algo más blando o puede endurecerse más rápido de lo habitual.

  • Soldadura metálica en frío

La soldadura metálica en frío es un adhesivo también de dos componentes. Está formulado especialmente para pegar, reparar o rellenar metales. Resiste al agua, aceites y disolventes usuales. Aguanta temperaturas de -30ºC hasta 150ºC, por lo que es ideal para pequeñas reparaciones en tuberías de agua o calefacción. Se adhiere perfectamente sobre hierro, acero, acero inoxidable, cromados, acero niquelado, aluminio, cobre, latón, estaño y plomo. Una vez endurecido el producto, puedes lijarlo, pulirlo o pintarlo.

Al igual que en la resina epoxi, su uso es muy fácil. Antes de realizar la reparación, limpia con alcohol la zona a tratar. A continuación, extrae los dos componentes a partes iguales y mezcla bien. Seguido, aplica la mezcla en la zona a reparar mediante una espátula. La máxima dureza la obtendrás pasadas 24 horas.

20170217_120453.jpg

Con este adhesivo podemos remediar pequeñas fugas de agua en un grifo, por ejemplo. Es importante que esperemos 24 horas antes de utilizarlo de nuevo.

  • Adhesivo reparador de superficies húmedas

Al igual que en los anteriores casos, el adhesivo reparador de superficies húmedas de dos componentes. Está formulado especialmente para pegar y reparar materiales húmedos e incluso endurece bajo el agua. Se adhiere perfectamente sobre hierro, cobre y todo tipo de materiales. Una vez endurecido, puedes lijar, pulir, tallar o pintar el adhesivo. Gracias a que funciona en superficies húmedas, te puede resultar muy idóneo para arreglar cualquier fisura en una tubería de agua, bien sea metálica como de PVC. Limpia bien la superficie a tratar y mezcla a partes iguales los dos componentes. En unas dos horas el producto se endurecerá, aunque tardará tres horas si la aplicas bajo el agua.

20170217_120320.jpg

Para pequeños arreglos en los flexibles de un termo de agua caliente, te puede resultar muy útil este producto.

  • Sellador de temperaturas extremas

En este caso no se trata de un adhesivo, sino de un sellador de temperaturas extremas. Es un producto idóneo para el sellado de grietas, fisuras o uniones de tuberías de estufas o chimeneas, ya que resiste temperaturas de hasta 1000ºC. En este caso, su utilización es más fácil que los productos anteriores. Es importante que las superficies a tratar estén limpias, sin óxido ni grasa. Pasa una lija suave y después limpia bien la superficie con alcohol. A continuación, humedece ligeramente las superficies que vayas a tratar. De esta forma podrás aplicar mejor el producto. Hazlo mediante una espátula apretando bien para obtener la máxima adherencia.

sellador altas temperaturas.jpg

Si deseas acelerar el endurecimiento del producto, aplica calor mediante un secador o enciende la chimenea.

  •  Sellador de juntas para instalación de agua caliente

El sellador de juntas para instalación de agua caliente es un sellador a base de elastómero de silicona neutra y de un solo componente. Puedes utilizarlo tanto en interior como en exterior y, una vez seco, no es pintable. Al tratarse de un producto que aguanta hasta 315ºC de temperatura, es idóneo para el sellado de tubos de salida de humos, instalaciones de agua caliente o calefacción. También puedes emplearlo para el pegado y sellado del cristal de la puerta de tu horno. Al igual que todos los adhesivos o selladores, limpia bien con alcohol la superficie antes de su aplicación. La máxima resistencia la obtendrás a las 24 horas.

20170217_120611.jpg

Antes de aplicar el nuevo sellador, procura eliminar la totalidad de los restos del sellador anterior. Eso aumentará la efectividad del sellado.

  • Masilla de relleno

La masilla de relleno está formada por dos componentes y se moldea fácilmente con los dedos. Con ella puedes pegar, reparar, sellar y reconstruir hierro, acero, cobre, aluminio, latón, bronce y aleaciones ligeras. Se endurece incluso bajo el agua, siendo una buena solución para pequeños arreglos en uniones de tubería húmedas. Una vez dura la masilla, puedes lijar, perforar o pintar su superficie. A la hora de aplicar la masilla, te recomendamos que lijes la superficie a tratar con una lija de agua.

20170215_161119.jpg

Procura mezclar bien los dos componentes y pronto, dado que la mezcla endurece en unos cinco minutos. Por eso, no te recomendamos que hagas grandes cantidades. Realiza las mezclas en pequeñas dosis, así no desperdiciarás material.

  • Fijador de roscas metálicas

Que a un tornillo o una tuerca se le estropee la rosca es algo muy común y que seguro te ha pasado muchas veces. En los casos que se pueda, lo ideal es que sustituyas la pieza estropeada por otra nueva. El problema viene cuando es un tornillo o tuerca difícil de encontrar o que simplemente no se encuentran. Para esos casos, este fijador de roscas metálicas es la solución perfecta. Lo puedes aplicar en acero, hierro, cobre, bronce o latón. Es resistente al agua, aceites y disolventes usuales y soporta vibraciones extremas.

No solo sirve como fijador, sino que también puedes utilizarlo como sellador para uniones roscadas. Al tratarse de un producto de un solo componente, su aplicación es muy sencilla. Tan solo limpia bien las superficies a fijar con alcohol. El producto secará en unos 20 minutos, adquiriendo la máxima resistencia a las 24 horas.

20170215_160340.jpg

Una vez apliques el adhesivo, inserta la tuerca y aprieta todo lo que puedas. El producto es muy líquido, por lo que debes tener cuidado a la hora de apretar el envase.

Como puedes observar, existe una amplia gama de adhesivos específicos para metales que te pueden ser muy útiles para los pequeños arreglos de la casa o la restauración de objetos metálicos antiguos. Tan solo tienes que tener claro el trabajo que quieres realizar y el metal que vas a tratar.

Si quieres comentar la publicación para añadir algún apunte, o si quieres realizar una consulta, puedes hacerlo abriendo un hilo de conversación en el Foro de Reparación y Mantenimiento. Como siempre, te animamos a que compartas con todos nosotros tus conocimientos, experiencias y trabajos domésticos subiendo tus proyectos a nuestra sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?