Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo desatascar el sifón del baño?
10-02-2016 12:43
Autores: 15

Puede pasar que se nos atasquen los grifos o el sifón del baño. Un caso típico lo encontramos en los lavabos, cuyos sifones se atascan fácilmente con el pelo caído, o los fregaderos donde es fácil que se cuelen restos sólidos de comida. Por eso es importante saber cómo desatascar el sifón del baño. 

 

 

El proceso para limpiar y desatascar un sifón variará ligeramente dependiendo del modelo. Antes de nada, puedes consultar el post sobre para qué sirve un kit desatascador de tuberías.

 

¿Cómo desatascar el sifón del baño?

 

En primer lugar podemos recurrir a los productos químicos desatascantes. Estos productos, generalmente líquidos aunque también los hay granulados o en polvo, suelen estar fabricados a base de sosa cáustica. Además, debemos tener en cuenta que al entrar en contacto con el agua del sifón se pueden liberar una serie de vapores tóxicos.

 

Es importante ventilar bien el baño. La eficacia de estos productos es muy variable dependiendo de su composición y del origen del atasco, pero siempre deberemos tener cuidado con ellos. Además de los posibles vapores tóxicos, y el daño medioambiental que causa el producto en sí, en ocasiones incluso existe la posibilidad de que llegue a dañar el propio sifón. Por eso es esencial, seguir las instrucciones del producto.  

 

Otra forma sencilla de intentar desatascar un sifón es recurrir al uso de las conocidas ventosas desatascadoras que, en combinación o no con los anteriores productos químicos, pueden sacarnos de un apuro. Sin embargo, si el atasco es importante no serán suficientes.

 

Si todo falla, no quedará más remedio que vaciar a mano el sifón:

 

  • Si se trata de un sifón integral, que es el modelo más simple, nos encontraremos con un sifón de una única pieza (de diversos materiales como gomas, PVC, o incluso plomo) unido al lavabo por un extremo y a la tubería de desagüe por el otro. La unión se realiza ya sea mediante tuercas roscadas, o mediante simples abrazaderas. Su limpieza implica extraerlo completamente.
  • Si se trata de un sifón de botella, encontramos que la base del sifón puede desatornillarse completamente, bien sea a mano, bien sea mediante un destornillador o una llave. Al sacar la base del sifón encontraremos una junta que proporciona estanqueidad, conviene cambiarla aprovechando la limpieza.
  • Otro tipo de sifones incorporan un tapón de registro en un lateral a través del cual se puede acceder a su interior para limpiarlo.

Para limpiarlo, en los tres casos, deberemos tener en cuenta que en el interior del sifón se acumula una cierta cantidad de agua para evitar que los malos olores procedentes del alcantarillado lleguen hasta nuestra casa, así que cuando lo desmontemos va a caer inevitablemente, conviene situar un cubo o palangana debajo. Una vez desmontado podemos limpiarlo con la mano, o con ayuda de un alambre si no alcanzamos la causa del atasco.

 

Si tienes alguna duda, puedes dejar tu comentario en este post o abrir un nuevo hilo de conversación sobre cualquier tema en el Foro de Baños.

Colaboradores

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?