Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué tipos de extractores de baño existen?
20-04-2016 16:20
Autores: 15

Si tu baño acumula mucha condensación después de una ducha, comienzan a aparecer unos puntitos de humedad en la pared o comienzan a parecer olores indeseados que no sabes de dónde provienen. Una buena solución para disminuir estos efectos sería la utilización de extractores de baño

 


Los extractores son unos dispositivos eléctricos que se utilizan para airear y ventilar estancias y no requieren casi mantenimiento.

 

Los extractores de baño son apropiados para estancias donde se acumulan humedades, ya que facilitan la salida de aire al exterior y evitan la condensación, reduciendo los malos olores y la aparición de moho, por lo que un lugar ideal para su utilización es nuestro cuarto de baño. Descubre cómo evitar humedades en el baño. 

 

¿Qué tipos de extractores para el baño hay?

 

Según el conducto de salida, hay tipos de extractores de baño, según el conducto de salida:


Axiales: En los que el conducto de salida es muy reducido o nulo. Por ejemplo, aquellos que se colocan en una ventana o en el techo.
Centrífugos: Son más potentes que los anteriores, ya que la longitud de su conducto de salida es mayor, recorriendo grandes distancias, como puede ser el extractor de un establecimiento hostelero.

 

Lo habitual, para un espacio tan reducido como suelen ser los baños, será que utilicemos uno axial que, por su tamaño, lo podremos colocar en casi todos los techos, o si nuestra pared da al exterior, en la fachada.

 

 

Según el funcionamiento, nos encontramos con cuatro tipos de extractores:

 

Manual: El más sencillo de todos. Se activa mediante un interruptor en el momento que sea necesaria su utilización. Ideal para baños de poco uso, o de invitados, ya que su utilización será puntual.


Presencia: Incorporan un detector de presencia por infrarrojos y se activan en el momento que detectan movimiento en la estancia. Es muy útil en espacios que tengan una alta frecuencia de uso, como el baño principal.


Humedad o H: Incluyen sensores (higrómetros) par detectar la humedad ambiente. Se activan en el momento que detectan una humedad excesiva, manteniendo unos niveles constantes de humedad. Recomendado para aquellos espacios que tengan muy poca ventilación y una humedad constante, o para familias numerosas en las que las duchas sean muy continuas, y por tanto el nivel de humedad también.


Temporizador: Este modelo incluye un pequeño temporizador. Lo podemos regular para que dure más o menos activo, en función del tiempo necesario para renovar el aire de la estancia. Es muy cómodo, porque no tenemos que preocuparnos en encenderlo ni apagarlo, solamente programarlo para que funcione el tiempo estimado.

 

En función del tamaño de tu baño, necesitarás un extractor con un caudal bajo, medio o alto, por eso es importante calcular el tamaño del extractor del baño. 

 

Si tienes alguna duda sobre cual es la mejor opción para tu baño, puedes preguntarnos en nuestro foro de baños.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?