Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo elegir máscaras para soldar?
30-05-2016 10:47

La temperatura que alcanza el hierro para ser soldado con otro hierro no es precisamente baja y la luz del arco, así como la de los materiales incandescentes, puede afectar a tu visión. Así que, para trabajar con seguridad, es imprescindible saber bien qué careta de soldar es de mejor calidad para elegir la máscara para soldar más adecuada. 

 

Labores de soldadura

 

¿Cómo elegir una máscara para soldar?

 

En primer lugar, debes fijarte en el uso que le vas a dar, ya que hay diferencias entre una careta de soldadura electrónica y una normal. Otra cosa a tener en cuenta es el material que, normalmente es de fibra de vidrio o poliamida, que ha de ser ignífugo y repeler o absorber el calor para evitar quemaduras, y el oscurecimiento que brinda, para evitar lesiones en los ojos. Por supuesto la comodidad, la calidad y otras variables serán de suma importancia para elegir la mejor careta de soldar para nuestro trabajo.

 

¿Qué tipos de máscaras para soldar hay?

 

  • Máscaras de mano: Son las más económicas, pero también las más sencillas. Habitualmente presentan forma de U, siendo las menos ergonómicas. Las de este tipo hay que agarrarlas con una mano, mientras se suelda con la otra. Aunque históricamente fueron las primeras en aparecer, en la actualidad su uso se circunscribe a trabajos de bricolaje o esporádicos de no demasiada envergadura. En el interior suelen llevar algún tipo de asidero para poderlas coger con seguridad. A pesar de estar hablando de trabajos menores, para su uso se requiere cierta pericia y así evitar que entre luz (sitúala muy cerca de la cara) o alguna chispa (tapate con ella toda la cara).

Máscara de mano

 

  • Máscaras de cabeza: La ergonomía de las primitivas máscaras de mano fue avanzando ante la necesidad de cordones más uniformes en lugares más recónditos. Para ello, se necesita utilizar ambas manos. Así que se crearon este tipo de máscaras. Por su forma más redondeada, se adaptan mejor a la forma de la cabeza y la protege mejor. Además, se adapta mediante un cabezal regulable con arnés. En este tipo de máscaras es muy típico el movimiento de la cabeza hacia delante, con un simple gesto haces que la máscara baje y puedes empezar a realizar el cordón de una manera rápida y más precisa. 

Máscaras de cabeza

 

  • Máscaras fotosensibles: En los dos tipos anteriores, las máscaras tienen un cristal oscuro que solo te permite ver algo cuando salta el arco. Sin embargo, las máscaras fotosensibles o de oscurecimiento automático tienen el cristal que se oscurece cuando detecta la luz proveniente del arco de soldadura. Funcionan gracias a un obturador electrónico de cristal líquido (LCD) y nos permiten regular el oscurecimiento. Esto lo hacen mediante una pila que se encuentra en el interior o con unos paneles solares situados en la parte delantera y que se cargan con la luz del mismo arco. Su manera de colocación es similar a la de las máscaras de cabeza, aunque la mejora de la ergonomía y el diseño también es importante de reseñar. Muchas incluyen cristales más grandes o, incluso, en los laterales y otras tantas permiten la personalización. 

Máscaras electrónicas

 

Es muy importante fijarte, además del material del que está hecha tu máscara, en el material del filtro y cubrefiltro de la ventana de visualización. El filtro, que es el que te protegerá de la radiación ultravioleta e infrarroja dañina para tu visión, puede ser el cristal actínico (es el usado en caretas de mano y de cabeza) o el electrónico de cristal líquido (en máscaras fotosensibles). Suelen protegerse mediante un cubrefiltro de vidrio o policarbonato, para evitar dañarlo por el calor o por efectos mecánicos. 

 

tabla oscurecimiento.jpg

Tanto si eres soldador profesional, como si eres soldador aficionado, no olvides complementar la seguridad para prevenir posibles riesgos que te brindan las máscaras de soldadura con una mascarilla ignífuga especial de soldadura adecuada para evitar los humos metálicos, un buen calzado de seguridad y unos guantes, delantal, mandril y ropa en general, adecuados para las labores de soldadura.

 

Si tienes cualquier duda al respecto de las máscaras no dudes en dejarnos tu pregunta en el Foro de la Comunidad o dejando un comentario en este post. 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?