Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué tipos de pilas recargables hay?
20-07-2016 12:20
Autores: 15

Sabemos que las pilas alcalinas son una fuente de energía pero de energía agotable, son minibaterías para pequeños aparatos electrónicos pero, a diferencia de las pilas recargables, estas no se pueden reutilizar. A continuación, te contamos qué tipos de pilas recargables hay.

pilas recargables.jpg

¿Qué tipos de pilas recargables hay?

Es importante recordar que una pila convencional (no recargable) no se puede recargar. Aunque haya cargadores de pilas, si intentamos recargar una pila convencional puede causar una fuga. Por eso las pilas recargables son capaces de recibir carga, aunque son recargas finitas. El número de recarga dependerá del tipo de pila y de su uso adecuado.

  1. Pilas recargables Nicd (Nickel Cadmium): Comúnmente llamadas pilas de Níquel cadmio, aunque son más económicas, tienen una vida útil inferior al resto de pilas. Este tipo sufre el problema llamado "efecto memoria". La pila dejaría de estar cargada completamente dando señal de estar completa. Es decir, si el efecto memoria alcanza un 20% de su capacidad, indicará que su carga será del 80% y así irá creciendo hasta tener un efecto memoria elevado. Para evitar el efecto memoria no hay que hacer cargas con las pilas medio o parcialmente cargadas. Recuerda que el Cadmio es un producto altamente contaminante, una sola pila puede llegar a contaminar más de 5 mil litros de agua. 

     

  2.  Pilas recargables NiMH (Níquel-Metal Hydride): Las pilas NiMH son las más utilizadas en la actualidad, tienen mayor longevidad y mayor capacidad de carga. Además, pueden ser recargadas muchas más veces que las pilas NiCd y son mucho menos contaminantes al no contener cadmio. Tampoco tienen el llamado efecto memoria. 
  3. Pilas recargables Li-ion (ion de litio): Al igual que las pilas de NiMH tienen una gran capacidad de energía y son muy resistentes frente a las descargas cuando no se usa la energía acumulada en un periodo de tiempo. Con este tipo podrás recargar al 100% a mitad de carga sin problemas de crear un efecto memoria. Como inconveniente está que tienen una elevada degradación a altas temperaturas pudiendo llegar a la destrucción total de la pila.

¿Qué capacidades tienen las pilas recargables y los cargadores?

La pila es capaz de acumular una cantidad de energía que se mide por miliamperes por hora (mAh). Esto quiere decir que si nuestro aparato electrónico consume 400 mA y nuestra pila o pilas (suma todas la pilas) son 1600 mAh, la fórmula es sencilla, pero orientativa: 1600/400= 4 horas de duración aprox. Por eso, es necesario conocer ambas medidas si nos decidimos en adquirir unas pilas recargables.

Un cargador tiene muchas ventajas, es el encargado de recargar nuestras pilas. Solo basta con colocar una o varias pilas dentro haciendo buena conexión y conectarlo a la luz. Este proceso no es tan simple como parece,  consiste en dejar pasar la corriente eléctrica por las pilas para ser capturada, sin dejar que salga. La cantidad de corriente (según el tipo de cargador) determinará mayor o menor tiempo en realizar la carga.

A mayor velocidad de carga, mayor calor generado. Esto puede implicar un pequeño riesgo de degradación cuando la pila esté totalmente cargada, originando un sobrecalentamiento. Por eso, es importante adquirir un cargador que nos avise cuando las pilas se encuentran recargadas para poder retirarlas de la corriente eléctrica o bien,poner la carga en modo lento.

Un sobrecalentamiento puede vaciar la pila y, en el peor de los casos, originar una explosión. La diferencia de precio entre cargadores de pilas variará en este tipo de detalle (carga lenta o rápida), además de si tienen la opción de que los cargadores corten o bajen la corriente cuando se encuentren cargadas. Con ellos puedes alargar la vida útil de las pilas y de ahí conseguir un ahorro. 

14481852_z3.jpg ¿Cómo cuidar las pilas recargables?

  1. Recarga las pilas en su primer uso antes de utilizarlas.
  2. Nunca mezcles pilas de diferentes tipos, marca o capacidad cuando vayas a recargarlas, ni al utilizarlas en el aparato electrónico correspondiente.
  3. Solo las pilas de NiMH pueden recargarse a mitad de carga, al contrario de lo que ocurre con las pilas recargables de NiCd. Cuando las pilas de NiCd estén completamente agotadas se podrán recargar.
  4. Nunca intentes recargar un pila alcalina u otra que no sea recargable. Alargarás la vida del cargador evitando posibles fugas de las pilas.
  5. Nunca dejes las pilas recargables al alcance de los niños, y mucho menos dejes que sean ellos quienes las recarguen.
  6. Después de un tiempo sin usar las pilas, es posible que necesiten un par de recargas para volver a recuperar totalmente su capacidad. En el caso de NiHm es posible que se produzca el efecto memoria.
  7. No uses un cargador desconocido, si no es un cargador correcto podemos acortar la vida de la pila, reduciendo sus ciclos de carga y capacidad.

Es importante una concienciación con el medio ambiente, desechando las pilas usadas de forma correcta en sitios homologados y comenzar a reflexionar en utilizar pilas recargables. 

Si tienes alguna pregunta sobre las pilas recargables y sus cargadores, no dudes en escribir un comentario en este post o abrir un nuevo hilo de conversación en nuestro Foro

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?