Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo combatir las plagas del tomate?
08-09-2016 09:52

El tomate o tomatera, como se conoce comúnmente a esta especie de la la familia de las solanáceas, tiene su origen en México. El cultivo del tomate se viene haciendo para la producción de esta hortaliza, tanto fresca como procesada hace más de 400 años. El cultivo del tomate requiere conocer además, cómo combatir las plagas del tomate para prevenirlas y tratarlas. 

tomates-plaga.jpg

Las plagas del tomate y cómo combatirlas

1. Araña roja: Esta plaga se desarrolla en el envés de las hojas de la tomatera, provocando manchas amarillas que terminan en desecación y caída de la hoja. El momento en que este insecto es más agresivo es en la primera fase del desarrollo, cuando aún la planta es muy joven. Las altas temperaturas y la escasez de humedad favorecen el desarrollo de esta plaga. En el Foro hemos debatido sobre cómo tratar la plaga de araña roja. 

Solución: Desinfecta las herramientas de cultivo y elige un fungicida que te ayude a desinfectar el suelo para prevenir ataques en futuras plantaciones. Elimina las malas hierbas y los restos de cultivos y plantas afectadas y permanece atento al desarrollo de la planta mientras está en la fase de crecimiento.

2. Vasate: Esta plaga produce sombreados en el tallo de la planta y seguidamente en hojas y frutos, si el ataque es muy fuerte. Se desarrolla gracias a las altas temperaturas y la poca humedad ambiental.

Solución: Desinfecta las herramientas de cultivo e incluso la ropa y calzado de trabajo. Elimina las plantas más afectadas para evitar que se propague. Para el control químico, puedes optar por elegir un insecticida que se adapte a las necesidades de la planta.

3. Mosca blanca: La mosca blanca ataca, principalmente, a las partes más tiernas de la planta. Pone huevos en el envés de las hojas de los que salen larvas que dañan la tomatera. El ataque de este insecto, absorbiendo la savia de la planta, provoca el amarilleamiento y debilitamiento de la misma hasta llevarla hasta la marchitez. Esta marchitez termina afectando también al fruto, que deja de desarrollarse normalmente. Si la colonización de la mosca es muy agresiva, puede llevar al tomate a morirse.

Solución: Limpia las malas hierbas y restos de cultivos, ya que atraen a este insecto. También puedes usar depredadores naturales de la mosca para que merme la plaga o termine con ella.

4. Pulgón: El pulgón es la plaga más común entre los cultivos hortícolas, ya que forman numerosas colonias que se dispersan gracias a las hembras, que son aladas y se mueven continuamente de un lado a otro. Los pulgones debilitan la planta y ralentizan su crecimiento.

Solución: Elimina las malas hierbas y los restos de cultivos anteriores y, además, también puedes colocar trampas cromáticas amarillas. El pulgón también tiene enemigos naturales que pueden acabar con sus colonias.

oruga-tomate.jpg

5. Trips: Este insecto coloniza el cultivo del tomate haciendo puestas en las hojas, flores y frutos. Las larvas que salen de los huevos dañan los órganos de la planta, que se vuelven necrosos. Además, esta plaga daña de tal manera el tomate que abre una puerta al ataque de diferentes tipos de virus.

Solución: Limpia la zona de malas hierbas y restos de cultivos y usa depredadores naturales de los trips.

6. Minador de la hoja: Las larvas que salen de las puestas que realizan en las hojas se alimenta de las mismas. Una vez alimentadas, el insectos se transforma en pupa y cae al suelo, donde permanece hasta que alcanza el estado adulto y el ciclo comienza de nuevo.

Solución: Elimina malas hierbas y restos de cultivos y destruye las hojas o aquellas plantas atacadas.

7. Orugas: La oruga se desarrolla en las hojas de las cuales se alimentan, pasando luego a los tallos de la planta, que se ve dañada irreversiblemente.

Solución: Elimina malas hierbas, restos de cultivos y plantas infectadas. Usa depredadores naturales para acabar con este insecto.

8. Nemátodos: Este insecto afecta gravemente a las raíces, las cuales se hinchan y deforman ya que se llenan de huevos. Los daños que produce esta plaga es la obstrucción en el funcionamiento de las raíces, lo que provoca que la planta se marchite y deje de crecer.

Solución: En este caso, debes realizar labores de prevención usando variedades resistentes. También puedes desinfectar el suelo para evitar que siga propagándose esta plaga y garantizar el uso de plantel sano. Otra opción es esterilizar con vapor o echar mano de la solarización.

plaga-tomates-tallo.jpg

Si quieres más información sobre el cultivo del tomate visita cómo cuidar y cultivar tomate. Si te ha gustado este post, puedes trasladar tus dudas a nuestro Foro de Jardinería. Y si eres un consumado jardinero, te invitamos a que subas tus ideas a Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?