Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cuidar un peral?
24-05-2016 09:55

La pera es uno de los frutos más comunes y que más comemos como postre o merienda. Para poder disfrutarlo de la mejor manera en la mesa, previamente debemos tratar muy bien a este alimento en el árbol en el que crece. Por ello, y si quieres coger las mejores peras para tus comidas o cenas, te enseñamos cómo cuidar un peral correctamente. 

peral sollo.jpg

En esta Bricopedia vamos a ver los distintos cuidados que necesita este árbol frutal tan común. Los perales son árboles pertenecientes a la familia de las rosáceas, a las que pertenecen otros árboles frutales como el manzano, el membrillo, el rosal o el melocotón.

¿Cómo es un peral y en qué clima y tipo de suelo crece?

Este árbol de tronco alto, de corteza grisácea y robusta y llena de grietas posee hojas ovales y dentadas. Los perales son árboles sencillos de cultivar, necesitan un clima moderado y templado, con buena humedad y no demasiado caluroso. Hay que tener especial cuidado con los rocíos, las heladas y la humedad durante su periodo de floración, ya que le perjudican resintiendo su posterior producción. Son más resistentes al frío que al calor. El peral es un árbol que tolera bien las heladas y es más resistente que el manzano.

En cuanto a su cultivo, el peral tolera gran variedad de suelo, siempre que sea moderadamente fértil y rico en materia orgánica. Se puede plantar a lo largo de todo el año, salvo en invierno, siendo la época más óptima la estación de otoño, para facilitar su enraizamiento antes de que lleguen las heladas de inviernos.

¿Cómo regar y abonar un peral?

La mayoría de las plantaciones de perales están en regadío y se deben regar regularmente para evitar su sequía. Para ello, tenemos que tener especial cuidado en los meses de verano, que son previos a su recolección, y más aún una vez haya comenzado su floración. Si podemos, hay que mantener el suelo húmedo pero no mojado.

poda.jpg

Se recomienda fertilizar el terreno con abonos orgánicos una vez al año o cada dos años, y el mejor momento para hacerlo es en primavera, justo antes de que florezca. Si para ello usamos el agua reciclada de hervir verduras, le aportamos más materia orgánica a su riego.

¿Cómo y cuando podar un peral?

Respecto a la poda del peral, puede realizarse adaptándose a cualquier tipo de forma, aunque se le suele dar forma de pirámide redondeada. La poda consiste en mantener sobre sus brazos solamente las ramas del fruto eliminando, a su vez, todas la ramas rotas y las que crecen hacia dentro, las ramitas dobles muy juntas y las ramas secas o enfermas. La poda suele realizase en otoño, siendo muy importante dejar pasar un año antes de llevarla a cabo. La correcta y adecuada poda hará que nos proporcione una cosecha rica y sana de peras.

¿Qué plagas y enfermedades puede sufrir un peral?

Las principales enfermedades que pueden atacar al peral son:

  • El fuego bacteriano. Producido por bacterias que hace que las ramas, las hojas y los frutos se marchiten. Puede extenderse y causar graves daños si no acabamos con ella rápidamente.
  • Sarna. Causada por un hongo, hace que aparezcan manchas oscuras y pequeños hundimientos en su fruto.
  • Oídio. Es una enfermedad que empieza deformando la hoja, posteriormente sus ramas y acaba envolviendo todo en un polvo blanco que produce la desecación de la hoja.
  • Roya. Hongo que produce manchas de color rojo y marrón y que ataca tanto a las hojas, como a las ramas y a sus frutos.

Los insectos más comunes son que pueden dañar un peral son:

  • Polilla. Son larvas que atacan a la fruta terminando con ella desde el interior. Suelen darse en los primeros meses del año cuando empiezan a formarse los frutos.
  • Gusano. Produce daño en el fruto desde el exterior. Se puede apreciar por la existencia de un orificio en su cáscara superficial, rodeado por una mancha superficial.
  • Pulgones. Los pulgones se alimentan de la savia de las plantas bloqueando su crecimiento. A simple vista podemos apreciarlo cuando las hojas aparecen retorcidas y pegajosas.

De todas maneras, es conveniente aplicar los tratamientos preventivos para evitar los ataques de estas enfermedades.

¿Cuándo florece y da frutos un peral?

El peral florece en abril y que ofrece muchísimas flores, salen en ramillete y son de color blanco, aunque no todas ellas llegan a dar frutos.

floración del peral.jpg

En producir frutos tarda hasta cuatro o cinco años desde su plantación. Después, nos los proporcionan de manera muy rápida. Los perales tienen tendencia a que se caiga la fruta antes de cogerla, por lo que debemos estar atentos para no perder su cosecha. Por último, destacar que su madera es utilizada en ebanistería y en la fabricación de instrumentos.

fruto.jpg

Si quieres aprender más, te dejo este vídeo para que aprendas a plantar un árbol frutal cultivado en una maceta.

Si te surge alguna duda acerca del cuidado sobre este árbol, no dudes en abrir un nuevo hilo de conversación en nuestro Foro de Jardín o dejar un comentario en este post. Si ya has plantado o cuidado un peral, sube tu proyecto a la sección de Proyectos y cuéntanos cómo lo has hecho. 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?