Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cuidar y cultivar ajo?
21-09-2016 09:49

El ajo, Allium sativum, es una planta a la que se considera que pertenece a la familia de las liliáceas. Su origen es asiático, aunque en la actualidad el cuidado y cultivo del ajo tiene una gran relevancia económica y está extendido por todo el mundo.

El cultivo del ajo es muy fácil y económico y los resultados en su producción pueden llegar a ser muy abundantes. Conoce primero las partes que componen la planta del ajo:

  • Raíz. La raíz del ajo es bulbosa y, a su vez, está compuesta por una serie de bulbos más pequeños (los dientes de ajo). 
  • Tallos. Los tallos del ajo son muy fuertes y pueden crecer con porte rastrero o erectos, pudiendo alcanzar hasta los 3 m de altura. 
  • Tallo. El tallo principal es de color rojizo y crece entre las hojas hasta las flores.
  • Hojas. Las hojas del ajo son largas y cerradas, además no tienen nervios.
  • Flores. Las flores están agrupadas y sus semillas no germinan.

ajo entrada.jpg

¿Cómo cuidar y cultivar ajo?

1. Clima: El ajo es una planta que no es muy exigente con el clima, aunque dependiendo de la temperatura, puede variar su sabor. En la primera fase de crecimiento de la planta tolera muy bien las bajas temperaturas, aunque una vez alcanzada la fase de madurez, tolera perfectamente las altas temperaturas, siempre y cuando el suelo tenga la humedad adecuada.

2. Riego: Con el ajo no es necesario riego, excepto en espacios muy secos y con climatología de temperaturas elevadas la mayor parte del año. En caso de tener que aplicar regadío, es aconsejable el riego por aspersión, aunque las necesidades de riego las suelen cubrir sobradamente las lluvias.

3. Abonado: Si cultivas en un suelo muy fértil, las necesidades de abono serán mínimas. Elige un abono para aplicar uniformemente sobre el terreno antes de sembrar, pero una vez el ajo ya se ha desarrollado, agradece un poco de materia orgánica pero que esté bien descompuesta.

ajo flor.jpg

4. Cultivo: Para lograr llevar a término una buena producción de ajo, debes realizar una siembra adecuada:

  • Elije el terreno donde vayas a sembrar y prepara el terreno, eligiendo un lugar con una buena exposición al sol.
  • Usa ajo fuerte y sano para plantar, procura que sean dientes de ajo resistentes y ten en cuenta que de cada diente saldrá una planta de ajo.
  • Siembra el ajo clavándolo en el suelo y cúbrelo con mantillo. A continuación fertiliza con compost. Descubre cómo hacer compost
  • Mientras el ajo esté recién plantado, debe regarse con frecuencia para ayudar que se desarrollen las raíces correctamente. Más adelante, no riegues a menos que haya una sequía.
  • Aunque el bulbo no esté maduro, si la planta ya ha desarrollado los tallos, puedes cortarlos y darles un uso culinario.
  • Cuando percibas las hojas amarillas o marrones, significará que el ajo ya estará listo para recolectar.
  • Una vez recogidos, lávalos y déjalos en un lugar seco y fresco.

ajo hojas.jpg

¿Te ha parecido interesante este post? Si es así, puedes comentarlo con nosotros aquí mismo o en nuestros Foros, aunque también puedes consultar cualquier duda que tengas. Y si quieres que conozcamos tus ideas y proyectos, puedes compartirlos con nosotros en nuestra sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?