Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cuidar y cultivar apio?
31-10-2016 10:14

El apio, Apium graveolens, pertenece a la familia de las apiáceas y cuenta con unas 15 variedades. Es originario de Europa y Asia, aunque todavía su origen es motivo de discusión. Se le consideraba tan solo como una planta aromática hasta que en la Edad Media se descubrieron sus potentes propiedades diuréticas. Desde entonces, aumentó el interés por cuidar y cultivar apio en las regiones templadas del mundo y actualmente su desarrollo es constante y goza de gran popularidad culinaria. Si quieres tener esta planta en tu casa, te explicamos cómo cuidar y cultivar apio.

tallo-apio.jpg

¿De qué partes está compuesto el apio?

Conoce las partes que componen la planta de apio:

  • Raíces. Las raíces del apio son robustas y muy profundas y contiene raíces secundarias más superficiales.
  • Tallos. Los tallos del apio son herbáceos y pueden llegar hasta los 80 centímetros de altura.
  • Tallo floral. El tallo floral aparece en el segundo año de vida de la planta y contiene las flores de la misma.
  • Hojas. Las hojas del apio son muy grandes y tienen forma de corona.
  • Fruto. El fruto del apio es un aquenio, que es una especie de fruto seco, pero no es comestible.

¿Cómo cuidar y cultivar apio?

A continuación te mostramos cómo cuidar y cultivar apio.

1. Cultívalo en climas templados. El apio es una planta de clima templado, ya que si lo cultivas al aire libre, no tolera el frío del invierno ni las bajas temperaturas y puede suceder que en pleno desarrollo la planta florezca prematuramente. También debes proporcionarle muchas horas de luz para su crecimiento.

2. Plántalo en suelos no muy húmedos. Aunque el apio no es muy exigente con el suelo, procura que el terreno no sea muy húmedo en exceso, pero sí profundo porque su sistema radicular es muy extenso en vertical. Evita los suelos con exceso de salinidad y con encharcamientos, ya que haría perder calidad a la planta.

3. Riega el apio abundantemente al principio. En la primera fase de del desarrollo del apio, el riego debe ser muy regular y abundante, ya que la planta no dejará de crecer en esta etapa. Instala el riego por aspersión, ya que este tipo de riego es el que resulta más interesante para este cultivo. Procura que el agua de riego sea de excelente calidad, ya que un agua pobre en nutrientes puede frenar el desarrollo vegetativo de la planta.

4. Abónalo con estiércol. Para lograr una buena producción de apio, el suelo debe contener un gran aporte de estiércol si se cultiva al aire libre. Si el cultivo lo realizas en invernadero, no es necesario este aporte de nutrientes. Saber cómo abonar el apio correctamente es imprescindible para evitar las deficiencias de boro, azufre y magnesio que suelen afectar a esta planta.

apio hojas.jpg

¿Cuáles son los mejores cuidados en el cultivo del apio?

Estos son algunos de los mejores cuidados que tendrás que llevar a cabo en el cultivo del apio:

  • La siembra. Puedes sembrar apio dos veces al año. Las siembras del ciclo productivo de invierno se realizan en julio y agosto y se debe hacer el trasplante en septiembre. Para poder trasplantar en primavera, debes sembrar en la primera quincena de noviembre.
  • Prepara el terreno. Debes realizar una labor profunda para preparar el terreno para el cultivo de apio. Realiza surcos de 50cm de ancho y caballones de la misma medida.
  • Realiza las labores de bina y aporcado. Debes realizar las labores de bina, es decir, arar por segunda vez la tierra en la primera fase de de desarrollo de la planta para evitar la parada vegetativa del crecimiento de la misma, al estar en riego de sufrir ahogamiento por exceso de tierra. Las labores de aporcado se hacen en pleno desarrollo de la planta. De esta manera, aumentarás la longitud de las pencas u hojas carnosas del apio.
  • Las labores de escarda. Este tipo de labor se debe realizar sin excusa en el cuidado del apio, ya que es una planta que no admite compartir suelo con otras plantas, es decir, las malas hierbas. No te olvides de elegir un herbicida para mantener limpio el suelo de otro tipo de vegetación.

apio.jpg

Si te has quedado con alguna duda acerca de este post, podemos ayudarte en nuestro Foro de Jardinería, pero si quieres compartir con nosotros algún proyecto o idea, súbelo a nuestra sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?