Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cuidar y cultivar arroz?
04-11-2016 09:02

El arroz, Oryza sativa, es un cereal considerado, al igual que la patata y el maíz, como un alimento básico en la dieta del hombre. En la mayoría de países lo han introducido en su dieta culinaria. El cuidado y cultivo del arroz comenzó hace miles de años en la mayoría de regiones del Asia tropical, aunque no fue hasta que llegó a China, cuando comenzó su verdadero desarrollo. Si quieres saber más te explicamos cómo cuidar y cultivar arroz.

arroz 1.jpg

¿De qué partes está compuesta la planta del arroz?

A continuación, te mostramos las partes que componen la planta del arroz que te ayudarán a conocer mejor este cereal:

  • Raíces. Las raíces del arroz son delgadas y muy fibrosas.
  • Tallo. El tallo se forma de nudos y tiene forma cilíndrica y nudosa.
  • Hojas. Las hojas del arroz tienen forma de vaina y son planas y largas.
  • Flores. Las flores del arroz son verde pálido y se agrupan en forma de espiga.
  • Grano. El ovario maduro es el grano del arroz.

¿Cómo cuidar y cultivar arroz?

Seguidamente, te enseñamos cómo cuidar y cultivar arroz.

1. Cultiva el arroz en climas tropicales. El arroz necesita de climas tropicales y subtropicales, mayormente húmedos. El cultivo del arroz se da desde el nivel del mar hasta alcanzar más de 2000 metros de altitud. Las variaciones climáticas en las zonas más elevadas condicionan totalmente las técnicas y sistemas de cultivo.

2. Vigila la temperatura de cultivo según su fase de crecimiento. El desarrollo del arroz se produce en varias fases:

  • Temperatura para la germinación. El arroz necesita para germinar una temperatura mínima de entre 10 y 13ºC siendo su máximo entre 30 y 35ºC. Si la temperatura es superior, no se produce la germinación.
  • Temperatura para el crecimiento del tallo, hojas y raíces. Estas partes de la planta necesitan como mínimo 7ºC de temperatura para desarrollarse, siendo su máximo los 23ºC. Si supera esta temperatura, la planta crece muy rápido y no se desarrolla correctamente siendo débil y propensa a plagas y enfermedades.
  • Temperatura para el desarrollo de la panícula. La panícula, o espiga se forma un mes antes del espigado desarrollándose rápidamente pero siendo muy sensible al clima adverso.
  • Temperatura para la floración. La floración sucede justo el día del espigado abriendo sus flores en las horas de sol y altas temperaturas. Necesita de un mínimo de 15ºC y un máximo de 30ºC.

3. Cultívalo en suelos de textura fina. El cultivo del arroz se adapta a muchos tipos de suelos, aunque se suele cultivar en suelos de textura fina, ya que son más fértiles y contienen más arcilla, materia orgánica y nutrientes.

4. Comprueba el pH del agua de cultivo.  El suelo donde cultives arroz debe cambiar su pH semanas después de la inundación, ya que con el agua aumenta, y hay que llevarlo hacia la neutralidad. El pH ideal para el arroz es 6,6.

arroz 2.jpg

5. Utiliza un abono correcto. Para el cultivo de arroz, elige un abono o fertilizante para poder realizar estos tres importantes tipos de abonados:

  • Abono rico en nitrógeno. El nitrógeno en el suelo se encuentra en forma orgánica y restos de cultivos y cosechas, pero la cantidad final depende de las condiciones del suelo. El nitrógeno es el nutriente que más influye sobre la producción del arroz, ya que hace que las espigas engorden, hace que aumenten la cantidad y calidad de las hojas y aumenta la cantidad de grano de arroz.
  • Abono rico en fósforo. El abono rico en fósforo influye sobre la producción del cultivo al igual que el nitrógeno, aunque en menor medida. El fósforo beneficia a las raíces, al desarrollo de los brotes y a la maduración y calidad del grano. Es imprescindible que se aporte en las primeras fases del desarrollo como abonado de fondo.
  • Abono rico en potasio. El abono rico en potasio aumenta la resistencia de la planta a las plagas y enfermedades.

6. Selecciona el tipo de riego más adecuado. Elegir un tipo de riego para el arroz depende del clima y de la zona de cultivo. Es por ello que hay cuatro formas de regadío, las cuales te permitirán usar la que mejor se adapte a las necesidades de la planta:

  • Riego continuo. Es el método convencional y es autorregulable. El agua comienza a caer desde la última escalera del arrozal. Este sistema de riego es ideal para la aplicación de herbicidas.
  • Riego de recuperación del agua de desagüe. Este sistema permite reutilizar el agua, permitiendo retenerla menos tiempo. El agua se eleva a la última escalera del arrozal mediante una bomba de poca potencia.
  • Riego estático. Este sistema de riego consta de un canal de drenaje que pasa junto a los desagües de las escaleras del arrozal. Este sistema es aconsejable para zonas de cultivo reducidas.
  • Riego mediante recuperación del agua. La recuperación del agua se produce en este sistema de riego,  usando la gravedad para llevar el agua de una escalera a otra del arrozal. Este sistema de riego es el más efectivo.

arroz 3.jpg

Si te has quedado con dudas después de leer este post, te invitamos a que las compartas con nosotros en nuestro Foros, en el que estaremos encantados de poder ayudarte. Si te animas, también puedes compartir con nosotros tus proyectos e ideas en nuestra sección de  Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?