Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cuidar y cultivar girasol?
14-11-2016 10:01

El girasol, Helianthus annuus, es una planta perteneciente a la familia de las asteráceas. Su cultivo se realiza desde hace 3.000 años en Norteamérica, de donde es originario. Entra en Europa a través de España de la mano de los colonizadores. El girasol tiene usos muy variados desde el alimenticio, pasando por el ornamental y terminando con el uso oleaginoso, entre otros. Si quieres saber más, te explicamos cómo cuidar y cultivar girasol.

cuidado-cultivo-girasol.jpg

¿Qué partes componen la planta del girasol?

Conoce un poco más acerca de esta original planta a través de las partes que la componen:

  • Raíz. El girasol tiene tres tipos de raíces que se desarrollan en varias direcciones según las necesidades de la planta: raíz pivotante, raíces secundarias y raicillas.
  • Tallo. El tallo del girasol es semileñoso ya que es macizo en su interior. Su textura es rugosa y está cubierta de vello.
  • Hojas. Las hojas del girasol son grandes y largas. Además de dentadas y, al igual que el tallo, están cubiertas de vellosidad rugosa.
  • Flores. La flor puede tener forma plana o cóncava. La parte exterior de las flores sirve para atraer a los insectos polinizadores. En la parte interior están los pétalos y las anteras.

¿Cómo cuidar y cultivar girasol?

1. Cultiva el girasol en zonas con sol. El girasol es una planta que se puede adaptar a diferentes temperaturas, oscilando desde los 10ºC hasta aproximadamente los 30ºC. Su exposición al sol debe ser absoluta para su buen desarrollo. Igual de importante es la humedad en su cultivo, ya que influye en la cantidad y calidad del néctar.

2. Planta el girasol en suelos arcillosos. El girasol es una planta muy poco exigente en lo referente al suelo, aunque se da mejor en suelos arcillosos y ligeramente arenosos. El terreno debe ser rico en materia orgánica y debe disponer de un excelente drenaje y poca profundidad.

3. Riega abundantemente en el final de su desarrollo. En épocas de escasez, el girasol sabe aprovechar al máximo el agua, ya que sus raíces extraen el agua del suelo a profundidades impensables para otros cultivos. Aunque es de cultivo de secano, necesita de un buen riego en la fase de desarrollo final. Las necesidades de riego del girasol varían según en la etapa de desarrollo en la que se encuentre:

  • A las dos semanas de brotar requiere poco riego.
  • Después de comenzar la floración debes aumentar sustancialmente el riego.
  • En la etapa final de la floración las necesidades de riego son extraordinarias y aumentan de manera considerable.

flor-girasol-cuidado.jpg

4. Elige el abono según el tipo de suelo. La gran capacidad del sistema radicular del girasol para extraer nutrientes del suelo hace que esta planta no sea muy exigente a la hora de elegir el abono. Debes ajustar el abono según las necesidades del suelo y la etapa de desarrollo de la planta:

  • Abono rico en nitrógeno. Este abonado es necesario para garantizar el crecimiento y desarrollo de los órganos de las plantas.
  • Abono rico en fósforo. Es necesario durante la floración para mantener la cantidad de aceite de las semillas.
  • Abono rico en potasio. Este abono ayuda al equilibrio interno de la planta ya que la hace resistente a la sequía.

¿Qué más cuidados necesita el girasol?

Para lograr unos óptimos resultados en el cultivo del girasol debes tener también en cuenta esta serie de cuidados:

  • La siembra. La época de la siembra varía según el clima y la región donde cultives. En las zonas húmedas la siembra es poco profunda, al contrario que sucede en las secas, donde se realizan labores un poco más intensas debido a la falta de agua. En las siembras tempranas, el aceite es de mejor calidad.
  • Malas hierbas. Al aplicar herbicidas podrás acabar con este tipo de plantas, que albergan enfermedades y plagas y roban nutrientes a los cultivos.

cuidado-campo-girasol.jpg

¿Te has quedado con dudas? Consulta lo que necesites en nuestro Foro de Jardinería o comparte con nosotros ideas y proyectos subiéndolos a nuestra sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?