Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cuidar y cultivar mimosas?
28-07-2016 10:54

La mimosa, Acacia dealbata, es una planta perenne de crecimiento muy rápido que llega a alcanzar hasta los 10 metros de altura. Su origen es australiano y se usa principalmente como árbol ornamental, tanto en interiores como en el exterior, ya que su follaje es muy resistente y su flor muy atractiva para decorar. Cuidar y cultivar mimosas puede ser muy sencillo conociendo un poco más a este árbol tan decorativo. Seguidamente, conoce las partes básicas de las que se compone el árbol de mimosa:

  • Hojas. Son finas, de color verde y con forma de espigas.
  • Flores. Sus flores pueden ser amarillas, blancas, blancas amarillentas o rosas y se agrupan en racimos. Su textura es parecida al tacto del algodón. Su floración se produce de enero a marzo.
  • Frutos. Surgen justo después de la floración y provocan manchas tanto sobre la propia flor como sobre cualquier superficie que rocen.

planta-mimosa.jpg

 ¿Cómo cuidar y cultivar mimosas?

1. Clima: la mimosa florece en invierno en cualquier zona de clima templado, aunque tiene resistencia al frío. La temperatura no debería bajar de los 6ºC, ya que si esto sucediese, la planta se vería seriamente dañada. Debes proteger a la mimosa de grandes heladas y de fuertes vientos, porque su madera es muy débil y sus ramas se romperían, aunque, por otra parte, puede estar expuesta al sol todo el día.

2. Abono: la mimosa no se desarrolla bien en suelos arcillosos, pero sí crece muy fuerte en suelos ricos en materia orgánica y que además sean profundos y permeables. Elige un buen fertilizante y una buena materia orgánica tipo compost y abona el suelo antes de la plantación, realizando esta tarea unas tres veces al año. 

mimosa flor.jpg

3. Riego: aunque la mimosa soporta muy bien breves periodos de sequía, debes procurar elegir un buen riego para poder cultivarla en adecuadamente en tu jardín o huerto. Asegura un riego frecuente pero siempre manteniendo el suelo húmedo. Para ello, puedes ayudarte de un acolchado de compost en los meses de más calor, de esta manera evitarás que se seque el suelo y la tierra pierda humedad.

4. Poda: la mimosa no es un árbol que requiera de poda anual, pero debes controlar su crecimiento eligiendo las herramientas de poda adecuadas. Comienza con la poda de formación parta evitar que el árbol se descontrole al mezclarse las ramas, provocando ésto que se rompan o dañen unas a otras. 

mimosa arbusto.jpg5. Reproducción de la mimosa: la multiplicación de este árbol ornamental se puede realizar de dos maneras:

  • Reproducción mediante semillas. Es la forma más aconsejable de multiplicación, porque solo tienes que cultivar las semillas en un lugar húmedo y con sombra y, pasado un año, podrás trasplantarlo a una maceta o al lugar definitivo donde lo quieras ubicar.
  • Reproducción por esquejes. Elige tallos que no hayan florecido y plántalos en sustrato mezclado con arena y turba. Asegura la temperatura y humedad idónea, esperando 3 meses a que se sujeten bien las raíces.

mimosas hojas.jpg

¿Te ha gustado este post? ¿Quieres saber más acerca de este tema? Deja aquí mismo tus comentarios o tus dudas o visita nuestro Foro de Jardinería y, si ya has creado tu pequeño huerto o jardín y lo quieres compartir con nosotros, visita nuestra sección de Proyectos e inspíranos con tus ideas. ¡Te esperamos!

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?